Se mantendrán las exenciones de Ganancias en el presupuesto

Se mantendrán las exenciones de Ganancias en el presupuesto

El oficialismo accedió al reclamo de la oposición; no se extenderá el pago a todos los rubros del salario

El Gobierno dio marcha atrás en su decisión, plasmada en el proyecto de ley de presupuesto , de ampliar el alcance del impuesto a las ganancias a los componentes del salario hoy exentos del tributo, como gastos de representación, viáticos y movilidad. Es un beneficio que contempla, principalmente, a los empleados públicos (nacionales, provinciales y municipales) y a algunos sectores de la actividad privada, como los petroleros.

Así lo anticipó el presidente de la Comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (Cambiemos), al detallar los cambios que el oficialismo accederá a incorporar en el proyecto de 2019, a pedido de la oposición. Necesitado de votos para aprobar la iniciativa, los oficialistas también accedieron a eliminar los artículos que disponían un recorte en el plus que cobrarán los nuevos jubilados, pensionados y beneficiarios de asignaciones familiares en la Patagonia.

ADEMÁSLas tabacaleras se pelean por un impuestoMonotributo: cuánto subirán en enero la facturación tope y los aportes

El oficialismo admite que ambas correcciones afectarán las proyecciones de recaudación del año próximo, lo que resentiría la meta de alcanzar el déficit cero y el equilibrio en las cuentas públicas. Para compensar este mayor gasto, se baraja aumentar las alícuotas que se aplican en el impuesto a los bienes personales , admiten en el bloque deCambiemos .

"Es un proyecto en estudio; la idea es que a partir de un patrimonio de $2 millones hasta $5 millones se pague una alícuota de 0,50 por ciento. Pero subiríamos el mínimo no imponible de $1millón a $2 millones", anticipó a LA NACION una fuente del oficialismo. La adenda al Consenso Fiscal, que ingresará en la Cámara baja en las próximas horas, habilitaría esta modificación, por cuanto en ella se suspende, durante 2019 y 2020, la cláusula del consenso original que no permitía ni crear impuestos nacionales sobre el patrimonio ni incrementar la alícuota del impuesto sobre los bienes personales.

En la reunión de ayer de la Comisión de Presupuesto la oposición planteó diversos cambios al proyecto, la mayoría de los cuales fueron aceptados por el oficialismo. "No implican un impacto fiscal tan fuerte y por eso accedimos. Necesitamos los votos", indicaron voceros de la comisión. No obstante, todo anticipa que, a la hora de votar, buena parte de la oposición se inclinará por el rechazo o por la abstención, contrarios a avalar lo que consideran un "presupuesto de ajuste avalado por el Fondo Monetario Internacional".

"El Fondo no es otra cosa que un manual de condicionalidades que decidieron suscribir las autoridades económicas de la Argentina", fustigó el diputado Diego Bossio (Argentina Federal), al reclamar nuevamente que el nuevo presidente del Banco Central, Guido Sandleris, se presente a la comisión a explicar los detalles del nuevo plan cambiario y financiero acordado a partir del nuevo acuerdo con el FMI. "Queremos conocer los detalles de ese acuerdo antes de debatir el presupuesto", sostuvo.

El exministro de Economía Axel Kicillof también criticó la iniciativa con dureza. El kirchnerismo ya anticipó su voto en contra. "Este no es un presupuesto del ajuste; es un presupuesto del despilfarro que dilapida fondos en el pago de los intereses de la deuda, en los financistas, en los bancos, en la bicicleta financiera. Mientras tanto baja los gastos sociales con el discurso 'hay que hacer un esfuerzo'", asestó el diputado.

Concesiones

Ante este complejo panorama, el oficialismo -minoría en ambas cámaras- decidió mostrarse concesivo en las modificaciones al texto. Además de los artículos referidos al impuesto a las ganancias y asignaciones patagónicas, Laspina agregó que se modificarán el artículo que flexibiliza las condiciones para una eventual reestructuración de la deuda y el que permite al jefe de Gabinete utilizar fondos de la deuda para gastos corrientes. También, ante el reclamo generalizado de sectores agropecuarios y exportadores, se modificará el ítem que establece que los derechos de exportación no podrán superar el 33 por ciento. "Se establecerá que los sectores exportadores alcanzados por el nuevo decreto (que dispone un impuesto de $4 por cada dólar exportado en productos primarios) tengan un tope del 12%, eso se aclarará en la redacción", dijo Laspina.

El presidente de la Comisión de Presupuesto confía en que el 24 del actual la Cámara de Diputados podrá dar media sanción del proyecto; para ello el dictamen debería estar listo la semana próxima. "Todo dependerá de las negociaciones con la oposición y, sobre todo, de cómo se desarrolle la polémica por el aumento retroactivo del gas. Eso puede enturbiar todo", admitió el legislador del oficialismo.

Cambios en el proyecto

Modificación: En acuerdo con la oposición, el oficialismo desestimó la cláusula que extendía el cobro del impuesto a las ganancias a componentes del salario hoy exentos, como viáticos y gastos de representación Beneficio: También se dejarán sin efecto los artículos que recortaban el plus que cobrarán los nuevos jubilados de la PatagoniaCompensación: A cambio, se estudia un probable aumento en las alícuotas que se aplican en el impuesto a los bienes personales

Comentá la nota