Tordillo: Olivera se despegó de causa GIRSU y apuntó contra el gobierno

Tordillo: Olivera se despegó de causa GIRSU y apuntó contra el gobierno

Héctor Olivera (PJ) sostuvo que se trata de una "persecución judicial". Dijo que solo llegó la mitad de los fondos comprometidos en el gobierno de Cristina Kirchner  y por ello no se pudo terminar la planta de reciclado en Conesa.

El intendente de Tordillo Héctor Olivera rechazó las acusaciones en la causa GIRSU, donde días atrás la Cámara Federal ratificó su procesamiento junto a más de 40 intendentes, por administración fraudulenta con fondos nacionales durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Presentó ante medios de comunicación pruebas documentales de cómo fueron invertidos los fondos destinados por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Jefatura de Gabinete para la construcción de una planta de reciclaje en su distrito entre los años 2013 y 2015. 

"Están todos los papeles y las respectivas facturas de cada peso invertido en la obra de construcción de la planta de reciclaje en la localidad de General Conesa", afirmó el intendente Olivera. "Y también está lo más importante, que es la obra en sí. Cualquier vecino de nuestro distrito o cualquiera de ustedes acá puede ir caminando a verla ahora mismo, porque está. No es un relato. La obra está hecha y es difícil comprender cómo pueden decir que los fondos no se utilizaron correctamente si la obra se ejecutó en tiempo y forma", agregó.

Lo convenido era una inversión de $1.658.000 para la construcción de la planta pero solo llegó la mitad ($829.000). Los restantes 50% de los recursos iban a destinarse a la finalización de la obra. "Pero eso nunca pasó", admitió.

Y remarcó: "Llegó el año 2015, ellos ganaron las elecciones y lo primero que hicieron fue suspender el giro de los recursos previstos en el convenio. Nos dejaron con una obra hecha acá, pero sin la posibilidad de inaugurarla y de poner en marcha la planta de reciclaje como corresponde".

"En un comienzo pensé que lo habían suspendido para auditar, ver que estaba todo en orden y luego seguir. Pero estaba muy equivocado. No querían auditar ni chequear nada en absoluto, hicieron todo con la idea de generar material para una verdadera persecución judicial. No era difícil, estaban todos los documentos, las facturas, el galpón construido, todo. Pero no querían corroborar nada, todo eso fue para armar un escándalo sobre la base de nada y ensuciar las elecciones de este año”, aseguró.

Y añadió: "Me quieren ensuciar a mí, que soy un intendente con todos los papeles en regla, además de decenas de otros intendentes por todo el país. Los números que no dan son los números de las encuestas, ellos ya saben que va a ser imposible entrar a un hogar a hacer campaña con la boleta de Macri, porque la gestión es espantosa. Entonces inventan estos escándalos mediáticos y judiciales para embarrar la cancha y llevar la discusión a cualquier otra parte".

"Pero acá eso no va a funcionar. Confío en que, cuando todo esto se aclare, la gente de nuestro distrito verá con claridad que se trató de una persecución judicial con fines políticos. Y también confío en que el próximo gobierno cumpla el resto del convenio firmado, para que podamos terminar la construcción y tener al fin nuestra planta de reciclaje, que es lo que la gente de nuestro pueblo se merece", señaló.

Coment� la nota