Lifschitz reabre el debate para municipalizar Assa

Lifschitz reabre el debate para municipalizar Assa

La idea de transferirles a Santa Fe y Rosario el servicio no es nueva. Cuatro años atrás, hubo un debate similar. Dudas sobre su viabilidad en los otros 13 distritos.

El gobernador electo, Miguel Lifschitz, adelantó que impulsará la municipalización de la empresa Aguas Santafesinas SA (Assa), de manera de transferir la gestión de los servicios de agua potable y cloacas “de manera progresiva” a los intendentes.

“Soy partidario, lo fui cuando era intendente, de trasladar de manera progresiva el control de la empresa de Aguas Santafesinas a los grandes municipios, Rosario y Santa Fe”, dijo el actual senador por Rosario.

Durante el segundo gobierno de Jorge Obeid, Lifschitz era el intendente de esa ciudad y reclamaba la municipalización cuando el último gobernador justicialista volvió a la órbita del Estado ese servicio, que fuera privatizado -también por el peronismo- durante los ‘90.

“Creo que si hay municipios que quieren asumir más responsabilidad en el tema, soy partidario de avanzar por ese lado”, dijo tras recordar su conocida posición personal.

Lifschitz piensa que debe haber cambios “en las dos empresas” y para la EPE tiene en carpeta una actualización de su marco normativo, para incorporarle regulaciones y un ente de control. “Hay que repensar la estructura de ambas”, resumió.

El sucesor de Antonio Bonfatti en la Casa Gris dijo que en tiempos de Obeid, cuando Assa reemplazó a la empresa privada Aguas Provinciales SA, “éramos partidarios de una presencia fuerte del municipio en el manejo de la empresa, no a través de una pequeña participación accionaria como promovía la gestión justicialista”, mencionó.

Posiciones

Para Lifschitz, los dos grandes municipios de la provincia, Rosario y Santa Fe, “están en condiciones de hacerse cargo de la prestación del servicio de agua potable y cloacas. Obviamente, hay que pensar en un esquema progresivo, gradual”.

A la conocida posición rosarina en favor de controlar los servicios, se suma la que asumió el intendente santafesino, José Corral, unos días antes de las elecciones del 19 de abril, cuando la ciudad sufría con la cañería dañada en bulevar y Urquiza.

“Si el Ministerio no puede gestionar la empresa, que nos la pasen al municipio; nos sentaremos a discutir los aspectos económicos financieros pero estamos dispuestos a asumir el control de la empresa si la provincia no puede hacerlo, los problemas no son nuevos”, disparó Corral en aquella declaración tan sonada, durante la semana previa a las Paso.

A esos dos antecedentes, se suma un tercero, que no proviene del oficialismo: Luis Castellano, el intendente de Rafaela sostuvo, en la Audiencia Pública sobre los servicios sanitarios, de dos años atrás, que la municipalización es una alternativa.

“Nuestra propuesta -dijo en esas reuniones convocadas por el Ente Regulador de los Servicios Sanitarios, Enress- es que el agua en la ciudad la administremos los rafaelinos”. Y agregó, en mayo de 2013, que “ los rafaelinos estamos seguros que, en un mediano plazo, vamos a ser más eficientes”.

Lifschitz remarcó en declaraciones a la prensa de Rosario que el tema será eje de “conversaciones con la intendenta Mónica Fein para acordar los términos de ese eventual traspaso y sus condiciones”.

Los gremios se oponen

“No compartimos la idea de la municipalización, (el servicio) tiene que seguir bajo la órbita del Estado provincial”, dijo el secretario General del Sindicato de Obras Sanitarias de Santa Fe, Mario Fleitas, ante una consulta de El Litoral.

El dirigente sindical recordó que el tema no es nuevo en el debate sobre los servicios públicos en la provincia y subrayó que ésa es la posición histórica de su gremio.

“Nosotros consideramos que no debe cambiarse esa condición para la prestación del servicio, lo debe garantizar la provincia, pero por supuesto, nos gustaría saber más de cómo es esta idea antes de dar más opiniones”.

Ante una consulta, explicó que hoy hay distintos convenios colectivos entre los trabajadores del sector que están en Assa y los que se encuentran bajo prestadores municipales, y explicó: “A nivel nacional, con la Federación gremial que agrupa a todos los trabajadores de Obras Sanitarias estamos discutiendo un convenio, entre otros con la Fencap (Federación Nacional de Cooperativas de Agua Potable), para agrupar en un mismo convenio a los empleados del sector cooperativo así como a los de los servicios de agua potable y cloacas de los municipios”.

“Estamos muy cerca de firmar ese nuevo convenio nacional; probablemente, la semana próxima ante el Ministerio de Trabajo de la Nación. Es algo que va en el sentido contrario a lo que propone el gobernador electo”, señaló.

Sobre la viabilidad o no de empresas en municipios chicos (fuera de Santa Fe y Rosario), dijo “tendríamos que ver en profundidad cuál es la idea del gobierno, aún no la vimos, pero por lo que veo -hoy por hoy- en Assa hay 15 distritos que forman una unidad”.

“Haremos un análisis pormenorizado sobre lo que el gremio va a tomar como actitud, una vez que podamos saber más sobre los planes del próximo gobernador”, adelantó.

“Todo lo que nos ocurre en Santa Fe, en este aspecto, lo llevamos siempre a nivel de la Federación Nacional de Trabajadores de Obras Sanitarias (Fentos), donde tampoco hay por cierto acuerdo con la idea de municipalizar”, señaló Fleitas, que integra el secretariado nacional.

Coment� la nota