Para enfrentar la crisis del coronavirus, Larreta quiere colocar hasta USD 150 millones de deuda

Para enfrentar la crisis del coronavirus, Larreta quiere colocar hasta USD 150 millones de deuda

Además, ampliará un bono de cancelación de deudas con proveedores similar al que sacó Córdoba.

La Ciudad de Buenos Aires buscará financiamiento en el mercado local y en los mercados internacionales para hacer frente a la crisis generada por el coronavirus y la cuarentena. Rodríguez Larreta ya consiguió la aprobación para emitir hasta 150 millones de dólares de deuda con los que sortear la pandemia hasta fin de año.

La ley autoriza todo tipo de préstamos o bonos independientemente de cuál sea el instrumento u acreedor precisamente porque es un momento complejo para conseguir fondeo. En el gobierno porteño creen que no conseguirán cubrir ese monto con una colocación por lo que probarán segmentando la oferta entre el mercado de bonos y la deuda con organismos multilaterales.

También obtuvo la ampliación de un bono de cancelación de deudas con proveedores emitido el año pasado por $9.000 millones. Este bono que fue tomado en su totalidad, ahora pasará a cancelar deudas anteriores al 15 de abril de 2020 y por igual monto. En su estructura es similar al bono de cancelación que ayer lanzó Córdoba, pero es canjeable en el Banco Ciudad.

Lo más probable es que primero el equipo de Larreta busque deuda con instrumentos cortos en el mercado local, explicó a los legisladores porteños el subsecretario de Finanzas, Abel Fernández Semhan, quien no descartó que, si llega a haber una ventana de oportunidad, pruebe suerte con una licitación de más largo plazo.

En una reunión telemática con los legisladores de la Comisión de Presupuesto el viernes último, el subsecretario explicó que la prioridad era conseguir financiamiento en pesos como viene haciendo hace cuatro años. Sin embargo, les pidió que tuvieran en cuenta lo peculiar del contexto actual y le dieran la flexibilidad para conseguir recursos en otros mercados como última opción.

Entre los extremos de la deuda interna y del endeudamiento externo hay otras dos opciones: pedirles financiamiento a los organismos multilaterales de crédito, "como segunda mejor opción". El Banco Mundial, por ejemplo, estaría dispuesto a desembolsar 40 millones de dólares por ventanilla directa a la Ciudad y hasta 75 millones por una línea especial. O, si no, créditos tradicionales con bancos con la coparticipación como "garantía autoliquidable" en línea con los requisitos del Banco Central.

"No estoy pidiendo garantías para deuda en dólares, sino para deuda en el mercado local. La intención es que puedan participar los bancos de una licitación", explicó.

"Hoy por hoy la situación no me permite afirmar si el financiamiento lo vamos a conseguir en pesos. Son instrumentos de emergencia. Lo estamos trabajando con el gobierno nacional y las provincias", aclaró.

Comentá la nota