Por la cuarentena, las ventas de naftas se derrumbaron 67,5% en abril

Por la cuarentena, las ventas de naftas se derrumbaron 67,5% en abril

En las naftas premium el desplome llegó al 73,6% en el segmento con respecto a febrero. Pese al fuerte impacto en naftas, la caída promedio en combustibles fue del 47,4% porque el gasoil retrocedió "solo" 28%.

Las ventas de combustibles líquidos realizadas por las estaciones de servicio de todo el país en el canal minorista se desplomaron en abril, primer mes completo de cuarentena, un 47.4 por ciento en comparación con febrero de este mismo, según detalló este viernes la Confederación de Entidades de Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha). La entidad remarcó que no se registra un retroceso similar en toda la historia argentina. En el caso de las naftas el derrumbe fue del 67,5%, llegando a un 73,6% en el segmento Premium, mientras que en gasoil fue “solo” de 28% porque la actividad agropecuaria y la industria alimenticia siguieron en funcionamiento.  

Las caídas en los volúmenes vendidos fueron mayores en los grandes centros urbanos que en el resto del país. En Ciudad de Buenos Aires el retroceso fue de 61,2%, llegando a 71,8% en naftas y 46,1% en gasoil. En Córdoba las ventas, siempre en volúmenes, bajaron 54,6%, debido a un retroceso de 72,3% en naftas y 27,7% en gasoil, mientras que en Rosario se registró una baja de 54,6%, que impactó tanto en naftas (-72,3%) como en gasoil (27,7%).

Al ver la evolución por provincia, se observó que en Buenos Aires las ventas de combustibles cayeron 51,5% (-68,6% en naftas y -31,9% en gasoil). En Córdoba la baja fue de 29,1% (-63,5% en naftas y -2,5% en gasoil), en Santa Fe de 37,8 (-63,8% en naftas y 21,4% en gasoil) y en Mendoza de 42,4% (-68,1% en naftas y -40,2% en gasoil)

Tanto a nivel nacional, como de provincias y ciudades, cayó más la facturación que los volúmenes vendidos, ya que, junto con la caída en los volúmenes, se produjo un cambio de mix de combustibles, con caídas mayores en los volúmenes vendidos de combustibles de mayor precio en cada categoría (gasoil grado 3 y nafta premium). “Esto agrava el impacto sobre las estaciones de servicio que, en conjunto, sólo considerando canal minorista, perdieron durante abril 42,354.5 millones de pesos de facturación”, aseguró Cecha.

La entidad aseguró además que en abril de 2020, el 64.1% de las estaciones de servicio del país tuvo ventas por debajo del punto crítico (el volumen por debajo del cual se producen pérdidas) y un 86.3% estuvo por debajo de punto de equilibrio (el volumen por encima del cual se produce un resultado equivalente a más del 3% sobre ventas). Entre las estaciones por debajo del punto crítico, las pérdidas fueron, en promedio, de 304,636.70 pesos mensuales.

Comentá la nota