El PRO va por Barrueco y sospecha de la moral de las instituciones de Avellaneda que avalan a Garibaldi

El PRO va por Barrueco y sospecha de la moral de las instituciones de Avellaneda que avalan a Garibaldi

La oposición al acusar al oficialismo de querer imponer una defensora, acusan a las instituciones de inmoralidad. El jueves si hay sesión especial se dirime una interna en el PRO. La defensoría poco importa. Lo que quiere la logia “ex Cacho” es quedarse con la onerosa presidencia del HCD. Falta el voto 13 que aún está en disputa. ¿Bertolotto, García o un K?

Por Ricardo Carossino

A estrategia no parece ser la defensoría del pueblo de Avellaneda para la oposición al intendente Jorge Ferraresi, que reconoció que uno de los propios “se dobló”, como la concejala Mari Balbuena ex esposa del ex Cacho Baldomero Álvarez de Olivera.

En realidad, fuentes del Frente Renovador confiaron a Política del Sur, que la intención de la diputada nacional Gladys González y Cacho Álvarez es destituir al presidente del Concejo Deliberante Hugo Barrueco, por eso no extrañaría que desde “arriba”, trataran de convencer a Daniel García para que sea el voto 13 con la condición de su mujer sea la defensora .

Se sabe que lo que argumentan algunos concejales opositores y el mismo ex Cacho, es que el Frente para la Victoria (FPV) quiere imponer a Laura Garibaldi como defensora del pueblo, pero de este modo lo que hacen es sospechar e insultar la moral de las instituciones intermedias que firmaron el aval y el acompañamiento a Garibaldi. ¿Habrán pensado tamaño detalle?

Lo cierto es que el jueves próximo se juega en el HCD una interna del PRO además. No hace falta que nadie de los macristas lo confirme o que lo explique. Ya es de público conocimiento que entre la diputada González y el concejal García las relaciones son de entero enfrentamiento por el liderazgo del PRO de Avellaneda. El triunfo del bloque que responde a González sería el destierro de García y viceversa.

Fuentes del kirchnerismo por su parte, dijeron a PDSur que “el voto 13 van a tratar de definirlo arriba”. O sea, que por el lado del PRO el operador técnico de la gobernadora Vidal llame a García y que por lado del Frente Renovador, el mismo Sergio Massa hable con el edil Armando Bertolotto para ver cómo manejan el tema, pero Política del Sur intentó comunicarse con el entorno del ex titular del HCD y nadie atendió los teléfonos durante el fin de semana largo.

Por lo que señalaron fuentes kirchneristas, la intención del PRO es destituir a Barrueco, sin ningún elemento de prueba real para reemplazar por uno propio como es el titular de Empleados de Comercio Orlando Machado. ¿Cuál es la verdadera, oculta y onerosa razón para semejante jugada? Ciertamente no se sabe, aunque el concejal macristaAlessi, conminó a dejar “mezquindades de lado”.

Por otra parte una fuente del PRO confió a este medio que están buscando el voto 13, ahora, fuera del massismo, y dejando de lado también a García, y de acuerdo a lo asegurado ese voto podría ser de adentro del FPV, sería la segunda traición a Ferraresi.

Este medio habló con un estrecho colaborador del intendente y éste aseguró que “mete la mano en el fuego” por todos los ediles del bloque del FPV, aunque un presente en el asado en la casa de del ex Cacho, insistió en esta teoría, que de todos modos lo no dan como ganada. Se estaría negociando.

Fuentes presentes en la logia ex Cacho dijeron que del encuentro el concejal Rodrigo Galetovich y se levantó y se fue. No se entiende que Galetovich juegue en este momento a favor del PRO cuando se dirime la interna del radicalismo con fuertes críticas a Daniel Salvador por no pelear por la presencia de la UCR en el gobierno de Vidal que además sacará al único ministro de la UCR. Por otra parte, cómo explicaría Galetovich una destitución sin argumentos perteneciendo a un partido centenario que sufrió golpes y destituciones.

Por el lado del Frente Renovador, los concejales José Alessi y Ramón Leiva además aseguraron que desde ahora darán quórum para una sesión especial con la intención de destituir a Barrueco, titular del HCD de un gobierno legítimamente por el pueblo de Avellaneda, pero no afirmaron nada sobre la conducta política que tendrá respecto de la intencionalidad de la sesión.

En ese sentido Alessi señaló a otro medio que luego de esa decisión intentaron consensuar para modificar a las autoridades del Concejo pero indicó que les “faltaba una firma, el voto número 13, para que eso suceda”.

“Al ver que eso no prosperaba decidimos no avanzar porque si no concurrimos al recinto no se puede sesionar porque no hay quórum y eso paralizaría la actividad perjudicando a los vecinos, y no podemos caer en eso por intereses políticos. Por ese motivo resolvimos participar de ahora en adelante, dar quórum y que los proyectos se aprueben por mayoría o minoría pero siempre marcando nuestra postura”, precisó a Inforegión.

Coment� la nota