Cristina se mostró con Scioli, pero no liberan fondos para la Provincia

Cristina se mostró con Scioli, pero no liberan fondos para la Provincia
Por Guido Braslavsky.

Fue en el anuncio de planes del área de Alicia Kirchner, la cabeza de lanza del Gobierno en territorio bonaerense.

Era una jornada muy particular. Hacía apenas tres horas, el cardenal Jorge Bergoglio, al que no hace mucho tiempo el kirchnerismo le colgó el título de “jefe de la oposición”, había aparecido en el balcón frente a la Plaza San Pedro por primera vez como Francisco I. La presidenta Cristina Kirchner llegó una hora más tarde al acto que iba a encabezar en Tecnópolis, y donde iba a cruzarse con otro “enemigo” pero de índole más íntima, el gobernador Daniel Scioli. Al ingresar al escenario, donde éste ya la esperaba junto a otros ocho gobernadores oficialistas, Cristina le hizo una distinción: fue al único que se detuvo un instante para estrecharle un poco por los brazos y darle un beso.

Mientras en La Plata dicen que la Presidenta sigue sin atenderle el teléfono, ante el pedido de fondos frescos o de emitir un bono que le de una solución a la crisis financiera, y en pleno conflicto docente en la Provincia, por lo que pudo saberse ése fue el único contacto que tuvieron ayer. Un beso que el gobernador consideró una actitud “normal” de Cristina hacia él, según comentaron en su entorno.

Scioli fue así casi un espectador más del acto en el cual, junto con Cristina, tuvo protagonismo la cuñada Alicia Kirchner, a quien el Gobierno sondea para encabezar la lista de diputados por la Provincia.

Es que se trataba de temas sociales, también con color electoral: se anunció el inicio de la preinscripción a partir del 1º de abril para 100.000 beneficiarias del plan “Ellas Hacen” (en el marco de Argentina Trabaja).

El programa estará orientado, dijo la Presidenta, a las mujeres, las que viven en barrios y villas de emergencia para “atacar el núcleo duro de la pobreza”. Y con énfasis en que llegue a las víctimas de violencia de género, las que tienen tres o más hijos y situación más vulnerable.

En el video del Ministerio de Desarrollo Social sobre el anuncio, la voz en off era de Alicia Kirchner. Un muñeco gigante con su figura acompañaba al costado del estrado a otros similares de Néstor y Cristina Kirchner.

Hubo la mayor ovación en un auditorio dominado por mujeres, con remeras que marcaban su pertenencia al programa de cooperativistas “Argentina Trabaja”, con el anuncio de un incremento del ingreso de ese plan a partir de abril, de $250. Estará compuesto por $100 por presentismo y $150 por productividad. Con lo cual se puede llegar a percibir hasta $ 2.000, y para las madres, se suma lo que reciben por la Asignación Universal por Hijo.

Aunque el Gobierno cuenta para sí con alrededor del 70% de la red de medios del país, la Presidenta volvió a justificar el uso de la cadena nacional al quejarse de que “los medios” no dan cuenta de los anuncios oficiales e inauguraciones de obras.

Aseguró que con los planes sociales “queremos generar ciudadanía” y buscó aventar críticas de clientelismo al asegurar que “el concepto es ganarse las cosas, porque nadie regala nada, este Gobierno no piensa regalarle nada a nadie”.

Al final se acercó a saludar a algunas cooperativistas, y partió sin hablar con Scioli, que sigue en conflicto con docentes y estatales en una provincia con cuentas en rojo. Pero cuyo peso electoral será clave, una vez más, en las elecciones de octubre en que el cristinismo buscará tener continuidad más allá de 2015.

Coment� la nota