"Los marplatenses nos pidieron en las urnas revisar algunas cosas"

Tras la derrota, Pulti hizo una autocrítica y reconoció que "no todos los cambios estratégicos logrados por el Gobierno son visibles para la gente". Además invitó a Baragiola a tener "una agenda de trabajo en común".
El día después de la derrota, el intendente Gustavo Pulti admitió que los marplatenses le pidieron en las urnas al oficialismo "revisar algunas cosas". Autocrítico, reconoció que "no todos los cambios estratégicos logrados por el Gobierno son visibles para la gente". Además invitó a Vilma Baragiola -la gran ganadora de la elección- a tener "una agenda de trabajo en común".

Pese al revés en las urnas, Pulti se mostró activo: recorrió ayer obras de asfalto en la zona de Libertad y Juncal, acompañado por los funcionarios de su Gabinete. Hubo una ausencia llamativa: la de Alejandro Ferro, el primer candidato a concejal de Acción Marplatense. "Se quedó trabajando en la secretaría de Salud", explicó un colaborador del intendente.

- Pulti, ¿por qué perdieron?

- En una elección de medio término, muchas veces la gente expresa sus molestias, advertencias, disconformidades y su deseo de hacer saber algunas cosas que no la están conformando. Por eso vota a la oposición. Nosotros ganamos la elección de 2001 porque los vecinos expresaron una disconformidad circunstancial y eso no significó ganar la elección de 2003. Creo que la derrota que sufrimos fue una advertencia, a lo mejor nos están pidiendo al conjunto de los oficialismos de distintos lugares que hagamos una lectura profunda de ese mensaje.

- ¿Cuál fue el mensaje de las urnas?

- Los marplatenses nos piden revisar algunas cosas. Pero el mensaje no incluye aquellas cosas en las que hemos acertado. No tomo el mensaje del domingo como una rectificación del CEMA, la ampliación del Parque Industrial o la creación del Parque Informático. Lo tomo como un mensaje en otro sentido.

- ¿Qué cosas va a revisar tras la derrota?

- A lo mejor en algunos casos no hemos podido ser más eficaces, no en la gestión sino en las respuestas que la gente espera que los municipios le den en materia de seguridad. Nosotros no somos la autoridad que puede ejercer la jefatura de la seguridad, pero deseamos hacerlo. Por eso estamos predispuestos ahora a que los candidatos de todos los sectores que propusieron la idea de darle autoridad a los municipios, impulsen la ley que se comprometieron con el electorado.

- ¿Fallaron en el mensaje? ¿No llegaron a la gente?

- Puede ser. Acción Marplatense en su gobierno ha producido cambios estratégicos para la ciudad, pero a lo mejor no todos esos cambios son visibles en el cotidiano de la gente. El emisario submarino es un cambio para los próximos 100 años, la separación de residuos es un cambio en el presente que cuida nuestro futuro, la ampliación del Parque Industrial y las dos terminales -la nueva y la vieja- restaurándose son cambios estratégicos. Sin embargo, no están presentes. Quizá el vecino está reclamando cosas más simples y al alcance del día a día.

- ¿Ya hizo la autocrítica de la derrota?

- Uno vive haciendo autocríticas. La forma de crecer es aplicar el método experimental de ir a la práctica de la gestión, escuchar a los vecinos y reflexionar. Tomé con serenidad el resultado de las elecciones, una derrota no es una tragedia, sino una advertencia. Hay que hacer una lectura profunda y buscar respuestas hacia adelante. Por encima de nuestros proyectos políticos y aspiraciones personales, están los vecinos. No debemos detener la ciudad, sino trabajar para el futuro.

- ¿Fue la derrota más dura de su carrera política?

- No, para nada. Mucho más dolorosas y tristes han sido otras derrotas.

- Los radicales dicen que usted es el padre de la derrota. ¿Qué les responde?

- Tengo muchos años de militancia y entiendo todo. Los hinchas de River cuando le meten un gol a Boca le dedican canciones para festejar. Es natural que sea así. El de Baragiola fue un triunfo legítimo. El mensaje fue claro y lo vamos a decodificar responsablemente.

- ¿Habló con Baragiola?

- Sí, la invité a que tengamos una agenda de trabajo en común con la claridad de lo que significa el rol de cada uno. La gente le ha dado un voto de apoyo a Baragiola como líder de la oposición. Nosotros lo que no vamos a resignar es la agenda de desarrollo para Mar del Plata. El desarrollo es más industrias, más turismo, más educación, más salud, más cultura, más trabajo y más seguridad. Ese es el norte de nuestro gobierno y con la oposición dialogaremos todo lo necesario para no resignar ese objetivo. Por supuesto que incorporando aquellos temas que los concejales de la oposición entiendan importantes y podamos consensuar. No vamos a resentir el ritmo de gobierno y vamos a trabajar todos los días para satisfacer las demandas de la gente.

- ¿Cuánto lo afecta la derrota en sus aspiraciones de ir por un nuevo mandato al frente de la intendencia en 2015? ¿Peligra su candidatura?

- No estoy haciendo evaluaciones de carácter personal. Por encima de todos nosotros está la ciudad. El proyecto de Acción Marplatense significó cancelar la agenda vieja de Mar del Plata. Terminó la campaña y nadie habló de la basura, de las terminales y del emisario submarino. Tampoco se puso en tela de juicio nuestra decisión de incrementar el perfil industrial ni de proyectar internacionalmente a la ciudad. La agenda de desarrollo y crecimiento no hay que detenerla, sino profundizarla y multiplicarla.

- ¿Cómo será gobernar sin mayoría en el Concejo? ¿Se puede complicar la aprobación de los proyectos de ordenanza?

- Nosotros ya hemos pasado por esta instancia: en los primeros dos años de gestión gobernamos con siete concejales sobre 24. Cuando aplicamos la mayoría, nunca lo hemos hecho de un modo autoritario. Por ejemplo, aplicamos la mayoría para votar el CEMA, un centro de especialidades médicas ambulatoria que ya atendió a más de 80 mil personas y sus directoras acaban de ser convocados por la Organización Mundial de la Salud para presentar la experiencia de Mar del Plata. Ahora va a ser necesario buscar consensos, pero no es algo que nos resulte extraño porque ya lo hemos hecho en muchas oportunidades. Mientras tuvimos mayoría, también salieron muchas ordenanzas por unanimidad y proyectos de la oposición.

- ¿Qué hará con el presupuesto 2014, buscará aprobarlo antes de fin de año con la actual composición del Concejo o con la nueva?

- Vamos a conversar con todos responsablemente. El Gobierno tendrá que poner sus prioridades y entender que hay una representación de la oposición. El bloque más grande del Concejo es el de Acción Marplatense, si bien está en minoría es el de más componentes. Hay un gobierno que ganó en 2011 y que tiene derecho a establecer prioridades y plantear una agenda de discusiones.

Coment� la nota