Raverta: “Nos faltó profundizar el mensaje a los sectores medios”

Raverta: “Nos faltó profundizar el mensaje a los sectores medios”

La diputada hizo autocrítica después de la derrota frente a Montenegro. Admitió que los que viven en el centro "no se sintieron incluidos" en la propuesta del Frente de Todos local. Pero valoró el resultado y destacó el tono de la campaña.

La diputada nacional Fernanda Raverta, que perdió por tres puntos la elección a intendente frente a Guillermo Montenegro, admitió ayer que le faltó “profundizar su mensaje a los sectores medios” para ganar los comicios.

Al hacer un balance de las elecciones del domingo pasado en declaraciones a La Contratapa, que se emite por FM Atlántica Latina, la referente del Frente de Todos en Mar del Plata no eludió la autocrítica: “Creo que lo que nos faltó fue haber podido profundizar aún más nuestro mensaje a esos sectores medios de la ciudad, a esos sectores que viven por ahí en el centro. No pudimos tal vez ser lo suficientemente claros en un mensaje que tenía que ver con que nuestra propuesta incluía a todos y a todas, no tenía que ver solamente con un sector, sino que tenía que ver con una ciudad en su conjunto”.

Raverta mencionó que ganó en 12 de los 15 circuitos electorales, pero perdió en los tres del centro, por lo que señaló que faltó “afinar un poco más la forma de interpelar a esos sectores medios”. “No debo haber sido del todo clara en relación con que nuestro proyecto y nuestra forma de gestionar la ciudad tenía que ver con una propuesta que incluía a los sectores medios. Evidentemente, no se han sentido incluidos con nuestra propuesta y por eso han votado a otra propuesta electoral”, agregó.

Más allá de la derrota, Raverta subrayó “los 158 mil votos” que obtuvo y el hecho de haber quedado “a dos puntos y medio” del candidato de Juntos por el Cambio. “Entre las PASO y las generales obtuvimos más de 42 mil votos. Significa que crecimos mucho en relación con nuestros propios números”, destacó.

La dirigente kirchnerista remarcó el tono “cuidado y de respeto” de la campaña en la ciudad, lo que definió como “el mejor resultado de esta elección” porque “se demostró que se pueden obtener buenos resultados” sin “engancharse en las chicanas, en las descalificaciones o en las campañas sucias”. Y acotó: “El debate de ideas es lo que vino para quedarse en Mar del Plata”.

En ese marco, dijo que su relación con Montenegro “es buena” a pesar de las diferencias políticas. Y recordó que en la Cámara de Diputados de la Nación han tenido “discusiones profundas” como la del sistema previsional argentino, en las que ella votó de una manera y él de otra.

Raverta también sostuvo que esta elección fue una “bisagra” en la historia institucional de la ciudad, debido a que los dos candidatos más votados “supuestamente no podían” aspirar a la intendencia por no cumplir una serie de supuestos requisitos. Entre ellos mencionó no tener un alto nivel de conocimiento hace dos años, no haber sido concejales antes y no haber tenido una campaña previa como candidatos a intendente, a lo que ella le sumaba su condición de mujer (nunca una mujer ganó una elección para intendente en Mar del Plata). “Ninguno de los dos cumplíamos requisitos. Yo digo que rompimos el hechizo”, apuntó.

Su futuro y el rol del bloque en el Concejo

“A veces toca perder, y cuando toca perder uno es oposición, y en ese rol también tiene que construir para sus vecinos”. A partir de esa definición Fernanda Raverta planifica sus próximos pasos en la política. Ayer ratificó que su futuro podría ser en un ministerio de la provincia, pero dejó en claro que seguirá trabajando “para la ciudad”.

La diputada no confirmó ni desmintió la versión que la ubica como próxima ministra de Desarrollo Social del gobierno de Axel Kicillof. “No lo sé. Aún no sabemos cuál va a ser mi lugar personal”, afirmó. Y enseguida apuntó: “Sí puedo confirmar que voy a seguir trabajando para la ciudad todos los días de mi vida como vengo haciendo desde que fui convocada a la política a partir de 2003”.

Raverta anticipó que pondrá “todo su esfuerzo” para que la ciudad salga de la crítica situación en que se encuentra. “Yo soy la responsable de la oposición en esta ciudad, con un Concejo Deliberante con muchos concejales y concejalas”, señaló al hacer un repaso del reparto de roles que dejaron las elecciones. Y dijo que esa oposición será “responsable” porque va a “acordar en lo que esté de acuerdo” y “discutir” aquello que no se condiga con el modelo de ciudad que propuso en campaña el Frente de Todos.

Coment� la nota