Las restricciones “son acertadas”

Las restricciones “son acertadas”

La intendenta Mayra Mendoza respaldó la decisión de endurecer la cuarentena a partir del miércoles y volvió a criticar a los runners porteños porque generaron una "situación de contagio". Además, dijo que debe haber "armonía" en las decisiones políticas entre Capital y Provincia.

La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, aseguró que “necesitábamos tener una fase más restrictiva de la cuarentena”, al tiempo que señaló que en el distrito se “preocuparon mucho” cuando vieron “salir a los runners” en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, según su óptica “una situación de contagio”.

Mendoza consideró que “es muy acertada la decisión de endurecer la cuarentena para aplacar la curva de contagios” y evaluó que “hay que tener una armonía en las decisiones políticas de Capital y Provincia”.

“Se entiende el cansancio de la gente por los 100 días de aislamiento, pero confiamos en el autocontrol de los ciudadanos; si uno se cuida, está cuidando a la familia”, remarcó la Jefa Comunal en otro pasaje de la entrevista con CNN Radio.

En Quilmes, destacó, “tuve pedidos para hacer encuentros en una plaza y dije que no. No estamos de vacaciones”, deslizó Mendoza. “Tenemos que seguir cuidándonos y ayudándonos. El brote de Villa Azul se pudo mitigar. Si no hubiéramos hecho aislamiento, tendríamos miles de infectados”. Y cerró: “tenemos que hacer un esfuerzo más. Esperamos que la vida normal llegue con la primavera y el verano”.

El viernes, cuando se anunció en endurecimiento de la cuarentena desde este miércoles y hasta el 17 de julio, la Intendenta dio su respaldo en Twitter a la decisión del presidente Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“Acompañamos los anuncios de sobre la implementación de nuevas medidas de restricciones en el AMBA”, escribió en su cuenta personal de la red social.

“Todxs debemos hacer un esfuerzo más para cuidar la vida de nuestras familias y la única forma es quedándonos en casa”, indicó.

Datos alarmantes

Las medidas tomadas el viernes responden a datos alarmantes. En un mes, la cantidad de infectados con coronavirus en la provincia de Buenos Aires se quintuplicó y en la Ciudad de Buenos Aires se triplicó, según surge de un análisis de los datos de los reportes del Ministerio de Salud de la Nación sobre la situación del COVID-19 en el país.

El jueves 24 de mayo la Provincia reportó 4.060 casos y cuatro semanas después se contabilizaron 24.645, un incremento del 507 %.

En la Ciudad, en tanto, había 5.500 casos el 24 de mayo, cifra que creció a 22.746, lo que significa una suba del 313 %.

En el mismo período de cuatro semanas la suba a nivel país fue del 334 %, al pasar los casos de 12.076 a 52.457.

Al comparar estas dos jurisdicciones con el total del país, se encuentra que hace cuatro semanas la Ciudad tenía el 45,5 % de los casos totales y ahora representa el 43,3 %, un leve descenso.

La provincia de Buenos Aires, en cambio, pasó de tener el 33,6 % de los casos del país al 46,9 %.

Comentá la nota