Larreta no da marcha atrás con la reapertura pero analiza los tiempos de la flexibilización

Larreta no da marcha atrás con la reapertura pero analiza los tiempos de la flexibilización

La decisión se tomó esta semana: la economía porteña volverá a funcionar de manera escalonada. El estudio sobre la pandemia económica que alertó.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, está decidido: no dará marcha atrás con la flexibilización que se trazó de aquí a fin de año para la Ciudad de Buenos Aires. Su equipo de epidemiólogos, que son coordinados por el ministro de Salud, Fernán Quirós, observa que, de manera ostensible, la Capital Federal está más cerca de llegar a un índice de contagios decreciente, lo que implicaría que pasó el pico de la curva de COVID-19.

En el Gobierno porteño destacan que, aunque los contagios no terminen de bajar, en todo caso se dilatarán las fechas de reaperturas de las distintas actividades pero que, de ninguna manera, se dará marcha atrás.

De todas formas, el último número de este jueves 16, ubicado en 854 contagios, volvió a exponer un dato que Quirós viene repitiendo: la estrategia de testeos y aislamiento, sumado a los buenos resultados que ya se vieron en la villa 31, permiten ver un horizonte favorable con respecto al futuro del desarrollo del Coronavirus en la Ciudad.

 

A un día del anuncio, los casos de coronavirus fueron 3.624 y 62 las muertes

En ese marco, no solo los números sino una decisión política que terminó de cocinarse en los últimos días: aunque sea de manera escalonada, Larreta quiere volver a hacer funcionar la rueda de la dañada economía porteña.

Un estudio que atesora el Ministerio de Desarrollo Económico, cuyo titular es el radical José Luis Giusti, muestra que, en uno de los primeros trabajos de campo realizados a poco de comenzada la cuarentena, del total de comercios cerrados, casi un tercio no volverán a abrir y del otro 70%, la mayoría estaban facturando hasta un 30% de lo que venían facturando, como máximo. De hecho, por caso, los bares y restaurantes le han planteado al Gobierno porteño que el “take away” y el delivery apenas alcanzan para sostener los costos.

A eso se le suma otro dato clave: la asistencia alimentaria que entrega el Ministerio de Desarrollo Humano a cargo de María “Mery” Migliore subió de colaborar con 102 mil personas en marzo a más de 353 mil, lo que representa un aumento del 246%.

 

Comentá la nota