Escuelas fantasmas

Escuelas fantasmas

Una denuncia del legislador Mariano Recalde puso al descubierto la existencia de nueve terrenos baldíos donde el Gobierno de la Ciudad dice que construye 54 establecimientos educativos. Por los medios, Larreta anuncia que para el fin de su primer mandato culminará todos los edificios.

“No sólo no vamos a cerrar ninguna escuela, sino que vamos a terminar este gobierno con 54 escuelas más, entre nuevas o cambios de edificios”, retrucó, envalentonado, Horacio Rodríguez Larreta. Esas palabras, que pudieron sonar hasta desafiantes, fueron vertidas en medio de la polémica por el cierre de las 14 escuelas secundarias nocturnas.

A poco más de un mes de formuladas, esas mismas declaraciones le pueden terminar jugando en contra al jefe de Gobierno. Hasta el momento, la primera parte de sus dichos se cumplió: debido a la presión de la comunidad educativa tuvo que dar marcha atrás con el cierre de los comerciales nocturnos. 

Pero la cosa no terminó allí. En los últimos días, el legislador Mariano Recalde (Unidad Ciudadana) denunció al Gobierno de la Ciudad por la existencia de nueve terrenos baldíos en lugares donde debería haber escuelas finalizadas o, al menos, estar en proceso de construcción. 

Es cierto que aún restan diez meses para que Larreta finalice su ges-tión, pero en los registros fotográficos se pudo observar que las nueve “escuelas fantasmas” no tienen ejecución de obra o que la misma está abandonada hace tiempo. Entre los lotes baldíos, el de Pepirí 185 merece un párrafo aparte. 

En esa dirección ubicada en el barrio Parque Patricios, no sólo no hay una escuela en construcción, tal como anunciaba la web del GCBA, sino que allí se emplaza un patio cervecero. Cuando el dato tomó estado público, rápidamente, el Gobierno porteño cambió el estado de obra: pasó de “en ejecución” a “en proyecto”. 

En contacto con Qué, Patricia Pines, del colectivo “Vacantes para Todxs”, comentó que tres madres arquitectas de ese grupo realizaron un relevamiento de espacios ociosos y un seguimiento de las obras. Agregó que “pudimos comprobar que de las 30 es-cuelas -con salas de 3 años- que el Gobierno prometió, con inauguración en 2019, solamente fueron 11 las que fehacientemente hicieron”. 

Pines dijo además que con las restantes “había 5 que estaban con la obra avanzada pero con plazos incumplidos. Y el resto decía ‘Proyecto’ y había terrenos baldíos, pero no había ni un ladrillo, ni cartel de obra, ni gente trabajando”. En su discurso de apertura de sesiones ordinarias, el mandamás capitalino volvió a insistir con el número mágico y anunció que en el inicio del nuevo ciclo lectivo abrirán “sus puertas 30 de las 54 nuevas escuelas que estamos construyendo juntos en la Ciudad”.

De esos 54 establecimientos tan anunciados por la administración larretista, al ingresar en la web “BA OBRAS” se pudo constatar que hay sólo 26 nuevos en construcción, y en muchos casos, con los plazos de entrega de obra largamente vencidos. En tanto, en refacción o ampliación figuran 6 edificios.

Asimismo, según la página oficial, se están construyendo 13 edificios para relocalizar escuelas ya existentes. A las anteriores deben sumarse las 9 “escuelas fantasmas”, que al día de la fecha exhi-ben terrenos baldíos u obras que dan la impresión de estar detenidas hace rato.

En diálogo con Qué, Mariano Recalde sostuvo que “cuando la sociedad repudió su decisión de cerrar las escuelas nocturnas, Larreta empezó a hablar de sus 54 nuevas escuelas. Ya quedó demostrado que en -por lo menos- cuatro casos, la obra ni siquiera está empezada”.

En declaraciones radiales a fines de enero, Rodríguez Larreta anunció que, de las 54 escuelas que estaban construyendo, “30 tienen jardín, que es donde necesitamos aumentar las vacantes”.

Al respecto, desde Vacantes para Todxs calcularon que al inicio del ciclo lectivo 2019, en la Ciudad faltan cubrir unas 22.000 vacantes, de las cuales el 95%, aproximadamente, corresponden al nivel inicial. Desde Unidad Ciudadana estimaron que el faltante de cupos llegaría a las 23.000.

“Muchas de las escuelas que el Gobierno publicita como nuevas, son mudanzas. Y en esas mudanzas, como pasó con todas las escuelas infantiles de los hospitales, recortan horario y recortan matrícula”, aseguró Patricia Pines.Para finalizar, Recalde agregó que “estamos convencidos de que seguro hay mu-chas escuelas fantasmas más. Porque si algo caracteriza al macrismo es el incumplimiento de sus pro-mesas, la mentira constante y, sobre todo, el total desprecio por la educación pública”.

La escuela que sigue sin gas ni ascensor

Desde “Vacantes para Todxs” denunciaron que el Gobierno les mintió, porque en Venezuela 3269 no se cumplió la promesa de abrir una escuela infantil de 45 días a 5 años. Cuando se inauguró el edificio, en mayo de 2018, sólo abrieron salas de 3 a 5. “Entregaron la escuela sin gas ni ascensor. Al día de hoy siguen igual”, dijeron los padres. 

“El Gobierno miente descaradamente”

El secretario general de Ademys, Jorge Adaro, opinó que “lo de los terrenos baldíos es una muestra más de lo que es un gobierno que miente descaradamente. No es una suposición. Vayan y vean: donde debería haber una escuela hay un patio cervecero”. En diálogo con Qué, Adaro sostuvo que el de Larreta “es un gobierno que se maneja con absoluta impunidad. Que cuenta con una inestimable ayuda de muchos medios de prensa que, no sólo no toman las denuncias, sino que hacen un manto de silencio sobre todas es-tas políticas de corrupción del macrismo”.El gremialista agregó que quieren sacar la sede del Instituto Romero Brest para negocios inmobiliarios.  

El Polo Educativo de Soldati está parado

Diputados de Unidad Ciudadana revelaron que a siete años del anuncio del Polo Educativo Piedrabuena, “la obra no sólo no está finalizada, sino que está prácticamente parada. El polideportivo no está terminado y la escuela para estudiantes con discapacidades no está empezada; ni siquiera tiene un espacio asignado”. 

Más privados que públicos en nivel inicial

Según datos oficiales de 2017, la falta de vacantes en el nivel inicial tiene su correlato en 

la gran oferta privada. Las unidades educativas en la Ciudad de nivel inicial son 35,5% de gestión estatal y 64,5% de gestión privada.

Coment� la nota