La Cámara Federal confirmó al juez Ariel Lijo al frente de la causa Ciccone

La Cámara Federal confirmó al juez Ariel Lijo al frente de la causa Ciccone

El magistrado había sido recusado por Maximiliano Rusconi, defensor de Nicolás Ciccone.

La Cámara Federal porteña confirmó al juez Ariel Lijo al frente de la causa Ciccone, en la que están procesados el vicepresidente de la Nación,Amado Boudou, y el empresario Alejandro Vandenbroele, entre otros.

Según consigna la agencia DyN, por unanimidad la Sala I de la Cámara –la misma que ratificó la desestimación de Nisman– rechazó la recusación que el abogado MaximilianoRusconi, defensor del empresario Nicolás Ciccone –además de ser el patrocinante de Diego Lagomarsino en la causa Nisman–, presentó contra Lijo, por presunto temor de parcialidad por parte del magistrado. 

La defensa sostuvo que Lijo primero aceptó al empresario como querellante en la causa y que después revocó esa decisión cuando trascendió que Boudou iba a recusar al juez por su presunta relación con un abogado de Ciccone, Marcelo Ruiz.

"Yo no desconfío para nada en la honestidad de Lijo, tengo las mejores referencias y no me voy a hacer cargo de si eso es cierto o no porque no me preocupa. Pero me parece que es lo único que ha sucedido que puede justificar el cambio de criterio con respecto a los Ciccone y una necesidad de sobreactuación de independencia en donde se tiende a ser injusto contra el que dicen que estoy a favor", había dicho días atrás Rusconi.

Los camaristas Jorge Ballestero, Eduardo Farah Eduardo Freiler rechazaron de manera unánime el planteo de recusación de la defensa de Ciccone. Así, Lijo quedó al frente de la investigación en la que podrá avanzar en los lineamientos que marcó la Cámara cuando confirmó los procesamientos en la causa y pidió ir sobre otros acusados y la ruta del dinero.

El juez Lijo procesó a Boudou, a su socio y amigo José María Núñez Carmona, a Vandenbroele -ex titular de "The Old Fund", la controlante de la ex Ciccone-, al ex funcionario del Ministerio de Economía Guido Forcieri, al directivo de la AFIP Rafael Resnick Brenner, a Nicolás Ciccone y a su yerno Guillermo Reinwick.

La Cámara confirmó en febrero todos los procesamientos y le dictó la falta de mérito a Reinwick para que siga siendo investigado. Todas las defensas apelaron el fallo de la Cámara para que sean revisados por la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal.

Lijo dictó los procesamientos al dar por acreditado que Boudou utilizó su cargo de ministro de Economía para influenciar en el levantamiento de la quiebra de la ex Ciccone Calcográfica (actual Compañía de Valores Sudamericana), que atravesaba una mala situación económica, y quedarse con el 70 por ciento de las acciones de la empresa a través de "The Old Fund".

El vicepresidente está acusado de los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho pasivo, que fue, según la Justicia, el recibir como coima un porcentaje de la empresa. 

Coment� la nota