El Alberto arrasó en el duelo de hermanos y Poggi quedó segundo

El Alberto arrasó en el duelo de hermanos y Poggi quedó segundo

El gobernador obtuvo la reelección y festejó desde la sede del PJ. El Adolfo reconoció la derrota y Poggi, apoyado por el PRO y la UCR, se afincó en el segundo lugar. 

Con el 96% de las mesas escrutadas, el gobernador Alberto Rodríguez Saáprevalecía en el duelo fraternalcontra Adolfo por casi 30 puntos y se aseguraba la reelección. En tanto, el senador nacional Claudio Poggi, apoyado por el PRO y la Unión Cívica Radical (UCR), esquivo la polarización y quedaría en segundo lugar. Según los primeros números oficiales, el gobernador cosechaba cerca del 42,09% de los votos y el peronista Poggi el 34,71% de los sufragios. En tanto, Adolfo acumulaba el 22,09% de los sufragios.

Como en buena parte del territorio argentino, San Luis no escapó al histórico apagón y los comicios empezaron con una hora y media de retraso. En acuerdo con el Ministerio del Interior, que conduce el macrista Rogelio Frigerio, las autoridades electorales provinciales decidieron esperar a que asome la luz sola para iniciar la jornada electoral en las 1207 mesas de votación repartidas en más de 230 centros de votación.

Minutos antes de los primeros resultados provisorios, Adolfo Rodríguez Saá reconoció la derrota y, de manera implícita, que había quedado en tercer lugar en la disputa puntana. "Aunque nos quedamos atrás somos hombres y mujeres de convicciones", remarcó el ex gobernador, que meses atrás comenzó una dura pelea con su hermano que devino en una competencia por la gobernación.

Bajo la leyenda "San Luis, otro país", el Alberto -actual gobernador- y el Adolfo se repartieron el control de la provincia y, durante tres décadas, hicieron un culto de su diferenciación, en gestión y en lógica política, con la Casa Rosada, sin importar si gobernaba el peronismo o Cambiemos.

La única interrupción de su dominio llegó de la mano del senador Poggi, un peronista que creció y se desarrolló bajo el armado de los hermanos pero que rompió con el esquema de los Rodríguez Saá luego de su mandato como gobernador (2011-2015). De esa fecha a la actualidad, Poggi se acercó al PRO y tejió con la Unión Cívica Radical (UCR), que le presta su estructura y fiscalización en el interior de la provincia.

El gobernador votó en la Escuela Rivadavia de la ciudad de San Luis. En tanto, su hermano Adolfo concurrió con su esposa a votar a una escuela de Potrero de los Funes, a unos 20 kilómetros de la capital puntana. En tanto, Poggi se acercó a sufragar a la Escuela Normal Juan Pascual Pringles y dijo que llegó media hora tarde producto de la falta de suministro eléctrico y las condiciones climáticas.

El retraso en la apertura de los centros de votación y la falta de energía eléctrica complicó el normal desarrollo de los comicios, al igual que en Santa Fe y Formosa. “Fue un esfuerzo terrible en una jornada difícil”, describió el juez electoral, Fernando Spagnuolo. A pesar de que se especulaba con un retraso en la carga de los primeros resultados provisorios

Además de la pulseada por la gobernación, se eligieron cinco senadores provinciales, 21 diputados provinciales, 41 comisionados municipales y 19 intendencias. El oficialismo compitió con el sello Frente Unidad Justicialista y el binomio Alberto Rodríguez Saá - Eduardo Mones Ruíz), Frente Juntos por la Gente con el dueto Adolfo Rodríguez Saá - Marcelo Sosa y Claudio Poggi junto a Enrique Ponce, bajo la coalición San Luis Unido.

Coment� la nota