Dura derrota del "Colorado" De Narváez

Dura derrota del "Colorado" De Narváez
"Me cabe a mí toda la responsabilidad", admitió el empresario. Hugo Moyano fue el gran ausente en el búnker.
Con un lejano cuarto puesto en la carrera a diputados nacionales de la provincia de Buenos Aires, Francisco De Narváez apenas consiguió –al cierre de esta edición– dos bancas en la Cámara Baja y se transformó en uno de los principales derrotados de las elecciones legislativas. El candidato de Unidos por la Libertad y el Trabajo obtuvo el 5,57% y perdió casi la mitad de los votos que había obtenido en las primarias, en las que supo cosechar el 10,51% de los sufragios.

El empresario fue el primer candidato en reconocer la derrota, incluso antes de que se conocieran los resultados oficiales de los escrutinios. Desde el búnker en el barrio porteño de Palermo, el Colorado manifestó, cabizbajo, que fue una "elección muy adversa" y asumió "toda la responsabilidad de este resultado".

Estos comicios mostraron una marcada pérdida de votos para De Narváez y lo dejaron muy mal parado para competir por la gobernación de la provincia de cara al 2015.

En 2009, cuando obtuvo su banca en diputados y venció al ex presidente Néstor Kirchner, el empresario sacó cerca del 34,5%, con alrededor de 2,6 millones de sufragios. Para 2011, en las elecciones a gobernador bonaerense, ese caudal ya se había reducido a la mitad, con 1,2 millones de votos (16% del total, casi 40 puntos por debajo de Daniel Scioli). Cuando llegaron las PASO, el Colorado volvió a perder, esta vez con 943.800 votos (10,51 por ciento).

Ayer, De Narváez subió al escenario a las 20:30 hs, en soledad, con escasa presencia de militantes y la ausencia total de sus aliados, incluido el cegetista Hugo Moyano. Frente a los medios, anunció que ya se había comunicado con sus "circunstanciales adversarios" y que había felicitado al intendente de Tigre, Sergio Massa.

"Me cabe a mí toda la responsabilidad de este resultado, que no fue el esperado. Ha llegado el momento de serenar el espíritu, de llamarnos al diálogo", dijo De Narváez durante la conferencia de prensa.

El candidato de Unidos por la Libertad y el Trabajo se refirió también a la presidenta Cristina Fernández, a quien le deseó una “pronta mejoría” y le pidió que "convoque a todos aquellos que queremos aportar soluciones a los problemas que tenemos en la provincia y en la Argentina, unidos y en paz".

En el mismo sentido, señaló que llamará al diálogo entre todos los candidatos que participaron de esta elección."Hablé son Sergio (Massa) muy amigablemente, lo felicité, y en la semana tomaré un café con él. Pretendo hacer lo mismo con los demás candidatos, porque este es el camino, el del diálogo", sostuvo. También agregó que "llegó el momento de serenar el espíritu, de llamarnos al diálogo, a la búsqueda de la concordia".

Al ser consultado sobre su alianza con Moyano, secretario general de la CGT Azopardo, el diputado aseguró que "está intacta". Sin embargo, el camionero no estuvo presente en el acto, ya que viajó a Neuquén a celebrar el triunfo electoral del gremialista Guillermo Pereyra como senador nacional.

Por último, De Narváez aseguró que, pese al duro mensaje de las urnas, saldrá fortalecido de esta derrota y que va a trabajar para recuperar la "confianza" del electorado bonaerense. "De esto vamos a aprender y nos vamos a fortalecer. Mi autocrítica es llamarnos a la reflexión y comenzar un período de diálogo sin agresiones. Mañana (por hoy) va a amanecer y será lunes, y la inseguridad va a estar presente, la inflación también, y queremos trabajar para solucionar todos esos problemas", concluyó. «

Coment� la nota