Lucas Ghi: «Estamos pensando en llevar adelante una reforma tributaria en el transcurso del segundo semestre del año»

Lucas Ghi: «Estamos pensando en llevar adelante una reforma tributaria en el transcurso del segundo semestre del año»

En línea con el proyecto de ley de impuesto a las riquezas, el intendente de Morón planteó que hay una idea para aplicarlo a nivel municipal y llevar «políticas redistributivas». La situación de sus padres y el control sobre barrios de emergencia y geriátricos. Opinó sobre las políticas del GCBA.

Lucas Ghi, intendente de Morón, dio una conferencia de prensa virtual, en la que La Noticia Web estuvo presente, para actualizar la situación del distrito en diferentes aspectos. Una de las situaciones que pareció más importante, es el proyecto para «llevar adelante una reforma tributaria».

Aclaró que esto se daría en el segundo semestre porque «hay que respetar el plazo de la ley orgánica», aunque «requiere de una actualización del registro de mayores contribuyentes y ya está en marcha», aseguró el jefe comunal.

«No descarto crear alguna tasa para algún sector específico, pero todavía está en trabajo», sostuvo, y agregó: «Lo que sí es una definición política es que vamos a actualizar la ordenanza fiscal-impositiva pero todo depende en la medida de cuando el HCD pueda volver a sesionar».

Por último, opinó sobre el proyecto nacional: «Estoy de acuerdo con esta iniciativa porque es una oportunidad para hacer más eficiente nuestro sistema tributario, si es equitativo es eficiente y le permite al Estado llevar políticas redistributivas».

APERTURA DE COMERCIOS

Hoy, la Provincia está escuchando las propuestas que hace cada municipio de manera individual, las analiza, las eleva a Nación y luego brinda una respuesta. «Nosotros ya obtuvimos una cantidad importante de aprobaciones, más de 10, todas actividades industriales y estamos a la espera de otras presentaciones que hicimos», reveló.

Por lo pronto, anticipó que en la Provincia van a comenzar a «flexibilizarse los comercios de proximidad» porque «el consumo y el trabajo no necesita del transporte público». Los comercios del municipio han realizado varios pedidos y el intendente aseguró que ya se elevaron al gobierno provincial.

Además, mantienen dialogo con todos los sindicatos, y con aquellas industrias que todavía no pueden volver a abrir planteó que esta la posibilidad de «los beneficios del Estado nacional y provincia, como el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción y a la línea de créditos del Banco Provincia». Sumado a la exención de las tasas municipales a las actividades perjudicadas.

«Si no se puede trabajar, nos hacemos eco de la necesidad y nos ponemos a trabajar para la gestión de algunos de estos beneficios».

BARRIOS DE EMERGENCIA Y GERIATRICOS

Hace una semana se detectó el primer caso en el Barrio Carlos Gardel, pero el gobierno actuó inmediatamente porque «desplegamos un operativo de intervención y rastrillaje».

«Detectamos 4 personas que tenían síntomas, se le hicieron los hisopados y dieron negativo, con previo aislamiento por parte del Estado en nuestros centros que son los hoteles familiares y alojamiento», informó el intendente.

Hay dos programas que van a llegar al territorio. El primero es «El barrio cuida al barrio» donde van a haber «postas» con «presencia permanente para extremar todas las medidas de prevención», y llegará en la próxima semana.

El otro es el conocido «Detectar» donde van a hacer test a asíntomaticos. Ghi aseguró que «va a pasar en el transcurso de esta semana, semana que viene a más tardar», ya que esta ultimando detalles del «como, cuando y donde» junto a Carla Vizzotti. En línea con esto, aclaró que tuvieron prioridades los barrios de emergencia con más de un caso «que no es nuestra situación».

Por otra parte, destacó que «en los geriátricos tenemos un monitoreo diario, todos los días nos tienen que reportar novedades, aún cuando no las haya», y crearon un comité especifico para coordinar las acciones en estos espacios.

Actualmente el municipio cuenta con un aproximado de 190 camas críticas entre todos los sistemas, junto a las camas de los hoteles que sirven para aislar a posibles infectados o casos confirmados que no requieren de una atención hospitalaria, que no tengan lugar en sus domicilios o espacios cerrados.

ATENCIÓN EN C.A.B.A.

El dirigente político recalcó la importancia de una «articulación» entre todas gestores políticos del AMBA, porque más allá de los quiebres o fisuras que puedan existir «eso fue lo que nos permitió que no se dispare la curva y encontrar los objetivos santiarios».

«En el momento que escaló la cantidad de contagios, en CABA abrieron la actividad comercial, lo que nos genera preocupación, pero no puede dinamitar los puentes y desacreditar las locuciones», declaró.

Por ello, planteó que si «los asesores de Larreta y el Comité Central de Seguimiento de la Pandemia lo permiten es porque están las condiciones dadas», aunque recalcó la necesidad de tener en cuenta a los trabajadores del Gran Buenos Aires que viajan a Capital Federal a través del transporte público.

Por último, aclaró la evolución de la salud de sus padres: «Mi padre en sala general y mi madre en terapia intensiva por patologías preexistentes, no porque este mal sino porque hay disponibilidad de camas para ello y los médicos pudieron tomarlo como forma para extremar los cuidados».

«Ha habido una pequeña evolución negativa en el caso de mi papá a causa de una infección en un pulmón, pero hasta ahora parecería estar todo bajo control», concluyó el intendente.

Comentá la nota