AFIP eleva intereses que cobrará a morosos y los ata a tasa del Nación

AFIP eleva intereses que cobrará a morosos y los ata a tasa del Nación

Subió la tasa de interés de morosidad. Tributaristas creen que la medida creará una "bola de nieve" de deuda incobrable de pymes que no tienen capacidad de pago. 

Para evitar que los contribuyentes sigan "pateando" el pago de impuestos, una de las tantas formas de financiamiento en un contexto económico complicado, el Ministerio de Hacienda alineó las tasas de interés que cobra la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP) a los contribuyentes morosos con los rendimientos del mercado.

PUBLICIDAD

Hasta ahora, los intereses resarcitorios (atraso simple) y punitorios (cuando hay un reclamo judicial iniciado) que había que abonarle a la AFIP eran del 3% y 4% mensual, respectivamente. A partir de marzo, esas tasas aumentarán al 4,5% para los intereses resarcitorios y 5,6% para los punitorios, un cambio que empezará a regir únicamente para los nuevos planes.

Además, la AFIP aseguró que, bajo el nuevo esquema, la tasa que se le cobrará a los morosos pasará a ser flotante. "Si la tasa del Banco Nación sube, la de AFIP quedará en este nivel. Si baja, como se prevé en los próximos meses, entonces la de AFIP bajará", indicaron fuentes del organismo. Además, existe un tope anual, como ahora.

Así lo estableció el último viernes la cartera de Hacienda bajo la resolución 50/2019 publicada en el Boletín Oficial. La misma dejó en claro que la intención detrás de la medida es "adecuar las tasas a las condiciones económicas actuales, a fin de estimular la cancelación en término de las obligaciones y evitar que los contribuyentes morosos financien sus actividades mediante el incumplimiento de los impuestos".

Mirá tambiénUno por uno, los 163 impuestos que existen en la ArgentinaEl Iaraf realizó una recopilación de todos los componentes del robusto sistema tributario argentino en todos los niveles estamentales. Cuál es el fin de cada uno, qué hechos grava ...

Es que, de acuerdo con diferentes especialistas, la tasa que cobraba la AFIP a sus deudores estaba en al menos 15 puntos porcentuales por debajo de la que cobran los bancos y demás entidades financieras, y esto generaba un incentivo a los contribuyentes a estirar los pagos de impuestos y, de esta manera, financiarse de forma relativamente barata a costas del Fisco.

En este punto, desde el Estudio Bruchou, el abogado Nicolás Nogueira Castellini aclaró que actualmente la tasa de morisidad es del 36% anual y que, a partir de abril, si se calcula a valores de hoy, pasará a fijarse en alrededor del 54 por ciento.

"Esto genera indirectamente que los contribuyentes se financien a costas del Estado, pero con el aumento de tasas hay incentivos desde el Gobierno para dejar de fomentar este financiamiento", explicó Nogueira Castellini.

Desde Hacienda aseguran que buscan evitar esta maniobra aunque, si bien fuentes de la cartera no lo explicitaron, es otra forma de aumentar la presión impositiva al sector privado en un año donde la meta fiscal de déficit cero es ambiciosa y, al mismo tiempo, dependerá en gran medida del desempeño de la recaudación.

Efecto "bola de nieve"

No obstante, para Cesar Litvin, CEO de Estudio Lisicki, Litvin & Asoc., dado el contexto económico difícil para las empresas, sobre todo para pymes, la medida podría causar el efecto contrario. "Hay pymes que están al borde de la cesación de pagos y no van a poder pagar esta nueva tasa de interés de la AFIP", indicó Litvin.

Por lo cual, el experto advirtió que "aumentar la tasa de interés va a lograr un efecto de bola de nieve" a medida que pase el tiempo, "y esa deuda se convertirá en un stock de crédito para el Fisco que será incobrable".

El segundo punto que recalcaron los especialistas es que no se aumentó en igual proporción lasa tasa de interés a favor de los contribuyentes que son acreedores del Estado. "Esto provocó una profundización de la desigualdad entre el Fisco y el contribuyente porque, por un lado, se cobra una tasa anual de 54% en intereses resarcitorios, mientras que en las acciones de repetición la tasas es del 6% anual", explicó Javier Malamud, socio del Departamento Tributario del Estudio Bruchou, Fernandez Madero & Lombardi.

La última vez que el Gobierno tocó esta tasa fue en 2011, cuando la administración de Cristina Fernández de Kirchner ubicíó el interés resarcitorio en 3% y el punitorio en 4% mensual.

Coment� la nota