Galuccio: “Vaca Muerta puede duplicar los ingresos que genera hoy el agro”

Galuccio: “Vaca Muerta puede duplicar los ingresos que genera hoy el agro”

En el marco de la presentación del documental “Vaca Muerta, el Principio”, realizado por Prima Multimedios en el auditorio del Museo Nacional de Bellas Artes de Neuquén, el ex Presidente de YPF y actual CEO de Vista Oil & Gas, Miguel Galuccio recordó los orígenes del proyecto hidrocarburífero más importante del país, destacó las medidas políticas dictadas en el orden provincial y nacional, y sugirió la necesidad de diseñar un plan de infraestructura para los próximos 20 años.

Excusándose por no poder participar en persona de la presentación por encontrarse en Nueva York, Galuccio expresó:

“Para mí es un placer estar compartiendo la presentación de este documental sobre los inicios de Vaca Muerta. Aunque sea a la distancia, acá en Nueva York después de tener el investor call con nuestros inversores en Vista y en un taxi, y no quería dejar de estar, ya que creo que es importante de alguna manera entender la magnitud de lo que se ha hecho en la construcción de lo que para mí es el proyecto más importante que tiene la Argentina: Vaca Muerta.

También creo que es importante entender el futuro de Vaca Muerta. Cómo las políticas de Estado y la seguridad jurídica son esenciales para garantizar reglas claras para atraer más inversión y generar el crecimiento futuro que se necesita para nuestro país.

Cuando hablamos de los inicios de Vaca Muerta, tuvimos que pensar en hacer cosas en grande: en revolucionar la industria, en cambios que se reflejaron en la forma en la que hacíamos las cosas en el campo, en la tecnología que implementábamos, en la seguridad y en la eficiencia. Pero como país necesitábamos hacer estos cambios para generar escenarios políticos y económicos que pudieran atraer inversiones y comenzar con el desarrollo de Vaca Muerta.

En este sentido quiero rescatar que hay una persona que hoy se sienta ahí entre ustedes, que jugó un papel clave a la hora de liderar todos esos cambios, que muchos podían pensar que eran obvios, pero no lo eran. Estoy hablando de Jorge Sapag, quien tuvo la visión de contribuir a generar las condiciones que nos permitieran generar un crecimiento sostenible y a largo plazo. Inclusive en momentos en donde realmente era difícil hacer entender a los políticos y a la sociedad lo que iba a pasar después.

Hoy, con el diario del lunes, todos hablamos de Vaca Muerta, todos somos expertos en Vaca Muerta, pero en aquel momento era difícil hacer creer y apostar.

Como muchos de ustedes saben tuve la increíble oportunidad de liderar YPF entre el 2012 y los inicios de 2016, oportunidad que me dio una Presidenta, Cristina Kirchner, que en ese momento apostó a traer un profesional al país en vez de poner alguna persona de su confianza y de la política.

Al asumir como presidente y CEO presenté un plan de los cien días de alto impacto con un fuerte foco en el desarrollo de Vaca Muerta, porque pensaba que el futuro del país pasaba por ahí. Fue duro y desafiante. Teníamos que avanzar en la curva de aprendizaje a pasos agigantados con un rumbo bien claro y definido: recuperar el autoabastecimiento energético del país. En ese sentido toda la gente que trabajó en YPF y que en aquel momento decidimos que íbamos a llevar la bandera en todos nuestros mamelucos, trabajaba de sol a sol no solamente por el sueldo, sino que pensaba de alguna manera con mucho propósito que estaba ahí para cambiar el futuro de nuestro país.

A nivel político contábamos con un liderazgo que entendía las necesidades y las urgencias del sector y que brindó los elementos necesarios para revertir el destino energético y alcanzar el autoabastecimiento energético. Fue así que se firmó la nueva Ley de Hidrocarburos en el 2014 que generó las condiciones para el arribo de las inversiones en Vaca Muerta, y que después fue refrendada en una situación difícil en la legislatura de Neuquén.

Hoy hablamos de Vaca Muerta como una posible plataforma de exportación que terminará de consolidarse en la medida que esa visión política que hubo a los inicios pueda replicarse de aquí en adelante.

Ustedes saben que necesitábamos de inversiones para empezar a mover Vaca Muerta porque no podíamos hacerlo solos, por eso logramos concretar alianzas estratégicas e históricas con socios de renombre internacional como Chevrón, Petronas y Dow Quimical. Esos son los proyectos que hoy, de alguna manera, siguen haciendo el delivery de la mayor producción que viene de Vaca Muerta.

Pasamos de una etapa de escasez a empezar a discutir en apenas siete años la abundancia cuando se perforaron en 2012 los primeros pozos entre YPF y Chevrón, veníamos de importar miles de millones de dólares en energía, que hoy fueron reemplazados por producción y trabajo local. Además, trajimos tecnología, repatriamos gente, argentinos que eran de alguna manera renombrados en el país para manejar las divisiones más importantes de nuestra compañía nacional. Los primeros walking rigs que nos permitieron ser más eficientes, los primeros set de fractura con la capacidad de fracturar pozos horizontales y de alguna manera reducir costos.

En Neuquén pasamos de producir 41.000 barriles de petróleo en 2012 a 74.000 barriles en 2015, y en gas pasamos de producir 19 millones de metros cúbicos en 2012 a 27 millones de metros cúbicos en 2015. Esto también se tradujo en un aumento de regalías para la provincia en un 170%. Tampoco me quiero olvidar de lo que fue alcanzar la licencia social para operar. Hacer comprender, participar a la sociedad en las distintas técnicas que debíamos ocupar para perforar y completar estos pozos, que se podía hacer de alguna manera, de una forma profesional y sustentable.

Trabajamos con el BID para incorporar Añelo al programa de Ciudades Sustentables con el objetivo de resolver problemáticas vinculadas con el empleo, la educación, la salud y la infraestructura.

Realmente se logró muchísimo y parte de esos logros se dieron porque todos entendíamos la importancia y el impacto del desarrollo de este recurso para el crecimiento del país. Todos los actores involucrados: empresas, gobiernos y sindicato, trabajamos en conjunto para que Vaca Muerta hoy sea una realidad.

Quedan por delante muchísimos desafíos. El desarrollo en escala de Vaca Muerta necesita no solo de la inversión directa sobre los campos de petróleo y gas, sino de todas las facilidades externas que se requieren para que alcance todo su potencial. En ese aspecto desarrollar junto al Gobierno Nacional y provincial un plan de infraestructura pensado en Vaca Muerta y sus alrededores para los próximos 20 años, es fundamental.

No debemos perder el foco. Tenemos que comprender que cualquier medida política y económica puede poner en riesgo todo lo que fuimos construyendo a lo largo de estos años, con reglas claras, con profesionalidad, con seguridad jurídica, los argentinos podemos hacer que Vaca Muerta duplique los ingresos que genera hoy nuestra industria fundamental que es el agro.

Para terminar, quiero transmitirles que, en el mundo, nos están mirando. Vaca Muerta está en el centro de la escena mundial. Yo puedo decir con gran orgullo que pienso y siento que los argentinos estamos a la altura del desafío. Que nuestra profesionalidad, nuestra creatividad, nuestro trabajo, nuestra inventiva, van a ser capaces de mostrarle al mundo que esta oportunidad no la vamos a desperdiciar.

Les mando un fuerte abrazo. Gracias por darme una oportunidad de participar en esta apertura de un proyecto que me parece muy lindo. Abrazos a todos”.

Comentá la nota