“Es difícil que salga la reforma, habíamos acordado con Ríos que iba a acompañar”

“Es difícil que salga la reforma, habíamos acordado con Ríos que iba a acompañar”

El Gobernador fue pesismista al ser consultado sobre la posibilidad de que la iniciativa reformista sea aprobada. “No hay números para aprobarla”, dijo. Aseguró que  el intendente se había comprometido a acompañar el proyecto. “Pero después lamentablemente cambió el caballo a mitad del río”, explicó.

En una entrevista concedida a un medio radial de Esquina, el gobernador Ricardo Colombi aseguró: “Es difícil que salga la reforma porque no hay números para aprobarla. Nosotros habíamos acordado con el Intendente de la Ciudad (Fabián Ríos) que iba a acompañar el proyecto general y lamentablemente cambió el caballo a mitad del río”, lanzó haciendo referencia al acompañamiento que había brindado Ríos en un primer momento. El jefe comunal recogió el guante y le respondió a través de su cuenta de Twitter: “Puedo comentarle de nuevo los puntos que creo hay que reformar. Con equilibrio y sin soberbia todo sería mucho más fácil”. 

En tanto, el primer mandatario adelantó que parte del justicialismo formará parte de Encuentro por Corrientes (ECO) en las próximas elecciones.

“Cuando no se cumplen los acuerdos, se da vueltas y se privilegian cuestiones e intereses personales es muy difícil pensar en positivo”, afirmó Colombi.

“Nosotros habíamos acordado con el Intendente de la Ciudad (Fabián Ríos) que iba a acompañar la reforma en general, remitimos el proyecto; pero después lamentablemente cambió el caballo a mitad del río, y sin el acompañamiento del justicialismo -de los legisladores que responden al Intendente- no va a ser factible. Esto es así, hay que ser muy claros”, afirmó.

“El Justicialismo, no el kirchnerismo, será nuestro socio en Encuentro por Corrientes en las próximas elecciones”, aseguró.

Necesidad

“La reforma es necesaria, pero lamentablemente ciertos sectores no la entienden, se van arrepentir porque más tarde o más temprano se tiene que dar”, dijo el Gobernador.

“En las encuestas estamos primeros y vamos a seguir estando primeros, pero no tiene nada que ver con la reelección. El proyecto de reforma no contempla la reelección”, afirmó Colombi.

“No pueden supeditar la reforma que beneficia al millón de correntinos por la candidatura de una persona. Es lamentable. Bueno, si así van a tratar de ser gobierno, están totalmente equivocados”, consideró. 

Rios responde

Mediante su cuenta de Twitter, el intendente de Capital, Fabián Ríos, se refirió a los dichos del gobernador Ricardo Colombi y aseguró que “puedo comentarle de nuevo los puntos que creo hay que reformar”. “El caballo no se cambia porque es bien de todos”, agregó. 

“Puedo comentarle de nuevo los puntos que creo hay que reformar. Con equilibrio y sin soberbia todo sería mucho más fácil”. De esta manera, el intendente Fabián Ríos le respondió al gobernador Ricardo Colombi, quien había asegurado que el Jefe Comunal “iba a acompañar el proyecto de reforma y lamentablemente cambió el caballo a mitad del río”.

Además insistió en “comentarle de nuevo los puntos que creo hay que reformar, pero eso no implica una reforma a la medida de alguien” y agregó que “el caballo no se cambia porque es bien de todos. El error puede ser creer que el caballo tiene dueño y dentro de un corral”.

Final en puerta

El proyecto de reforma se debate en la Cámara de Diputados. La iniciativa se giró a una sola comisión: Asuntos Constitucionales.

Se espera que la próxima semana los legisladores emitan un despacho aconsejando la aprobación de la necesidad de la reforma.

El propio Colombi anunció días atrás que octubre era el mes clave para la reforma.

El mandatario hasta estipuló que para el 12 o 19 de este mes, la iniciativa debía ser aprobada o rechazada por Diputados.

El peronismo, en tanto, se mantiene firme en la postura de no tratar el proyecto hasta que el Congreso partidario se expida. El justicialismo tiene previsto reunirse recién en noviembre.

En la Cámara baja, el oficialismo necesita 20 votos. Tiene 16 legisladores propios.  Lo que lo obliga a buscar consenso. 

En la Cámara de Senadores la cuestión no es muy distinta. La alianza gobernante tiene 7 senadores y necesita de 10 votos para que la reforma sea sancionada, ya que debe aprobarse con el voto de los dos tercios de ambas cámaras.

Todo parece indicar que la iniciativa no prosperaría, pero en el oficialismo se mantienen expectantes.

Coment� la nota