El desempleo podría llegar hasta el 15% este año

El desempleo podría llegar hasta el 15% este año

Para los especialistas, los datos del segundo trimestre superarán el 10,4% que marcó el Indec esta semana. Pese al escenario negativo, hay un “nicho” de crecimiento.

Esta semana se conoció una nueva suba del desempleo, que llega al 10,4% para el primer trimestre de 2020. Pese a que después entró en vigencia el decreto que prohíbe despidos, los especialistas advierten que “lo peor está por venir” en cuanto a los indicadores laborales.

“Parece inevitable que el desempleo vuelva a crecer este año. El mercado de trabajo seguirá moviéndose en la dirección menos deseada: alta participación en paralelo con escasa demanda laboral en los sectores todavía activos y destrucción de empleo en los sectores que sufrieron el prolongado parate económico”, indicó un informe de la consultora LCG, que estimó   que el desempleo treparía por encima del 14% en el segundo trimestre.

“El impacto en la destrucción de empleo recién impactará en la medición del segundo y tercer trimestre. Argentina terminará este año con una desocupación real formal sustancialmente superior a la de 2019”, indicó Matías Ghidini, director general de GhidiniRodil, para quien la prohibición de despidos permite desconocer “el desempleo real”.

Según el Indec, la reducción en la tasa de empleo impactó más en mujeres jóvenes (14 a 29 años) y en varones de entre 30 y 64 años. El dato del próximo trimestre será decisivo para ver la cantidad de empleo que se destruye debido al confinamiento. “Esperamos una desocupación en torno 15% en lo que resta del año, asumiendo que el confinamiento obligatorio en la zona núcleo del país se extenderá hasta bien entrado el invierno”, remarcó LCG, que remarca que “la destrucción de las relaciones laborales por la extensión de la cuarentena es una preocupación latente.

Para Ghidini, “lo peor está por venir”. Pero “pese al escenario sombrío, hoy existen un puñado de sectores con buenas perspectivas de negocios”. Eso incluye comercio electrónico, tecnología, salud, agro-industria, logística liviana, consumo masivo (sólo bienes esenciales o de higiene) y farmacéutica. “Esto define un mercado laboral futuro de hiper-nicho, para solo algunos, con ofertas laborales muy específicas”.

Perspectivas. En el sector privado “se percibe una tasa creciente de desempleo para lo que resta del año, pero la mayoría de los empresarios estiman que mantendrán la plantilla de empleados en el segundo semestre”, sostiene un sondeo de IAE Business School -Escuela de Negocios de la Universidad Austral- entre más de 900 alumni (comunidad de empresarios y ejecutivos de diversas empresas, pymes y grandes, nacionales y multinacionales, y de todos los sectores de la economía).

Hay empresarios muy enojados con la gestión económica de la pandemia, según la encuesta del IAE, donde el 84% de los encuestados sugiere que es entre “mala y muy mala”. Detallan  apoyo insuficiente a la actividad económica, junto a la falta de un plan integral y la lentitud para plantear una resolución en la reestructuración de la deuda.  “Estamos ante una fase de expectativas empresariales esencialmente negativas derivadas de una pandemia y cuarentena no esperadas. Desde esa perspectiva, el Poder Ejecutivo seguramente se traslade hacia un espacio de mayor certidumbre y atención sobre la economía”, señaló Eduardo Fracchia, coordinador de la encuesta de IAE.

Teletrabajo. Para Ghidini, se necesita una reforma laboral. La ley de teletrabajo, “debatida” y propuesta a las apuradas, es otra prueba de nuestra característica cortoplacista e incapacidad de planifica políticas de largo plazo. La urgencia es saber quién pagará internet, proveerá la silla de trabajo y resguardar los derechos de los trabajadores”, indicó. Pero consideró que “los legisladores olvidan pensar en un marco legal para trabajadores freelance o por proyectos, políticas e incentivos fiscales que incentivan o promuevan la inclusión de sectores postergados dentro del empleo formal”, remarcó el asesor de empresas.

Comentá la nota