En doce meses, la nafta acumula un aumento de 50%

En doce meses, la nafta acumula un aumento de 50%

La petrolera estatal YPF incrementó por segunda vez en quince días los precios de naftas y gasoil, ahora menos de 1%, por la decisión del Ministerio de Energía de subir sobre el final de la semana pasada los valores del biodiésel y el bioetanol para su mezcla obligatoria con combustibles en las plantas refinadoras.

En las primeras horas de ayer, las estaciones de YPF, que venden al segmento minorista el 55% de los combustibles líquidos a nivel nacional, cambiaron en la Ciudad Buenos Aires los precios de la nafta súper de $ 29,37 a $ 29,60 por litro (0,8% de suba); la Infinia -premium- de $ 35,37 a $ 35,65 (0,8%); el Diesel 500 -gasoil grado 2- de $ 25,71 a $ 25,94 (0,9%); y la Infinia Diesel -gasoil premium- de $ 30,91 a $ 31,19 (0,9%).

Con este acumulado, los aumentos acumulados en los primeros ocho meses de 2018 ya llegaron al 30,6% en la nafta súper; 36,3% en la nafta premium; 29,8% en el gasoil; y 34,6% en el gasoil premium. En referencia al mismo momento del año pasado, el ajuste alcanza el 50% en la nafta súper, ya que en agosto de 2017 se encontraba a $ 19,72 por litro.

Los ajustes mensuales en los precios de los biocombustibles son un motivo de disputa en el sector. Como es un valor regulado, el Ministerio de Energía decide en base a una fórmula criticada por los productores de "arbitraria" y publica en el Boletín Oficial los precios en los primeros días de cada mes. En el corriente, congelaron hasta la semana pasada los precios, pero la presión de la industria y de los productores hizo efecto, y logró que se incrementara un 5,5% el biodiésel (con un 10% de corte en el gasoil), un 5,8% el bioetanol de caña de azúcar y un 2% el de maíz (con 12% de corte en las naftas). Las empresas refinadoras, con YPF a la cabeza y Shell y Axion atrás, cuestionan la obligatoriedad de tener que comprar biocombustibles que, según su visión, encarecen el producto final. En ese sentido, la última queja que dejaron correr fue que el precio del biodiésel subió más en el año que el gasoil: trepó más de 65% desde que empezó 2018.

Mirá tambiénEmpresarios aseguran que la nafta volvería a aumentar en septiembreAsí lo señaló el secretario de la Cámara de Empresarios de Combustible, Raúl Castellanos. Precisó que la de ayer fue la novena suba del año y eso "marca un récord".

El nudo es que formalmente los precios de naftas y gasoil están desregulados, pero el Gobierno interviene en las sombras para contener los aumentos y moderar el inevitable impacto en la inflación. Así, frente a un costo regulado que se incrementa más que el producto final, las petroleras tienen que absorber más costos. El ministro de Energía, Javier Iguacel, responde que las refinadoras no están acostumbradas a competir y que prefieren "negociar con Iguacel antes que con 40 millones de argentinos, porque es más fácil".

Para colmo, el Régimen de Regulación y Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustibles vence en 2021 y los productores piden a Energía una rápida definición sobre el destino de ese fomento, lo que podría derivar en un aumento del corte de 12% a 15% o hasta 18% en las naftas en el caso del bioetanol.

Aunque no comunicaron nada oficialmente, se espera que en estos días Shell y Axion repitan el movimiento de YPF.

Coment� la nota