Gran apuesta de la Fed para reactivar la economía

Comprará 40.000 millones de dólares por mes en deuda hipotecaria para estimular el crecimiento
La Reserva Federal de Estados Unidos lanzó ayer un agresivo programa de estímulo a la economía al comprometerse a comprar 40.000 millones de dólares en deuda hipotecaria por mes para mejorar el crecimiento y el consumo, y así reducir el desempleo.

La medida, en caso de mostrar resultados a corto plazo, podría darle un respiro a Barack Obama en la recta final hacia las elecciones.

Además de la inyección de liquidez, la Reserva Federal prolongó un plan para mantener los intereses a corto plazo casi en cero hasta mediados de 2015 y prometió que usará otros mecanismos de estímulo aun si se acelera el crecimiento. Hasta ahora, la fecha para terminar con los bajos tipos de interés era 2014.

"Sin una política de acomodación, el crecimiento económico podría no ser suficientemente fuerte para generar una mejora sostenida en las condiciones del mercado laboral", explicó en un comunicado.

La Fed anunció las nuevas medidas luego de una reunión de dos días y destacó la continuidad de una economía debilitada más de tres años después de que concluyó la última recesión. El desempleo no bajó del 8% desde 2009, por lo que 12 millones de personas económicamente activas están aún sin trabajo.

Otros 11 millones de norteamericanos trabajan menos horas que antes o tienen un ingreso menor de lo esperado. Y los precios de las viviendas nunca se recuperaron de su caída luego de la recesión.

Es la tercera vez desde la crisis financiera de 2008 que la Reserva Federal anuncia la compra de valores hipotecarios y es la primera que no fija plazos. El comunicado insiste en que seguirá comprando títulos y aplicando medidas expansivas "en caso de que las perspectivas sobre el mercado de trabajo no mejoren sustancialmente".

REACCIÓN FAVORABLE

Los mercados financieros reaccionaron con fuertes alzas. El Dow Jones Industrial Average, el principal indicador de Wall Street, cerró con una suba del 1,55% después del anuncio de esta inyección de liquidez. El índice S&P, en tanto, subió 1,63% y el índice del mercado tecnológico Nasdaq avanzó 1,33%.

La declaración que causó más sorpresa entre los analistas y los mercados fue que la Fed continuará con su política monetaria expansiva aun en caso de que haya una mejora en la coyuntura. Su presidente, Ben Bernanke, expresó más de una vez su insatisfacción por lo lento que se recupera la economía norteamericana, más aún después de que el viernes pasado se reveló que la cifra de desempleo se ubica en el 8,1%.

"El ritmo moderado de crecimiento sigue siendo insuficiente para generar progresos importantes en el frente del desempleo", dijo ayer Bernanke. "El alto nivel de desempleo impone dificultades para millones de personas y supone un enorme desperdicio de capacidades humanas y de talento", agregó.

La Fed ya había realizado fuertes inyecciones de dinero en la economía en diciembre de 2007 y junio de 2009 debido a la recesión. Asimismo, a fines de 2008 comenzó con la compra de títulos públicos de largo plazo y papeles de hipotecas por un monto superior a los 1,7 billones de dólares. Y en noviembre pasado comenzó con una segunda ronda de compras para inyectar liquidez por 600.000 millones de dólares.

Otro anuncio destacado de ayer fue que la Fed mantendrá hasta fin de año la llamada Operación Twist, que consiste en el recambio de títulos de próximo vencimiento por otros de largo plazo para presionar a la baja las tasas de interés a largo plazo. Por otra parte, rebajó sus estimaciones de crecimiento para 2012, pero las elevó para 2013.

La expansión económica prevista para este año se ubica entre el 1,7 y 2%, mientras que en junio las expectativas eran del 1,9 al 2,4%. En cambio, los pronósticos de crecimiento para 2013 se encuentran entre el 2,5 y el 3%, por encima de las estimaciones previas del 2,2 al 2,8%.

Las medidas de la Fed podrían dar un envión a las aspiraciones de Barack Obama para las elecciones del 6 de noviembre, acosado como está por las críticas al estado de la economía y a la caída del empleo que su rival republicano Mitt Romney le imprime a su discurso de campaña.

EL AMBICIOSO PLAN DE ESTÍMULO

La Reserva Federal generó grandes expectativas

40.000

Millones de dólares

Es el monto mensual -sin fecha límite- del agresivo plan de estímulo a la economía que lanzó la Fed, con el que comprará deuda hipotecaria para mejorar el crecimiento y el consumo y, así, reducir el alto nivel de desempleo.

Tasa

El banco central mantendrá las tasas de interés en un nivel cercano a cero hasta mediados de 2015.

Respiro

Si tuviera resultados positivos a corto plazo, la medida de la Fed podría darle un respiro a Obama en la recta final de la campaña.

Coment� la nota