Preocupa a intendentes caída futura de ingresos

Preocupa a intendentes caída futura de ingresos

Aunque el primer trimestre muestra transferencias que crecieron por encima de la inflación, temen una baja por medidas nacionales que reducirán partidas.

"No puede ser que la Provincia reciba de la Nación una coparticipación por goteo y demore tres quincenas en liquidar la participación municipal a las comunas”, rezonga un intendente. “El Gobierno provincial se está poniendo al día”, lo contradice otro.

Lo curioso es que el que rezonga es uno de los trece jefes comunales del oficialismo. Y el más contemplativo, uno de los cinco opositores.

Pero ambos hablan de atrasos. Y por lo tanto los dos contrastan con un tercero -también oficialista- que asegura que la Provincia “está virtualmente al día” y envía los fondos “por goteo semanal”.

En Hacienda -tras tres intentos de consulta de Los Andes- prefirieron no hablar del tema.

Sí parece evidente que las transferencias a los municipios viene siguiendo ritmos distintos por comuna, según las disponibilidades provinciales y las necesidades de cada intendente.

“La Provincia demora las transferencias a cuatro municipios ordenados y las agiliza hacia los más complicados”, se repite entre intendentes.

Inmediatamente, hacen notar que el gobernador Alfredo Cornejo considera a las comunas radicales de Capital (Rodolfo Suárez) y Godoy Cruz (Tadeo García Zalazar) junto a las justicialistas de Maipú (Alejandro Bermejo) y San Rafael (Emir Félix) como las 'bien administradas' que están en condiciones de esperar la recepción de los fondos.

Durante el primer trimestre de este año los municipios de Mendoza han recibido un 54 por ciento nominal más de plata por coparticipación municipal que en los primeros tres meses del año pasado.

Pero sumadas la inflación de 2015 más la 'disparada' de este año (35,5% anual según el informe del Congreso nacional), estos mayores números nominales se achican notablemente llevados a la realidad actual.

Las planillas de la Dirección General de Presupuesto del Ministerio de Hacienda muestran que la Provincia ha enviado 1.700 millones de pesos a las dieciocho comunas en los tres primeros meses de este año. Durante el mismo trimestre del 2015 envió 1.100 millones de pesos.

El propio ministro de Hacienda, Martín Kerchner, ha reconocido ante legisladores e intendentes que la marcha de los recursos del primer trimestre de este año vino 'por debajo de lo esperado'. Y que enfrenta vencimientos de deuda concentrados que intenta estirar cinco años para adelante.

La Provincia apuesta a la próxima colocación de un bono internacional para obtener recursos que le permitan atender los gastos corrientes y evitar -como hasta ahora- los fugaces adelantos de coparticipación o los costosos préstamos bancarios.

El futuro, incierto

En Mendoza conviven comunas que mantienen su 'Fondo Anticíclico' en pie -caso Junín con el radical Mario Abed al frente- con otras que prefieren la inversión al ahorro (San Martín, con el peronista Jorge Giménez) y alguna al borde de la 'quiebra' (Santa Rosa, Norma Trigo).

Pero todas comparten una preocupación común: la profundización de la caída desde este segundo trimestre de su principal fuente de recursos: la coparticipación municipal.

Destacan que la menor recaudación del Impuesto a las Ganancias (por la suba del mínimo imponible) y el reintegro del IVA en productos de la canasta básica para los jubilados, dispuestas ambas medidas por el Gobierno nacional, achicarán la masa coparticipable.

También creen que la reducción de las retenciones recortará los fondos de la soja. Y que la caída de Ingresos Brutos por la disminución de la actividad económica recortará los fondos provinciales.

Consideran que estas tres bajas sumadas serán mayores a la suba que se producirá si la Nación devuelve este año un 3 por ciento de la coparticipación federal. Tal el compromiso del presidente Mauricio Macri con los gobernadores, para reintegrarle a las provincias en cuatro años el 15 por ciento que se le venía reteniendo para financiar la Anses.

“El 3 por ciento este año será poco en plata y el quince por ciento en cuatro años demasiado tiempo”, hacen notar los intendentes. Y buscan que Cornejo se lo remarque a Macri.

Un dinero fundamental para el funcionamiento

La coparticipación municipal constituye más del 80 por ciento de los recursos en muchas de las comunas mendocinas. Este porcentaje sí es menor, por ejemplo, en Capital, con fuertes recursos propios por tasas. Y en Malargüe (Jorge Vergara) que acapara la mitad de las regalías petrolíferas y el 80 por ciento de las gasíferas.

Una comuna de las consideradas 'grandes' -como Guaymallén (Marcelino Iglesias) con un presupuesto de 1.500 millones- lleva recibidos este año 216 millones de pesos de participación, contra los 137 millones del primer trimestre de 2015. Esto significa un 57 por ciento más, a lo que hay que restarle el impacto de la inflación.

En tanto un municipio 'medio' como Luján (Omar De Marchi) con un presupuesto de 800 millones, figura con 115 millones recibidos contra 73 del año pasado. Es decir una cifra también 57 por ciento más alta.

Y una comuna 'chica' como la de La Paz (Gustavo Pinto) -con una pauta de 130 millones- aparece en el listado con 33 millones, un 37 por ciento por sobre los 24 millones del primer trimestre del año pasado.

Coment� la nota