Con polémica, se aprobó la reforma electoral

Con polémica, se aprobó la reforma electoral

En una sesión caliente, el oficialismo sumó al massista Borello y modificó la Ley N° 9571 que había sido sancionada en la gestión de Schiaretti. Cambios en la Boleta Única y los aportes privados podrán multiplicar hasta cinco veces lo que destine el Estado para la campaña. La oposición estuvo a punto de abandonar el recinto.

Se esperaba que la 12ª sesión de este año en la Legislatura tuviera el debate caliente y el clima de tensión en el que por momentos se trató la modificación del Código Electoral. Luego de más de tres horas de discusión, y tras un fuego cruzado entre el oficialismo y la oposición que incluyó desde cruces relevantes hasta las chicanas habituales, finalmente se reformó la Ley N° 9571 con cambios en la Boleta Única y la polémica por los fondos Estatales y privados, entre otros puntos. 

La intensidad de la discusión fue tal que, en un momento, un sector de la oposición amagó con abandonar el recinto. Ocasión que se precipitó cuando se trató el aporte de los privados y la confirmación de que estos multiplicarán hasta cinco veces lo que destine el Estado; colocando en una situación desfavorable a aquellos partidos que no lideran encuestas y preparando el terreno previo a las elecciones, lejos de un escenario de equidad.

La discusión fue tan encendida que tanto desde el oficialismo como desde la oposición, comenzaron a tratar de asegurarse los votos en plena sesión; buscando así torcer una decisión que en el comienzo de la tarde parecía imposible. Y que finalmente, con el voto positivo de todo el bloque oficialista y el agregado del legislador massista Rubén Borello, se terminó sancionando en las primeras horas de la noche. 

La presentación del proyecto 

El encargado de abrir la discusión fue el oficialista Carlos Gutiérrez: “En 2008, durante la gestión de Juan Schiaretti, se sancionó la Ley 9571/2 que fue histórica. Dándole a la ciudadanía cordobesa un compendio de normas que facilitaron la vida de la sociedad, dejándole una herramienta muy simple a la hora de votar” dijo y agregó acerca de los aportes para la campaña “las mismas deberán ser breves y austeras”. “Se estima un poco más de 15 millones de pesos como aportes del Estado que de manera global serán distribuidos entre los partidos. Y lo de los privados, podrá superar hasta cinco veces lo estatal”, agregó. 

Por su parte, el jefe de la bancada radical Rodrigo De Loredo criticó: “Es triste la manera en la que comienza el proceso electoral Schiaretti. Con esta modificación, la democracia en Córdoba va para atrás como el cangrejo. Ahora queda comprobado qué querían decir con el ‘Así no va más’”, dijo además de sumar el voto negativo de todo el bloque. “El mundo va en contra de los aportes privados para las campañas porque vienen de la trata de personas, del narcotráfico, del tráfico de armas; y acá decidimos que lo vamos a multiplicar”, afirmó.  

El radical además sostuvo a este diario que “tanto Carolina Scotto, como autoridad de la UNC en ese momento, y el politólogo Mario Riorda, fueron usados por este gobierno en aquella ocasión. Por lo cual los voy a convocar”.

A su turno, la jefa de la bancada juecista, Liliana Montero, adhirió en palabras y voto a su colega de la UCR y dijo que el oficialismo “convirtió la campaña en una sala de apostadores, de los cuales no se conoce la plata”. “Debe ser el sistema democrático el que controla el dinero y no al revés”, sostuvo además de señalar la “complicidad de la Justicia con el poder político”. Ante el argumento del oficialismo con la situación de la provincia tras las inundaciones, Montero enfática dijo: “Dejen de gastar ‘guita’ en publicidad oficial y pónganla en los inundados. Llevan gastados 130 millones de pesos en tres meses, el doble de lo que se debía destinar a los partidos en estos años”. 

En la continuidad del debate, se sumaron los votos negativos de Aurelio García Elorrio (EV), Laura Vilches (FIT), Roberto Birri (PS), Fernando Salvi (FpV) y Javier Pretto (PRO). El vecinalista sostuvo: “Esto es un retroceso y un golpe a la calidad institucional.

No sé qué los diferencia de Nerón, son lo mismo”; mientras que Birri afirmó: “Multiplicando cinco veces el aporte privado sobre el estatal, UPC muestra su peor cara y retrocede 30 años. Son tramposos”. 

El cierre con discusión

Con todos mirando quién estaba y quién no en la banca, el radical De Loredo buscó apurar la votación. Momento en el cual, los oficialistas Sergio Busso y Juan Etchepare levantaron la mano -el jefe de bancada lo habría hecho para pedir la palabra-, ocasionando así la acalorada discusión y el pedido de Pretto por chequear la grabación. Al cual, el presidente provisorio Oscar González, como a otros pedido de palabras de la oposición, no dio lugar.  

A partir de allí, vino lo más caldeado. Por el oficialismo, Dante Heredia acusó a la oposición de “estar peleando por gastar 160 millones de pesos”, y Busso dijo que “si el problema era el aporte de los privados, que renunciaran a percibirlo”. Agregando también los instrumentos para recaudar de Mauricio Macri: “Cena de 50 mil dólares el cubierto”. 

En tanto, desde el bloque juecista, Ricardo Fonseca, los cruzó por “los 1.013 millones de reasignación de obra pública y los 500 millones de los que no se sabe nada en el caso de Córdoba Bursátil”. 

Así, el cierre fue con decibeles más bajos, sancionando la modificación y anticipando algo del fuego cruzado que los cordobeses comenzaremos a ver en plena campaña. 

Qué se votó

La Boleta Única será modificada incluyendo en un primer casillero la posibilidad de votar lista completa, seguido por la fórmula provincial, los legisladores, los miembros del Tribunal de Cuentas e intendente en elecciones simultáneas. Además, de la designación de los fondos, habrá cambios en la distribución de los mismos; y no habrá auditoría sobre las pautas.

Coment� la nota