Schiaretti se mostró activo en su regreso anticipado

Schiaretti se mostró activo en su regreso anticipado

Tenía previsto permanecer en Brasil de vacaciones hasta mañana, pero volvió ayer. Aseguró que tomó la decisión por el problema del agua potable en la ciudad de Córdoba.

Preocupado por una serie de problemas que afectaron a su gestión, el gobernador Juan Schiaretti decidió cortar sus vacaciones en Brasil y regresó ayer a Córdoba, donde se mostró activo y con anuncios para tratar de resolver el peligro de contaminación del agua potable en la Capital.

En el Centro Cívico buscaron minimizar la resolución del gobernador de adelantar dos días su regreso a la provincia, pero hubo varias cuestiones que impulsaron la decisión.

De manera oficial, el propio mandatario aseguró que anticipó su vuelta por la cuestión de las fuertes lluvias en el valle de Calamuchita y el efecto que tuvieron en la provisión de agua potable en la ciudad de Córdoba, por riesgo de contaminación. (Más información en página 20 )

“Apronté mi regreso por la situación que se vivía con el agua, en la Capital especialmente”, manifestó Schiaretti en un breve contacto con los periodistas.

De todos modos, hay otras cuestiones que generaron preocupación en el Gobierno provincial: los datos de la pobreza que brindó esta semana el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec); el conflicto docente y el problema de la inseguridad que afectó a dos legisladores opositores.

Esto en el marco de la aprobación de la Ley de Seguridad Ciudadana que fue avalada en la Legislatura, sólo con el voto del oficialismo.

Aunque nadie lo va a admitir, la polémica por la compra de 250 móviles policiales también generó ceños fruncidos.

El vocal opositor en el Tribunal de Cuentas, el radical Esteban Bría, denunció un posible sobreprecio en esa operación, cuestión que fue desmentida desde el Gobierno. Pero el gobernador Schiaretti no habría quedado conforme con el modo en que se explicó la cuestión por parte de los funcionarios.

Pobreza y disgusto

Una cuestión que no tendrá resolución en la provincia son las cifras que días pasados difundió el Indec.

El organismo nacional midió que en el Gran Córdoba el 40,5 por ciento de su población es pobre y el 10,8 por ciento es indigente.

Si bien no habrá un cuestionamiento público de estas estadísticas, en el Centro Cívico creen que hay “errores metodológicos” en el relevamiento de las muestras.

“No puede ser que en el Gran Córdoba haya más del 40 por ciento de pobres y en Rosario sólo el 26 por ciento. Algo falló”, rezongó por lo bajo un funcionario schiarettista.

¿Qué hará la Provincia? Los técnicos de la Dirección de Estadística y Censos de la Provincia se pondrán en contacto con funcionarios del Indec para interiorizarse del trabajo realizado.

Las cifras del Indec le pegaron de lleno a una de las columnas vertebrales de la publicidad oficial del schiarettismo, que asegura que Córdoba es la provincia que más invierte en asistencia social.

“Somos el Gobierno provincial más progresista de la patria”, aseguró días pasados Schiaretti, en un acto del PJ de la Capital.

No es un dato menor que gran parte del presupuesto para programas sociales –que según el gobernador, este año será de 6.300 millones de pesos– esté bajo la administración de Alejandra Vigo, secretaria de Equidad y Fomento del Empleo e influyente esposa del mandatario provincial.

Respuesta

Peronismo. Para Passerini, las críticas del mestrismo son oportunistas. El legislador Daniel Passerini (PJ) calificó de “destempladas” y “vacías” las críticas del mestrismo a la gestión del gobernador Juan Schiaretti. “El radicalismo, y en especial el sector que encabeza el intendente Mestre, debería primero hacer una fuerte autocrítica: la ciudad que gobiernan está arruinada, sin servicios básicos, sucia, a oscuras, contaminada por basurales, calles destrozadas, sin un transporte adecuado ni obra pública”, dijo Passerini.

Coment� la nota