Jugando a las escondidas, Martín Merlini asumió en el Consorcio Portuario prometiendo obras de dragado

Jugando a las escondidas, Martín Merlini asumió en el Consorcio Portuario prometiendo obras de dragado

En un marco silencioso y selectivo, el subsecretario de Actividades Portuarias bonaerense, Marcelo Lobbosco, puso en funciones a un ¿temeroso? Presidente del Consorcio Portuario Regional Mar del Plata. El nuevo titular anticipó, a través de un comunicado de prensa, una gestión de “puertas abiertas” (algo que no se notó al menos con los medios de prensa), y el objetivo de consolidar “un puerto productivo”.

Martín Merlini hizo saber que atenderá, recibirá y escuchará “a todos los sectores” vinculados a este puerto, anticipando que van “por un puerto productivo, por el desarrollo productivo de la región y aprovechar esta oportunidad que tenemos para poder generar juntos un verdadero cambio en la ciudad”, señaló durante el acto en el que fue presentado por Jorge Hidalgo, responsable de la administración de esta terminal durante los últimos 16 meses.

Agradeció por su designación a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el ministro de la Producción, Ciencia y Tecnología de la provincia, Jorge Elustondo, el subsecretario Lobbosco y a quien lo impulso al concejal y presidente de la Fundación Pensar, Juan Aicega

A través del escrito señaló que “Soy un actor portuario, soy uno de ustedes y este puerto es mi segunda familia”, remarcó ante los participantes de la ceremonia, entre los que se destacaban autoridades locales de Armada Argentina y Prefectura Naval y directivos de cámaras empresarias, gremios y algunas instituciones vinculadas a distintas ramas de la actividad del puerto marplatense. 

Lobbosco, por su parte, agradeció a Hidalgo el trabajo realizado y deseó suerte a Merlini en esta nueva gestión. “El puerto de Mar del Plata puede dar mucho más de lo que está dando, necesita un desarrollo planificado y se lo tiene que ver por su área de influencia que tiene”, puntualizó.

Promesas de Lobosco

Siguiendo con la estrategia de mensajes cautos, Lobosco alentó a los distintos sectores a compartir el esfuerzo para que este puerto “sea decisivo”, resaltó la necesidad de reglas claras para que las empresas inviertan y dejó en claro que, más allá de la constitución que logre el próximo directorio de este Consorcio, la agenda de la Subsecretaría de Actividades Portuarias “estará abierta a todos”.

Merlini y Lobbosco coincidieron en algunas prioridades que a la brevedad deberá atender y resolver el puerto de Mar del Plata. En tal sentido hablaron de las obras de mantenimiento de dragado de áreas operativas, optimización y ampliación de los espacios de amarre en muelles y el apoyo a la pesca y demás industrias presentes en la jurisdicción, sin detallar cómo lo harán, ni el presupuesto con el que contarán. 

Deseos que anuncian todos los que llegan al Puerto, pero que lamentablemente naufragan en un mar de buena voluntad.

Coment� la nota