Ya no pondrán sus nombres en bienes del municipio

Ya no pondrán sus nombres en bienes del municipio

“Es un paso adelante”, celebró el edil Bussi

Los concejales de la capital prohibieron que los funcionarios estampen su nombre en bienes muebles o inmuebles de uso público en San Miguel de Tucumán. La iniciativa del bussismo fue aprobada ayer gracias al apoyo del interbloque Acuerdo para el Bicentenario (afín a la intendencia de Germán Alfaro), y de parte de la bancada Tucumán Crece-PJ.

Luego de una sesión que cayó por falta de quórum y de tres convocatorias truncas, los ediles participaron ayer de una deliberación extraordinaria. El primer punto en el temario fue la llamada ordenanza “antiploteo”. El proyecto había sido presentado por Ricardo Bussi y Eduardo Verón Guerra (ambos de Fuerza Republicana), tras el escándalo suscitado a nivel nacional por la intendenta peronista de La Matanza, Verónica Magario. La pareja del presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, había “ploteado” su nombre en los patrulleros de esa ciudad.

“El dinero que financia al Estado no es otro que el dinero de los contribuyentes, ellos aportan desde impuestos y tasas para que el Estado exista. Y los inquilinos del poder, administradores de los dineros públicos, no pueden usar esos fondos para promocionar candidaturas o partidos políticos”, fue el corolario de Bussi durante la sesión. El ex legislador aclaró que en la iniciativa original se preveían multas, pero que eliminó el artículo a pedido de las demás bancadas.

El presidente del interbloque ApB, Agustín Romano Norri, advirtió sobre la importancia de diferenciar los actos de difusión de los gobiernos de la campaña política. La peronista Dolores Medina Taljuk consultó en varias oportunidades cuál era el alcance de la norma antes de la votación. La concejala forma parte del espacio del secretario de Saneamiento Ambiental, Carlos Isa “Alito” Assán. El funcionario de Casa de Gobierno fue criticado por radicales y macristas por encabezar tareas de emergencia en las zonas inundadas del sur provincial con retroexcavadoras que tenían la leyenda “Alito Assán” en sus brazos. El radical Raúl Pellegrini advirtió a los demás concejales sobre las diferencias de alcance entre radicar la prohibición en el seno de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán o en los límites de la ciudad, que incluyen los bienes adquiridos por cualquier distrito.

La norma fue aprobada por 14 votos (siete del ApB, dos del bussismo y cinco de Tucumán Crece-PJ). Medina Taljuk se retiró para no votar, mientras que su compañero de banca, Matías Figueroa, votó en contra.

“Políticamente el mensaje es claro: no se puede hacer propaganda política con dinero público en el municipio. Esto era muy habitual durante la intendencia de Domingo Amaya. Es un paso adelante, con el programa Carne Solidaria, por ejemplo, el intendente deberá eliminar que en camiones y banners diga: intendente Germán Alfaro”, celebró tras la sesión Bussi.

En una sesión con un temario reducido, se aprobó también el dictado en las escuelas municipales (dentro de la currícula) de talleres de reciclado. La norma, sancionada por unanimidad, fue una iniciativa de la peronista Graciela Suárez de Cano.

Coment� la nota