Guerra fría entre Dietrich y la provincia por el control de los puertos bonaerenses

A casi dos meses de la renuncia de Marcelo Lobbosco a la subsecretaría de Puertos de la provincia, María Eugenia Vidal y Javier Tizado no definen un reemplazo. Mientras tanto, en los puertos germinan crisis y tensiones.

Tras pedirle la renuncia al titular del consorcio del puerto de Bahía Blanca, Pablo Pusetto, la versión de que Tizado va por los jefes de los puertos de Mar del Plata, Quequén y San Nicolás son cada vez más fuertes.

La salida de Pusetto fue sorpresiva, el jefe del puerto trabajaba para en un proyecto para 2040, pero no llegó a 2018. Se sabe que Tizado estuvo detrás de su salida, como también se sabe de la injerencia del ministro Guillermo Dietrich para elegir al reemplazante.

Miguel Ángel Donadío asumió y brindó varias entrevistas a medios nacionales y provinciales. Un dato llamó poderosamente la atención: en ninguna entrevista mencionó a Vidal. En cambio se preocupó por lanzar elogios a Dietrich. “Es un hombre de Estado con visión global del país y de las grandes obras que se necesitan”, dijo.

Pero Donadío tampoco mencionó a Tizado. Sí en cambio habló maravillas del subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación, Jorge Metz.

La crisis y la incertidumbre se extienden a los otros puertos de la provincia. Según da cuenta la revista Puerto, una publicación especializada en pesca y asuntos portuarios, las horas de Arturo Rojas al frente del puerto de Quequén están contadas. Ya sin el respaldo político de la persona que lo apuntaló en el cargo: Gerónimo ‘Momo’ Venegas, Rojas volvería a su banca en el Concejo Deliberante, de donde tomó licencia para llegar al puerto.

En Mar del Plata crecen distintas versiones que lo dan a Martín Merlini fuera del Consorcio Portuario. Sin embargo, Merlini parece haber cerrado acuerdos con el gobierno nacional sin escala en La Plata. Hace pocos días anunció que Nación cederle al puerto toda la Escollera Norte al consorcio. Lo hizo con una foto con Dietrich.

Mientras tanto, Tizado parece cada vez más lejos de Mar del Plata. Al asumir había prometido ir al puerto “cada 20 días”, ahora sus visitas son esporádicas.

Coment� la nota