Investigan a la firma del primo de Macri por evasión

Investigan a la firma del primo de Macri por evasión

La justicia en lo Penal Económico  sospecha que IECSA, de Angelo Calcaterra, no pagó 12 millones de pesos.

La justicia en lo Penal Económico abrió una investigación contra la empresa IECSA de Angelo Calcaterra por presunta evasión de aportes previsionales. La maniobra investigada ocurrió en los últimos dos años, e implica una defraudación al Estado de alrededor de 12 millones de pesos. Cinco directivos de esa firma, entre los que no se encuentra el primo del presidente Mauricio Macri, fueron imputados.

La fiscal Gabriela Ruiz Morales requirió el inicio de la acción penal y pidió que los directivos sean convocados a declaración indagatoria por el delito de apropiación indebida de recursos de la seguridad social. Los imputados son Santiago Ramón Altieri, Juan Ramón Garrone, Héctor Javier Sánchez Caballero, Alejandra Erika María Kademian y Víctor Ramón Ignacio Folch. Ahora la decisión está en manos del juez Ezequiel Berón de Astrada, quien ya citó a indagatoria al empresario kirchnerista Lázaro Báez por una maniobra similar.

La causa contra IECSA gira en torno a tres períodos fiscales en los que la empresa aparece como no presentando, presentando tardíamente o acogiéndose a moratorias por los aportes previsionales que debió hacer sobre sus empleados. Los períodos investigados son julio y diciembre de 2015 y marzo de 2016.

Las situaciones son bien distintas en cada período. Según el dictamen de la fiscal, publicado en el sitio de la Procuración General,  “las retenciones en concepto de aportes previsionales" de marzo de este año "no han sido ingresadas, al menos, al mes de mayo del año 2016”.

En el caso de julio de 2015, Ruiz Morales detalló que el dinero correspondiente, $3.494.587,20, fue ingresado luego de vencido el plazo legal. “Nótese que aquella obligación vencía el 7/8/2015 y fue cancelada el 4/9/2015, es decir, se reitera, una vez transcurrido aquel plazo de 10 días hábiles administrativos”, precisó la fiscal.

IECSA es una de las firmas que integra la Unión Transitoria de Empresas (UTE) que se ocupa de las obras de soterramiento del ferrocarril Sarmiento en la ciudad de Buenos Aires, un proyecto que abandonó el kirchnerismo y ahora fue relanzado por el presidente Mauricio Macri.

Pero es solo un ejemplo. La constructora que pertenecía a Franco Macri  figuró tercera en el ranking de las adjudicatarias durante la era kirchnerista, detrás de Techint y Electroingeniería, según los datos difundidos por el Ministerio de Planificación. En cambio, para el macrismo se ubicó mucho más atrás, en el puesto 24. 

No obstante, la firma está en venta junto a otro grupo de empresas que pertenecen a Calcaterra. Según publicó el diario La Nación, el mandato para realizar la operación está en manos del banco de inversión MBA-Lazard y ya hay al menos tres interesados.

La causa judicial contra IECSA comenzó con una denuncia de la fiscalía especializada en delitos contra la seguridad social (UFISES), a cargo de Gabriel De Vedia. Concretamente, la firma está acusada de descontar los aportes previsionales a sus empleados y no depositarlos ante la administración pública. Además se determinó que esa empresa adquirió en el período investigado un total de nueve vehículos de alta gama. 

Ruiz Morales advirtió en su dictamen que con los incumplimientos generaron un perjuicio ya que “el Estado necesita, para afrontar el gasto público, un determinado flujo financiero que no se reúne si los contribuyentes demoran los pagos”. Y consideró que los hechos encuadran en el artículo 9 del Régimen Penal Tributario, que castiga la apropiación indebida de recursos de la seguridad social, un delito por el que se prevén penas de dos a seis años de prisión.

Además de imputar a los directivos, la fiscal le propuso al juez una serie de medidas de prueba, entre las que se cuentan pedidos de información a la Inspección General de Justicia (IGJ) y a la AFIP.

Coment� la nota