Recorrieron obras del Paseo del Bajo

Recorrieron obras del Paseo del Bajo

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, recorrieron este lunes las obras del Paseo del Bajo, el corredor vial que va a tener más de 7 kilómetros de extensión uniendo las autopistas Illia, 25 de Mayo y Buenos Aires-La Plata.

El Jefe de Gobierno aseguró que con esta obra “los vecinos de la Ciudad”, así como quienes viajen desde o hacia la provincia de Buenos Aires, “van a ganar muchísimo tiempo”.

Rodríguez Larreta explicó que “todo esto facilita muchísimo la circulación de camiones que van al puerto, la entrada de los colectivos de larga distancia que van a la terminal de Retiro y toda la circulación norte-sur y sur-norte en la Ciudad”.

Los trabajos beneficiarán a más de 134 mil vecinos y permitirán la creación de 60 mil metros cuadrados de espacio verde entre plazas, parques, sectores deportivos y recreativos, además de acortar los tiempos de viaje de los automovilistas.

“Tenemos como objetivo planteado, ya desde el gobierno de Mauricio (Macri) en la Ciudad, de conectar al norte con el sur y esta es una obra de las más importantes para eso”, sostuvo.

A su vez, señaló que “esto además reduce mucho la contaminación y une al puerto”.

Por su parte, Dietrich destacó que el Paseo del Bajo “no solo va a generar un impacto urbanístico sino también la baja de costos para la logística de todo el país, porque acá vienen camiones de distintos lugares trayendo mercadería que se exporta y llevando mercadería que se importa”.

El Ministro dijo que “esta obra también representa todas esas obras que a lo largo y ancho de nuestro país hace décadas que se vienen pensando y discutiendo pero no se hacen”.

“Lo que estamos haciendo acá es posible porque estamos trabajando juntos dos jurisdicciones, la Ciudad de Buenos Aires y el Gobierno Nacional, y lo mismo pasa en todas las provincias del país”, aseguró.

El proyecto avanza en la creación de un nuevo sistema vial de 7,1 kilómetros que va a incluir una autopista para tránsito pesado y carriles rápidos, con más y mejores cruces peatonales, que van a mejorar el tránsito y a eliminar la barreta existente entre la Ciudad y el río.

Con diseño de trinchera abierta en su mayor parte, se va a extender desde la Autopista Buenos Aires-La Plata, sobre las avenidas Alicia Moreau de Justo y Huergo-Madero; y luego por las avenidas Ramos Mejía, Antártida Argentina y Castillo, hasta su empalmen en el norte con la Autopista Illia.

Tendrá un sistema vial de 12 carriles, con 4 exclusivos para camiones y micros de larga distancia con acceso directo al puerto y a la terminal de Retiro, y 8 para vehículos livianos de uso exclusivo para autos y colectivos de corta distancia, en sentido norte a sur.

De esta manera, la obra va a conectar mejor y más rápido el sur con el norte de la ciudad. Además, va a reducir la contaminación visual, sonora y por emisiones de gases, ya que los camiones van a circular en trinchera sin tener que detenerse en semáforos.

Se va a mejorar la circulación de más de 25.000 vehículos que transitan a diario (entre ellos casi 10.000 camiones), se van a acortar los tiempos de viaje y va a aumentar la seguridad de los vehículos y los peatones.

Para favorecer la circulación de vehículos en 2 trazas clave de la Ciudad y mejorar la seguridad vial, se va a reconfigurar la circulación de la zona desde el miércoles: Av. Eduardo Madero y Av. Ingeniero Huergo van a ser mano única hacia el sur, mientras que Av. Alicia Moreau de Justo y Av. Antártida Argentina van a tener sentido único hacia el norte.

Además, la red de tránsito pesado va a circular en dirección al norte por Av. Elvira Rawson de Dellepiane, Av. Calabria, Av. De los Italianos y Cecilia Grierson. En sentido sur, va a continuar circulando por Av. Eduardo Madero y Av. Ingeniero Huergo.

En cuanto al transporte público, van a modificar su recorrido las líneas de colectivos 2, 4, 20, 74, 99, 103, 105, 109, 111, 129, 140, 146, 159 y 180.

Coment� la nota