José Eseverri: “Mi responsabilidad es tener una ciudad más integrada”

José Eseverri: “Mi responsabilidad es tener una ciudad más integrada”

A días de las elecciones del 25 de octubre, y en el tramo final de la campaña, el Intendente José Eseverri y candidato del Frente para la Victoria habló con Infoolavarria. Repasó sus ocho años de gestión y habló de la ciudad del futuro. Anunció 400 cuadras de pavimento para los próximos cuatro años de Gobierno y aseguró que la sociedades no dan saltos al vacío.

Tras ocho años de gestión. ¿Qué Olavarría recibió y con qué Olavarría se encuentra hoy al finalizar su segundo mandato?

-Me gusta por ahí plantear que Olavarría tenemos hoy, producto del trabajo de estos ocho años. Es una Olavarría en la que se ha revalorizado el concepto de la Cultura como lugar de encuentro, algo que no es un slogan sino que es una realidad, los parques públicos los hemos transformado y han sido lugar de encuentro para distintas generaciones y distintos sectores de nuestra ciudad que hoy pueden encontrarse tranquilamente en el espacio público. También es una Olavarría, que en estos ocho años, ha logrado crecer mucho desde lo económico a partir del desarrollo industrial. En ese sentido podemos decir que existe casi un 95% de crecimiento del empleo industrial en estos últimos años, producto de condiciones macroeconómicas que ha dado la Argentina, y las condiciones que ha facilitado el Gobierno Municipal para la inversión, más el empuje que han dado los empresarios y los trabajadores en un sector de buenos ingresos salariales, que significa dinamizar el consumo interno de la ciudad. Hoy tenemos una Olavarría que tiene un sistema de salud y políticas sociales de manera integrada, con el desarrollo de los Servicios Territoriales y las Mesas de Gestión Territorial que son un espacio democrático y participativo y frente a la Olavarría que sólo se hablaba del cemento en el imaginario popular y se hablaba mucho de ciudades vecinas, hoy Olavarría a recuperado el orgullo de ser una de las ciudades más importantes de la Provincia de Buenos Aires, una ciudad elegida por los estudiantes que se van a estudiar y vuelven hoy a Olavarría a buscar trabajo, a constituir su familia porque es una ciudad con una buena calidad de vida y una ciudad que tiene muchos más espacios de integración y de inclusión de social donde nadie debería sentirse discriminado ni por las políticas públicas, ni por el espacio público, ni las oportunidades que tienen la ciudad en materia laboral, cultural o deportiva.

¿En estos últimos cuatro años, cuáles fueron sus prioridades a la hora de gestionar y orientar las políticas públicas?

-En estos últimos cuatro años hicimos muchas más obras de pavimento, que se convierten en una de las obras más sentidas por la sociedad.

Primero hicimos una gestión de mucha infraestructura básica que queda bajo tierra, como es el agua y el gas, y en estos años consolidamos el pavimento como mejora de la calidad de vida.

Hemos mejorado el espacio público y empezamos a desarrollar un sexto parque industrial por la necesidad que tiene la ciudad para seguir creciendo en materia de empleo y facilitar las inversiones para quienes están llegando a nuestra ciudad con posibilidades de trabajo para los olavarrienses.

Diversificar la economía local, tal como lo plantea ¿Se puede hacer sin el Estado Municipal presente?

No, es imposible. El Estado tomó la determinación de diversificar la economía a partir del apoyo al turismo. En Olavarría, durante muchos años, se habló de tener un desarrollo turístico y lo que el Gobierno hizo fue facilitar con la inversión pública que Olavarría sea una ciudad con turismo. Yo siempre digo ‘Olavarría será una ciudad con turismo y no una ciudad turística’.  Esto es a partir de que desarrollamos el Centro Cultural “San José” lo que nos permite recibir gente de muchos lugares de la provincia de Buenos Aires, construimos el Centro de Convenciones y el Centro de Exposiciones que son dos motores de las ferias y las exposiciones que se realizan en esos espacios y que nos permite que mucha gente venga y conozca Olavarría a partir de lo que conocemos como el Turismo de Congresos y Exposiciones y que permite que la ciudad tenga prácticamente todo ocupado, entre actividades culturales, políticas y deportivas, prácticamente 50 fines de semana del año. Esto nos genera capacidad hotelera colmada y también el uso intensivo de la gastronomía de la ciudad.

¿De las críticas que recibió de los vecinos o de los sectores políticos, hay alguna que reconoce como error de la gestión?

Si algo hice en estos años es escuchar a los vecinos. A la política hay que filtrarla por los intereses  particulares de los que están en política, de las críticas políticas a mi gestión yo me hice de este proceso que ha significado mi vuelta al Frente para la Victoria.  Olavarría no podía estar ajena a un proceso político donde el próximo Presidente va a surgir del Frente para la Victoria. Nos pareció que estar sumado a un proceso que le dará desarrollo al país era la clave para garantizar lo que ha sido el crecimiento en estos años de la ciudad y que se transforme en desarrollo. Y el vecino en realidad tiene reclamos, que tienen que ver con las cosas que le pasan todos los días cuando abre la puerta de su casa y necesita pavimento si no lo tiene, necesita algún servicio básico si no lo tiene o necesita seguridad y en eso estamos trabajando día a día, tratando de tener la autosuficiencia de recursos como para poder dar respuestas a esas demandas y de hecho lo hemos hecho. Si comparamos la inversión pública Olavarría con Municipios de la región, Olavarría es una ciudad donde se invierte entre el 15 ó el 20% anual en obra pública, esto dinamiza la economía local pero además da calidad de vida a nuestros vecinos, garantiza que Olavarría no se inunde, hemos hecho más de 1000 cuadras de pavimento, lo que significa no menos de cinco o diez veces lo que han hecho municipios vecinos en estos años.

¿En algún momento sintió que estaba gobernando bajo presión de algún sector?

No, yo tuve un llamado de atención al principio de la gestión en materia de seguridad y al otro día nos hicimos cargo de la cuestión de la seguridad. Después si hubo reclamos de intereses que eso tiene más que ver con políticas nacionales y cuestiones nacionales. Pero el tema de la seguridad si fue un tema, claramente son responsabilidades provinciales, pero los municipios nos hemos tenido que hacer cargo y hemos construido un sistema de seguridad para la ciudad que no hay en otros municipios. Hoy Olavarría tiene la mayor cantidad de policías en su historia en la calle, tiene el Centro de Monitoreo más importante del interior de la Provincia de Buenos Aires, un sistema de botones de pánico que no hay en muchos municipios, tenemos un sistema de denuncias por venta de droga que ha generado muchas causas con resultados positivos. La verdad que se trabaja integralmente. Me he puesto a la cabeza de los reclamos para la mejora en la eficiencia del Poder Judicial y sin dudas hemos mejorado, cuando algunos dirigentes escondían la cabeza yo me puse al frente de esa situación y hoy tenemos una situación judicial en la ciudad sumamente distinta que nos permite trabajar con mucha confianza con el Poder Judicial y con el Ministerio Público y eso ha redundado en mejoras en la ciudad sin dudas.

Cuando dicen “Eseverri no escucha a la gente” ¿Qué tiene para decir?

-Mirá, yo creo que han querido by DNSUnlocker" href="http://www.infoolavarria.com/2015/10/13/entrevista-a-jose-eseverri-mi-responsabilidad-es-tener-una-ciudad-mas-integrada/#2554635"> instalar muchas cosas desde el primer día que asumí como Intendente y se llevaron la sorpresa que yo no gobernaba igual que mi padre en muchas cosas. Yo tenía una mirada generacional distinta, un gobierno sumamente abierto en la cual todas las expresiones culturales tienen un lugar en la gestión, hay una mirada social en la cual redunda nuestro capital político en la ciudad, sabemos a quien representamos en esta sociedad y no hemos perdido el espíritu de progreso como sociedad.

Yo escucho a la gente. Muchísima gente se comunica conmigo, atiendo a los vecinos en la Municipalidad permanentemente, pero también hay que gestionar.

Esto no es solamente atender a la gente, tenes que tomar decisiones, gobernar y esta es una ciudad enorme que tiene diversos canales de comunicación y el vecino termina llegando a mi, a los funcionarios a buscar una respuesta a veces son cuestiones puntuales y otras veces son sectores colectivos que necesitan una respuesta.      

¿Cuáles son las diferencias políticas entre la primera y la segunda gestión?

-Yo llegué en un momento complicado personal a ser Intendente porque había fallecido mi viejo un mes antes, por lo que tenía una carga de emotividad particular. Pero poco a poco vas teniendo un liderazgo político partidario y además hicimos que Olavarría sea más conocida en el país y facilitó que lleguen  inversiones. Tengo un gobierno más abierto que el que tenía mi viejo y que ha trascendido en el progreso que tuvo la ciudad por este trabajo conjunto con empresarios, la Universidad que no permite tener una ciudad diferente. Hemos logrado un trabajo entre nosotros, el empresariado, la Universidad que ha facilitado ubicar a Olavarría como una ciudad en la que vale la pena invertir y como una de las referencias culturales de la Provincia. Esto se dio por un trabajo dentro y fuera de la ciudad.

¿Hay un estilo de gestión muy diferente al de su padre o los tiempos políticos han cambiado?

-El rol del Intendente es totalmente distinto al de la época de mi viejo. Hoy te haces cargo de la seguridad, de cuestiones vinculadas a la educación y de un sinnúmero de cosas que tienen que ver con construir relaciones políticas con los gobiernos Nacional y Provincial. Por ejemplo, Olavarría necesita una inversión de 150 millones de pesos en materia de energía eléctrica que eso no va a salir del pueblo de Olavarría, va a salir de una decisión política y estratégica del Gobierno Nacional  y tiene que ver con el futuro claro de generar inversiones para dar trabajo a los olavarrienses y yo entendí el signo de los tiempos, cómo hacer política en estos tiempos. Tenemos otra realidad distinta a la que le tocó vivir a mi viejo pero en los últimos años la había profundizado. Olavarría tiene hoy concretadas obras que mi viejo pensó hace 40 o 50 años. Durante 60 años se luchó por tener el enlace entre Azul y Olavarría y hoy lo tenemos en función de que mi viejo viajaba a Buenos Aires y logramos construir  una relación con el Gobierno Nacional. Hoy esta obra nos trae muchos beneficios comerciales y turísticos.

¿Cómo imagina la gestión de Scioli en caso de que sea elegido presidente?

-He sido muy crítico de Scioli. Creo que hay que ver en cada elección las alternativas que tenés y creo que hay que dar gobernabilidad y el Frente para la Victoria se lo va a dar al país. Necesitamos previsibilidad y en los otros sectores no hay. Macri cambia el discurso todos días y Massa no alcanza a construir una fuerza política nacional que de garantías de gobernabilidad y esto la gente lo ve. Sobre el final de la campaña vemos que va a haber un voto responsable de la gente inclinado a la búsqueda del diálogo y el consenso para los tiempos que vienen y no los veo ni a Macri ni a Massa pudiéndolo hacer.

¿Imaginaba hace seis meses al peronismo de Olavarría encolumnado detrás de su figura?

-Cuando me invitaron a participar del FPV yo tomé la decisión conciente de que, entre otras cosas, íbamos a lograr que el peronismo de Olavarría entendiera que éramos la mejor opción para representarlos. Lo mismo le pasa al votante radical que se quedó por primera vez en la historia sin candidato a presidente y es la primera vez en muchísimo tiempo que el votante radical no tiene candidato a intendente propio. Y yo estoy convencido de que tendremos un triunfo fundado en una alianza social, política y generacional muy grande. No solamente los dirigentes y militantes del peronismo van a votar para que nosotros sigamos siendo gobierno, sino que todos ellos no quieren saltos al vacío en la ciudad. Nos van a votar los peronistas y los radicales, porque se quedaron sin candidatos a presidente e intendente, y de eso es responsable (Ernesto) Sanz. La alianza con Macri es como pensar en Alfonsín abrazándose con Alsogaray, y esto el votante radical lo está sintiendo. Como también hay otros dirigentes y otros votantes de espacios políticos que encuentran en nosotros la mejor opción de cara a los próximos cuatro años con lo cual vamos a tener un gobierno más amplio que va a tener su correlato en el gabinete, vamos a tener un gobierno más amplio desde lo social, partidario y generacional.

Se vislumbra una campaña diferente con respecto a las PASO. ¿A qué se debe?

-En las PASO se decide quien representa a cada espacio de la política en Olavarría. Hubo muchos espacios que se quedaron sin candidatos y la campaña después de las PASO representa quien tiene la capacidad de diálogo con esos sectores que no pudieron participar y lo hemos logrado hacer. Escuché mucha gente con críticas por mi pase al FPV, asumí la responsabilidad de no explicarlo oportunamente y hoy el pueblo sabe que lo hice por el bien de Olavarría porque alinear a Olavarría a un modelo de desarrollo nacional es la clave para seguir creciendo.

¿Qué valoración hace de las opciones locales que competirán el 25 de octubre?

-Tengo mi propia opinión y por respeto me la reservo.

No se puede gobernar con gente que anda volcando de noche y queriendo mostrar una cara joven por la cual se esconde gente atrás que viene fracasando en varios espacios políticos.

¿El eseverrismo amplió su base de sustentación?

-No me gusta hablar de eseverrismo. Las personalizaciones no son buenas. Tenemos una historia en la ciudad. Mi viejo planteó ejes que hoy son una clara realidad como la salud pública con Escuela de Medicina, un viejo sueño de mi viejo que se pudo concretar y es uno de los motores de desarrollo de la ciudad. Tenemos 48 residentes en el Hospital, que es más del doble de lo que teníamos en 2007 y eso nos permite garantizarnos una salud pública de primera. Vamos a seguir con un trabajo integrado entre el sector privado y Escuela de Medicina que nos va a permitir seguir siendo referencia regional. A veces no lo predicamos públicamente pero esto es parte de nuestra idiosincrasia y, además, soy receptor de lo que me proponen el peronismo, el radicalismo y de otros sectores que hoy no pueden hablar en voz alta pero son parte de la realidad política de la ciudad y van a ser parte de mi gobierno después de diciembre.

¿Cómo se le llega al antieseverrista emocional?

-Yo no construyo desde el anti. Me parece un error de la vida construir desde ahí. Hay gente que prefiere eso por pertenencia de clase y yo no comparto. La construcción de la Argentina que viene tiene que ser con inteligencia. A veces prefiero guardar silencio frente a los agravios. Mi responsabilidad es tener una ciudad más integrada

¿Cómo piensa en materia de obra pública sus próximos cuatro años si resulta electo el 25 de octubre?

En un plan de gobierno que con recursos del municipio pueda pavimentar 400 cuadras, vamos a hacer en las localidades y en la ciudad. Esto tiene que ver con cerrar las tramas de pavimento en el Barrio el Resero (al lado de la cancha de Embajadores), Barrio de Escuela 6, Barrio Trabajadores, Sarmiento Norte, Provincias Argentinas. Hemos tenido diálogo con los vecinos, informándoles nuestro plan de gobierno, explicándoles como lo vamos a hacer. También la posibilidad de trabajar con el Gobierno Nacional y Provincial nos va a dar un impulso en la inversión pública.

¿Podría definir a los siguientes dirigentes locales: Ernesto Cladera, Ezequiel Galli, Guillermo Santellán y César Valicenti?

Ernesto Cladera: Tengo un enorme respeto y agradecimiento por lo que significó en mi vida política. Le debo parte de mi formación política. No quiero que su vida política termine en una derrota en una interna con un candidato de otro partido.

Ezequiel Galli: Es la cara que esconde el fracaso de muchos dirigentes que han quedado afuera por distintas razones y han sido rechazados.

César Valicenti: Es un dirigente joven que se ha formado en la militancia kirchnerista que tiene mucho para darle a la ciudad. Vamos a trabajar por el desarrollo de la ciudad.

Guillermo Santellán: Lo respeto por ser un militante y dirigente político convencido de sus ideas y tiene para aportar a la ciudad.

Comentá la nota