Seducido por el albertismo, se acerca Lammens a la oposición para destronar a Larreta en la Ciudad

Seducido por el albertismo, se acerca Lammens a la oposición para destronar a Larreta en la Ciudad

El presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, confirmó su interés en dar el salto del fútbol a la política y sumarse al frente de unidad opositora en la Ciudad, en el que están incluidos el kirchnerismo, sectores de centro izquierda y el peronismo federal. El anuncio de Cristina del sábado, en el que dio a conocer que Alberto Fernández será el candidato a presidente, encendió nuevamente un diálogo -que se había enfriado- entre el dirigente azulgrana y el peronismo.

 

De 39, con una carrera que se inició como fletero, siguió como kiosquero y hoy lo muestra como un empresario y dirigente deportivo de uno de los cinco grandes de Argentina, Lammens fue llamado, varias veces, a integrar casi todos los espacios que hoy se disputan en poder en la Argentina. Si bien hasta el presente no dio el salto, confesó en varias oportunidades su deseo de gobernar la Ciudad con una mirada progresista. “Si ser de izquierda significa tener sensibilidad social y querer que a los que trabajan les vaya mejor que a los que especulan, entonces seré de izquierda”, remarcó en una entrevista a Hernán Vanoli en la revista Panamá. También confesó que fue tentado por el PRO pero que nunca comulgó con sus ideas, que asocia a la derecha.

Desde el kirchnerismo porteño aseguran que hubo un cambio de actitud de Lammens desde que surgió la nueva fórmula presidencial. En tanto, remarcaron que hace tiempo llaman al presidente de San Lorenzo para que se sume al frente que busca destronar a Larreta del territorio porteño pero el empresario mostraba cierta resistencia. 

Apenas distinta es la versión que dieron en las oficinas de Lammens. Cerca de él, sostuvieron que “nunca se negó a charlar” y que siempre habló con todos. “Lo que planteamos, antes y ahora, es que había que tener audacia para armar algo bien grande y nuevo en la Ciudad”. En tanto, reconocieron que, en el presente, “hay muy buena predisposición de todos”. Además, frente a los rumores de una inminente renuncia a la presidencia azulgrana para dedicarse de lleno al desembarco en política, en el entorno del dirigente negaron rotundamente que abandone su cargo en el club antes de tiempo.

Aunque los resultados futbolísticos no lo acompañan en el presente (San Lorenzo perdió 2-0 el jueves contra Estudiantes de San Luis, un equipo del Federal A, por la Copa Argentina), los socios -hoy enojados- le reconocen haber llegado a un club en plena crisis y le destacan logros importantes: ganó la primera Copa Libertadores, mejorar el predio del club, resolvió el conflicto con Carrefour para volver a Boedo (Proyecto de Rezonificación y Reparación Histórica) y fue un pionero en avanzar en asuntos de género. De todos modos, los hinchas ponen una bisagra entre los dos mandatos y muchos reniegan que utilizó la segunda mitad para “hacer política”. 

Desde la oposición destacaron que el armado en la Ciudad será el último en gestarse, dado que el jefe de Gobierno decidió no desdoblar los comicios y un eventual balotaje sería recién el 24 de noviembre. Lammens aún no aseguró que será candidato, pero por lo pronto manifestó que tiene "un equipo espectacular” y está convencido de ser “una persona idónea” para gobernar la Ciudad.

Encuentro de Unidad Ciudadana en CABA

En tanto, el jueves, como consecuencia de la nueva fórmula presidencial, los y las dirigentes de Unidad Ciudadana de la Ciudad de Buenos Aires se reunieron para analizar el escenario de cara a las próximas elecciones. "Estamos convencidos de que en unidad podemos ganarles. Tenemos que dejar atrás las viejas diferencias y poner la mirada en el futuro para construir la Ciudad y el país que nos merecemos", destacaron en un comunicado de prensa.

Coment� la nota