Venta de Costa Salguero: Gabriela Cerruti presentará una denuncia contra Larreta

Venta de Costa Salguero: Gabriela Cerruti presentará una denuncia contra Larreta

El 5 de diciembre, la legislatura porteña aprobó la venta de los terrenos públicos de Costa Salguero y Punta Carrasco para el desarrollo de un "proyecto urbanístico". Cuando termine la feria judicial, Cerruti va a denunciar al jefe de Gobierno porteño porque sostiene que además de ser un negocio inmobiliario, la Legislatura porteña no cumplió con la normativa vigente para la venta de terrenos públicos. Y asegura que la construcción de edificios frente al Río de la Plata afectará al medio ambiente. 

Apenas termine la feria judicial, la diputada del Frente de Todos Gabriela Cerruti va a presentar una denuncia en el fuero contencioso administrativo de la Ciudad de Buenos Aires contra el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta por haber puesto a la venta terrenos públicos en Costa Salguero y Punta Carrasco para el desarrollo urbanístico. La ley se aprobó en la última sesión del año, con la relación de fuerzas anterior al triunfo del Frente de Todos. "El texto ingresó a la Legislatura porteña apenas antes de que se votara y no tenía información relevante sobre impacto ambiental ni catastro. La denuncia que estamos preparando tiene dos ejes: las tierras de dominio público requieren un sistema de aprobación denominado de `doble lectura´que en este caso no se aplicó y la ley viola el derecho al ambiente sano, porque lo que quieren hacer es construir edificios y eso va a modificar el paisaje y hasta la temperatura", dijo a este diario la legisladora.

Con 42 votos positivos y 17 en contra, la Legislatura de la Ciudad aprobó el 5 de diciembre la venta de los terrenos públicos donde se ubican los complejos de Costa Salguero y Punta Carrasco para el desarrollo urbanístico. Se trata de 23 hectáreas, frente al Río de la Plata, que ocupan ambos predios. Además, fueron autorizadas las ventas de cerca de 60 inmuebles de titularidad de la Ciudad. El texto no era claro, pero los legisladores del Frente de Todos y del FIT votaron en contra porque olían algo raro. La norma que habilita la venta salió con el apoyo de los macristas y aliados. 

La ley establece que al menos el 65 por ciento de la superficie del conjunto estará destinada preferentemente a la generación de espacios verdes parquizados mientras que el otro 35 por ciento  será para residencias que no podrán superar los cuatro pisos de altura debido a la ubicación cercana al aeroparque Jorge Newbery. 

Pero Cerruti dice que ése es un viejo truco para generar un negocio inmobiliario solapado: "Siempre dicen lo mismo y después te contabilizan como espacios verde los patios y las calles". Por otra parte, la diputada señaló a este diario que las tierras son públicas y no les dieron el tratamiento que requiere ese tipo de venta, conocido como "doble lectura". Eso implica que el proyecto de ley tiene que ser votado dos veces y en el medio tiene que haber una audiencia pública, que en este caso no existió. Sucede que el Gobierno de la Ciudad no les reconoció ese estatus a las tierras, que según explicó Cerruti son públicas porque en su momento fueron donadas por la Administración General del Puerto aunque ahora estén concesionadas.

Desde el gobierno de la Ciudad, cuando se aprobó el proyecto,  manifestaron que “no tiene un espíritu especulativo sobre la tierra” y que lo que se busca es que el lugar “genere atracción”. Larreta sostuvo que “cada inmueble fue estudiado considerando su situación dominial, el origen de su afectación, la vigencia del mismo” así como también “su efectivo uso público, su estado de ocupación, su necesidad para la gestión del Gobierno”. Sin embargo Diego Gutiérrez, presidente del Centro Costa Salguero, cuyo centro de exposiciones funciona dentro del predio, opinó entonces que “prescindir de un lugar como éste tiene un impacto que debería ser evaluado integralmente” ya que el centro “genera muchos puestos de trabajo, alrededor de 28 mil en forma directa e indirecta, con unos 80 eventos y 40 exposiciones”.

También alzaron su voz los sectores defensores del medio ambiente. Enrique Viale, de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, había dicho que “éste es un negocio de miles de millones de dólares. Son nuestras minas a cielo abierto en las ciudades porque tienen el costo de eso, esa ganancia" y agregó que "lo de Costa Salguero son 17 hectáreas en la costa del río. Es la última oportunidad que tenemos para generar ese abrazo al río que tanto pedimos los porteños y dejar de darle la espalda a este lugar".

Cerruti aseguró también que la gente con plata ya tiene Puerto Madero, que tiene vista al río y que hoy en día hay sólo 60 kilómetros de costa para los que quieren disfrutar del paisaje. "Mientras nosotros peleamos para que se corra el aeropuerto para generar más costa, ellos construyen más edificios. Además de que va a cambiar la temperatura de la Ciudad nos quieren cortar el derecho al horizonte", dijo a PáginaI12.

Comentá la nota