Se cumple un año del asesinato del ex gobernador Carlos Soria

Se cumple un año del asesinato del ex gobernador Carlos Soria
Con el inicio del 2013, se cumple un triste aniversario: el del fallecimiento del ex gobernador Carlos Soria, quien no alcanzó a estar en el cargo ni siquiera un mes y que fuera asesinado por su esposa Susana Freydoz en la madrugada del 1 de enero de 2012.
Carlos Ernesto Soria (mucho más conocido como “El Gringo”) nació en Bahía Blanca el 1 de marzo de 1949 sin saber que le deparaba una vida marcada por la política, las decisiones y las responsabilidades por su provincia y su país.

Se desempeñó como titular de la SIDE, diputado nacional, e intendente de General Roca en la provincia de Río Negro desde 2003. El año en que asumió la intendencia se postuló por primera vez a la Gobernación, pero perdió ante Miguel Saiz por escaso margen.

En 2011 fue electo gobernador para el período 2011–2015, asumió esa función el 10 de diciembre. El 1 de enero de 2012 (a 21 días de asumir) fue muerto de un disparo cuando estaba en su casa en la Provincia de Río Negro.

Susana Freydoz fue encontrada culpable por la Justicia de "homicidio calificado por el vínculo y agravado por el uso de arma". Por el momento, la pena de 18 años la cumplirá en el área de Salud Mental del hospital de Cipolletti donde se encuentra alojada

Soria nació en Bahía Blanca pero creció en General Daniel Cerri, pequeña localidad cercana. Era hijo de Ernesto Soria, activo militante del Peronismo bonaerense apresado tras el golpe militar del año 1955.

Nada se supo de su padre durante meses; una vez liberado, razones de persecución política llevaron a su familia a mudarse a Bariloche. Durante el gobierno de Frondizi en marzo de 1959, su padre fue otra vez detenido y enviado a Bahía Blanca. Ya en libertad, hacia abril del 1962 se trasladaron a General Roca, donde su familia abrió un almacén de barrio.

En Roca, Carlos Soria realizó sus estudios secundarios en el Colegio Domingo Savio; luego continuó estudios en la Universidad de Buenos Aires donde se recibió de abogado en 1973.

Una vez graduado retornó a Roca donde ejerció su profesión y ocupó varios cargos en el Partido Justicialista, elegido en elecciones internas. Fue miembro de la unidad básica de General Roca, congresal provincial, consejero provincial y también Nacional.

Soria estaba casado con Susana Freydoz y tenía cuatro hijos: Martín, que fue legislador provincial y lo reemplazó en la Intendencia de Roca, al ganar las elecciones municipales; Germán, Carlos y Emilia.

Su fuerte carácter y su impulso imparable marcaban en Soria una personalidad única, que se llevaba todo por delante para conseguir sus objetivos. Eso en la actividad pública, era todo un sello que lo diferenciaba del resto.

Carrera política

Soria fue ministro de Justicia y Seguridad de la provincia de Buenos Aires nombrado por Eduardo Duhalde en octubre de 1999, cargo en el cual estuvo dos meses para luego asumir como diputado nacional por esa provincia.

Luego de la renuncia de Fernando De la Rúa a la presidencia en 2001, Duhalde fue designado presidente interino por la asamblea legislativa y Soria es convocado por el presidente como titular de la SIDE en los términos de la ley 25.520, cargo al que renunció en el mes de julio del año 2002.

En 2003 fue candidato a Gobernador por la provincia de Río Negro enfrentado al oficialista Miguel Saiz. Al salir derrotado se presentó como candidato a intendente de la ciudad de General Roca y le ganó al candidato radical la intendencia por 189 votos.

Soria fue de nuevo candidato a gobernador en provincia de Río Negro hacia 2011, con el apoyo del gobierno de la Presidente Cristina Fernández de Kirchner.

Los sondeos pronosticaban un triunfo por parte de Soria, en una provincia donde la Unión Cívica Radical retuvo la administración desde el regreso de la democracia en 1983.

Resultó electo con una ventaja de 14 puntos y como gobernador el 10 de diciembre de 2011. Soria consiguió junto a Alberto Weretilneck una victoria aplastante sobre César Barbeito y había conseguido una alineación política con la Presidencia de la Nación que despertaron mucha expectativa en la provincia.

Asesinato

"No quise matarlo". Esas fueron las primeras palabras de Susana Freydoz, la esposa del fallecido gobernador de Río Negro, cuando la Policía llegó a la chacra de General Roca.

Soria falleció el 1 de enero de 2012 a las 4:47 AM, luego de un disparo en el rostro, que se introdujo por el pómulo izquierdo alojándose en el cerebro.

Coment� la nota