Los proyectos PPP en observación

El Gobierno puso a la obra pública como uno de sus ejes de campaña. Los proyectos de Participación Público-Privada se destacan en la Provincia. La oposición tiene dudas y críticas

Mientras el Gobierno esquiva hablar de economía, entre sus ejes aparece la obra pública. Mauricio Macri suele decir que las transformaciones encaradas “no son discursos”. En este marco se inscriben las obras viales construidas bajo el sistema de Participación Público-Privada (PPP), elogiadas por Cambiemos y cuestionadas por la oposición.

En los últimos días, legisladores movilizaron la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento de Contratos de Participación Público-Privada para citar a funcionarios y presentar un pedido de informes sobre el estado de avances de los seis contratos de rutas y autopistas licitados el año pasado. Sin embargo, Cambiemos vació la reunión.

Ahora, Diego Bossio (Frente Renovador), Adrián Grana y Silvina Frana (Frente para la Victoria) planean presentar el pedido por su cuenta. Y con la respuesta buscarán citar al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. Así lo confirmó el diputado Grana a La Tecla.

“Como es una comisión de seguimiento, no está atada al quorum para que funcione. Puede haber diputados que no vayan, pero sí hay otros que están trabajando, tienen que tener la información necesaria para poder cumplir con la ley. La Bicameral es un desprendimiento de la ley que regula PPP”, remarcó Grana.

Para los bloques opositores, las obras de los seis corredores viales -cinco de ellos atraviesan la provincia de Buenos Aires- tienen mínimos avances, “por no decir ninguno” en algunos casos. A su vez, otro temor es la viabilidad económica  de los proyectos, teniendo en cuenta la situación del país.

Los proyectos PPP tienen la característica de buscar inversores para obras a cambio de garantizarles ganancias futuras. Si bien estaba previsto utilizar la modalidad en diferentes áreas, solo se aplicó la primera etapa de autopistas y rutas. Se licitaron seis nuevos corredores viales, que abarcan una extensión de más de 3.300 kilómetros de rutas nacionales de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Mendoza y Santa Fe.

A partir del impulso de los PPP se espera una inversión total estimada superior a 8.000 millones de dólares. En los primeros cuatro años será de 6.000 millones, con los que 

se prevé generar 23 mil puestos de trabajo. 

Sin embargo, la modalidad es observada de reojo, por antecedentes en otros países. De acuerdo a un in-forme de la Unión Europea de 2018, los proyectos bajo esta modalidad “sufren deficiencias generalizadas y beneficios limitados”. A su vez, la Oficina Nacional Auditora del Reino Unido puso en duda la eficiencia de costos y aseguró que su utilización disminuyó.

De acuerdo al borrador del pedido de informes en estudio -al que tuvo acceso La Tecla- las dudas opositoras pasan por el cambio de las condiciones en las que se circunscribieron los contratos, y exigen actas, detalles de financiamiento y certificados de avances, así como documentación de los títulos de pago involucrados.

En efecto, el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad, trabaja en un plan de rearmado de exigencias de financiamiento. Si bien había presentaciones periódicas previstas entre fines de 2018 y octubre de este año, el Gobierno estudia estirar los plazos. Para eso contratará a una consultora internacional, cuya licitación está en proceso, confirmaron a La Tecla.

Los cambios se desprenden de la alteración de las variables económicas ocurrida durante 2018 y la suba del riesgo país, uno de los factores que modifica el crédito. “El Estado les pidió a los contratistas hacerlo por etapas. Hacer un primer cierre más pequeño y luego, el año que viene, otro. Se está acordando un plan de trabajo para poder darle aire”, explicó Eduardo Plasencia, coordinador de Gestión de Vialidad nacional. 

En este sentido, el estatal Banco de Inversiones y Comer-cio Exterior (BICE) lanzó en junio una línea de 100 millones de dólares en préstamos-puente para impulsar in-versiones en los PPP de rutas y autopistas para asegurar el inicio de obras y el primer cierre financiero, es decir, la rendición al Estado de la capacidad presupuestaria del proyecto.

De todas formas, el Gobierno rechaza de plano que las obras no hayan iniciado. Según Vialidad, ya avanza la construcción de las primeras cuatro autopistas bajo este sistema, así como la primera ruta segura y la repavimentación de un tramo clave de la ruta 226, en el corazón de Buenos Aires.

El Gobierno reconoce que estudia la aplicación de multas en un caso. Es para el contratista a cargo del corredor F, conformado por Helport (Eurnekian) Panedile, Copasa (España) y Eleprint. Parte de su recorrido pasa por la ruta 33 en Santa Fe. Las obras iniciaron pe-ro no se continuaron, advierten. 

Adrián Grana - FpV

“Los PPP han tenido un costo carísimo en otros países”

El diputado Adrián Grana, secretario de la Comisión Bicameral de Seguimiento de los contratos PPP, cuestionó la falta de información del Poder Ejecutivo y advirtió por la falta de avance en los distintos corredores. 

“Pararon la obra pública tradicional, concentraron todo en el programa PPP y todavía no arrancó. Lo que están haciendo los nuevos contratistas es cobrarte el peaje. Es un pa-pelón”, aseguró a este medio.

Grana admitió avances en el corredor Mercedes - Bragado en torno a las rutas 5 y 7, en el que interviene una firma china; obra que, señaló, había sido pactada durante el kirchnerismo. Además reconoció trabajos en el corredor Sur.

De todas maneras puso el acento en la viabilidad de los proyectos. “Ha sido carísimo en todos los lugares donde se usó. No es más transparente. No sabemos efectivamente qué ha pasado en el transcurso de los contratos. No garantiza mayor transparencia”, añadió.

Y finalizó: “Creemos que todo es una gran falacia, que lo único que hace es poner al Estado a no producir. Creo que esto un solo sentido, que era tratar de achicar la cuenta de obra pública y, de esta forma, tener un déficit fiscal más chico. Sin producir obra pública”.

Nicolás Diana – Investigador

“Entre los desafíos debe estar el debido equilibrio de las partes”

Para Nicolás Diana, director del Observa-torio de Contratos de Participación Público-Privada de la Universidad Nacional de José C. Paz (Unpaz), son varios los de-safíos que tiene por delante el sistema.

“Superado el crónico obstáculo macroeconómico reconocido por el Gobierno nacional (alta inflación, devaluación, elevado riesgo país, tasas de interés insostenibles a mediano plazo), los desafíos atienden a transparencia, anticorrupción, principio de legalidad y debido equilibrio entre el interés público comprometido frente 

al interés privado del contratista PPP, que está dado por un margen de ganancia razonable y el mantenimiento de la ecuación económico-financiera del contrato”, dijo a La Tecla. 

El investigador aclaró que otro aspecto a observar es “la integración local en la ejecución de los distintos tipos de obras por empresas, bienes y proveedores nacionales frente al ingreso de nuevos jugadores internacionales”. 

Diana consideró además el impacto de la causa de los cuadernos de la corrupción en algunas de las empresas contratistas beneficiadas y en cómo puede afectar eso al proceso en marcha y a las etapas venideras planeadas. Para él, la participación de algunas empresas involucradas en la causa y adjudicatarias en los corredores PPP amerita el debate de “la habilidad o no para contratar”.

Eduardo Plasencia – Vialidad Nacional

“Las obras en marcha han estado demorado por décadas”

“Las obras que se están haciendo han sido terriblemente demandadas y demoradas por décadas”, remarcó Eduardo Plasencia, coordinador de Gestión de Vialidad nacional, dependiente del Ministerio de Transporte. 

Si bien el contexto económico amenazó con trastocar el plan de rutas y autopistas seguras, Plasencia afirmó que el plan en marcha ameritaba que fuera lanzado cuanto antes. “Son todas obras muy necesarias para la gente, que están hipercolapsadas. Cualquier costo que pague por estas obras se amortiza en pocos años. Tenemos que ser responsables para conseguir lo mínimo de la obra. Acá, la urgencia prima porque cada año que pasa son muertos, el costo económico para el transportista, deterioro de las áreas urbanas”, detalló a La Tecla. 

En ese sentido, el funcionario rescató que no ha habido ninguna multa hasta ahora para los contratistas de los PPP, aunque remarcó que han depositado garantías que en conjunto suman unos 300 millones de dólares. Incluso desafío a los legisladores de la oposición que niegan avances. “Que salgan a recorrer las rutas en auto”, pidió. 

“Hay rutas y autopistas que las necesitamos ahora porque es intolerable seguir así. Le pedimos al privado que consiga dinero para construir las rutas que necesitamos. Obviamente, después se va a pagar la ruta con el costo financiero. Los números que tenemos nos dicen que la ganancia económica que tenemos por tener esa autopista hoy es muy superior al costo financiero de pagarla en cuotas durante 15 años”, finalizó.

La Provincia tiene proyectos en estudio para lanzar PPP

El Gobierno bonaerense tiene en estudio la aplicación de proyectos por Participa-ción Público-Privada. De hecho adhirió al régimen de PPP a través de la ley 14.920, reglamentada por el decreto 520/18, y creó en el ámbito del Minis-terio de Economía la Dirección Provincial de Inversión Pública y PPP. 

Como se trata de un sistema complejo y novedoso para nuestro país se decidió trabajar en colaboración con organismos internacionales y comenzar a capacitar a los actores involucrados (incluidos los municipios, que fueron invitados a adherir al régimen). Ante la consulta de La Tecla, desde Economía se infor-mó que el esquema debe aplicarse cuando se espere un mejor resultado que el que se conseguiría contratando con métodos tradicionales. Se analizan herramientas que concentren los proyectos necesarios y que permitan  distinguir los apropiados para PPP.

Coment� la nota