Pese al relajamiento de la cuarentena, la economía cayó en mayo 14,9%

Pese al relajamiento de la cuarentena, la economía cayó en mayo 14,9%

Repuntó 9,2% contra abril impulsada por reapertura de algunos sectores, según la consultora Ferreres, que prevé "una lenta salida de la actual recesión".

En un escenario de flexibilización de la cuarentena en parte del país durante mayo, la actividad económica se retrajo ese mes 14,9% en la comparación interanual, con lo cual atenuó el ritmo de desplome, y mostró un repunte 9,2% frente a abril impulsada por la reapertura de algunos sectores comerciales e industriales, según estimó el Centro de Estudios Orlando Ferreres.

Así, el Índice General de Actividad (IGA) que releva la consultora acumuló en los primeros cinco meses del año un contracción de 10,6% comparado con igual lapso de 2019.

El análisis planteó que “la mayoría de los distritos del país aplicaron un relajamiento de ciertas restricciones a la circulación y a la apertura comercial e industrial durante mayo, medidas que ciertamente ayudaron a que el desplome de la actividad sea más moderado que el observado en abril” cuando el relevamiento de Ferreres arrojó bajas de 20,4% interanual, y de 10,2% contra el mes previo, por el impacto pleno del aislamiento preventivo, social, y obligatorio que arrancó el 20 de marzo.

No obstante, la consultora señaló que “la actividad económica continúa deprimida”, por lo que advirtió que “aunque superemos esta crisis sanitaria, el débil estado de la macroeconomía atentará contra los esfuerzos de recuperación de la actividad”.

En la Ciudad, la economía cayó más que el promedio nacional: 5,8% en el primer trimestre

Uno de los factores que afectarán la marcha de la economía, dijo, es la aceleración del déficit primario financiado vía emisión por el Banco Central, dada la ausencia de otras fuentes de financiamiento, que “amenaza con una aceleración de la inflación y una mayor presión sobre la cotización de nuestra moneda”. 

“A esto se suma una virtual parálisis en la inversión y una población con ingresos en niveles muy bajos, todo lo cual nos lleva a anticipar una lenta salida de la actual recesión”, auguró.

En lo relativo a la evolución de la actividad en mayo, el sector de la construcción fue el más golpeado con un derrumbe del 56,8% interanual, y acumulan en cinco meses un descenso de 34,4% contra el mismo periodo de 2019.  

Por su parte, el rubro comercio anotó en mayo una merma de 19,7%, unos 4,5 puntos porcentuales menor a la de abril, y suma en los primeros cinco meses del año una disminución de 13,6% interanual.

El BID pide a los países latinoamericanos pensar una recuperación en grande

“La menor caída se explica por la mayor actividad del comercio mayorista, el cual registró un baja de 16,8%, mientras que el comercio minorista tuvo una merma de 23,0%”, detalló el informe.

Entre otros sectores de relevancia, indicó que el agropecuario verificó en mayo un retroceso de 9,5% anual, “consecuencia principalmente del elevado nivel de comparación establecido por la cosecha gruesa del año pasado”.

Según puntualizó, el rubro agrícola exhibió en mayo una merma de 10,9%, mientras que la ganadería tuvo una retracción  0,4%, ambas en la comparación interanual. 

En el acumulado de los primeros cinco meses de 2020, el sector en su conjunto evidenció una contracción de 5,6% interanual.

La caída más moderada que verificó la actividad económica está en sintonía con el comportamiento que mostró también la producción industrial en mayo, según reflejaron los relevamientos de FIEL y de Ferreres.

Las consultoras privadas reajustaron esta semana sus cálculos y ahora proyectan una caída mayor del PBI pra este año que rondará entre 8,5% y 11%.

Comentá la nota