El Banco Provincia está “al límite” y no puede financiar el déficit que deja María Eugenia Vidal

El Banco Provincia está “al límite” y no puede financiar el déficit que deja María Eugenia Vidal

Las ganancias están por debajo de la inflación y los riesgos a futuro son muchos y variados. Pero ninguno es tan grave como la voracidad financiera del Tesoro bonaerense.

La situación del Banco de la Provincia de Buenos Aires, la entidad financiera más longeva del país, es seguida con atención por el equipo de transición de Axel Kicillof. Pero también por el gobierno de María Eugenia Vidal, que acaba de blanquear que terminará el año con un enorme rojo fiscal y busca alternativas para financiarlo.

Esta semana se reunieron Federico Salvai, el Jefe de Gabinete provincial, y Carlos Bianco, líder de los equipos de transición que designó Axel Kicillof para obtener informes de parte de la administración saliente. En ese encuentro, Bianco confirmó la sospecha del gobernador electo sobre el rojo de las cuentas bonaerenses.

Salvai admitió que faltan unos 70 mil millones de pesos para cerrar en equilibrio y que aspiran a que el gobierno nacional aporte 20 mil. El resto -o el total, si las gestiones frente a Mauricio Macri no dan resultados- se financiaría, de acuerdo a los planes de Gobernación, con créditos del Banco Provincia y del Banco Nación.

Según contó a INFOCIELO, Bianco sugirió respetuosamente que se descartaran esas alternativas y que se buscara un auxilio extra de parte del Gobierno nacional, en sintonía con un pedido anterior de Kicillof en pos de que el déficit de la administración central no se financie con la caja de organismos descentralizados como IOMA, IPS o el propio BAPRO.

El temor de Kicillof es que la banca pública bonaerense esté en iguales o peores condiciones que el Tesoro, a pesar de que la entidad afirma tener un patrimonio neto “superior a los 51.500 millones de pesos” y de que según datos oficiales obtuvo en el tercer trimestre del año ganancias por más de 6 mil millones de pesos.

Lo que no dicen los anuncios oficiales es que esa ganancia representa un 30 por ciento de crecimiento que está por debajo de los índices de inflación acumulados en el mismo lapso de tiempo (37.7 por ciento a septiembre). Tampoco respecto del agotamiento de esas fuentes de ingreso.

Comentá la nota