Capitanich no necesitaría ninguna sesión especial para retomar su función

Diputados de los diferentes espacios políticos señalaron que el primer mandatario sólo debe presentarse en Casa de Gobierno, ya que al renunciar al cargo por el cual se le concedió la licencia, esta queda sin efecto. Llega en día hábil, por lo que el gobernador a cargo sólo deberá cumplir un paso simple que es ordenar el papeleo.

Finalmente los rumores se concretaron y Jorge Capitanich volvió a la provincia a ocupar su cargo como gobernador. Al mismo tiempo que durante la mañana de ayer se confirmó su salida de la Jefatura de Gabinete, mediante el vocero presidencial, y se anunció a Aníbal Fernández como sucesor, diputados provinciales aseguraron a LA VOZ DEL CHACO que Coqui no necesita ningún permiso ni autorización especial de la Legislatura para retomar sus funciones, con lo cual al momento de llegar a la provincia y hacerse presente en Casa de Gobierno, retoma el cargo de hecho. Llega en un día hábil, por lo que ahora el vicegobernador deberá cumplimentar algunos trámites administrativos y hacer el traspaso sin mediar inconveniente. Distinto debía ser si llegaba el fin de semana, y sin ninguna comunicación oficial de la Presidencia sobre su alejamiento del gobierno nacional, razón que lo limitaba para dejar inaugurado el período de sesiones extraordinarias en Diputados.

Los legisladores explicaron que si bien debieron otorgarle el permiso para hacer uso de licencia mediante una sesión especial, ya que según establece la Constitución el gobernador no puede abandonar la provincia por más de quince días seguidos, sin solicitar autorización, al dejar el cargo que motivó su partida, su reintegro es automático.

Por lo tanto, Coqui llegó a la provincia para volver a tomar el timón de Casa de Gobierno.

El presidente del bloque del Partido Justicialista (PJ), Ricardo Sánchez, explicó a este medio que «la licencia del gobernador está otorgada sin tiempo y mientras dure su condición de funcionario como jefe de Gabinete de Ministros, o sea que al dejar de ser jefe de Gabinete él no necesita ninguna autorización legislativa porque automáticamente la licencia se le cortaría con la sola presencia de él en el Chaco reasumiendo como gobernador».

Asimismo, mientras que algunos diputados compartían esta aseveración, otros tantos debieron recurrir a los reglamentos y las normas para informarse sobre el procedimiento como fue el caso del legislador por la Alianza, Hugo Domínguez.

Por su parte el diputado por Libres del Sur Carlos Martínez explicó que «la vuelta es una media unilateral desde el punto de vista político y jurídico constitucional, el gobernador decide cuando retoma sus funciones».

Además explicó que es diferente al proceso que se dio para que pudiera ocupar el cargo de jefe de Gabinete. «Distinto es el caso cuando se tuvo que ir, la Constitución dice que el gobernador no se puede ausentar más de quince días y si lo hace tiene que solicitar autorización a la Legislatura, por eso es que en su momento él solicitó la licencia y le fue concedida por la mayoría de los diputados menos por mi porque no estaba de acuerdo con que se vaya de su cargo, y por supuesto que sin esa autorización de la Legislatura él no podía irse a ocupar el cargo de jefe de Gabinete», comentó.

«Ahora es distinto para dejar el cargo de jefe de Gabinete y reasumir sus funciones es un acto unilateral. El se presenta en Marcelo T. de Alvear, ante la Escribanía General de la Gobernación manifestando que interrumpe la licencia que fue concedida por resolución legislativa y ese es el procedimiento», describió Martínez.

A su turno el diputado del Frente Grande, Daniel Trabalón, también señaló que en principio «la licencia que se le otorgó al gobernador fue porque asumía un cargo nacional, al momento que esa función la deja de ejercer, por cualquier motivo, él vuelve inmediatamente a reasumir el cargo de gobernador de la provincia del cual hizo uso de licencia, por lo que nosotros entendemos que no hace falta ningún otro mecanismo», y agregó: «Deja de existir el motivo por el cual se le otorgó la licencia y él vuelve a ocupar su cargo natural de gobernador provincial».

En otro punto comparó este proceso cuando hace uso de licencia por vacaciones o se retira de la provincia por algún trámite en especial «cuando vuelve no necesita ninguna sesión especial de la Legislatura», comparó. «Es totalmente válido, no es necesario la convocatoria a sesión de ningún tipo, cuando se da la licencia no se estableció el tiempo, al mismo momento que deja de ocupar el cargo, vuelve a la provincia reasume y está en condiciones de ejercerlo», aseveró. Con respecto a su retorno, Trabalón recordó que «2015 es un año electoral se juegan muchas cosas y la presencia de Capitanich es fundamental a la hora del proceso electoral y la continuidad del proceso en la provincia».

Asimismo, consideró que «lo que corresponde políticamente es que la apertura de esta sesión legislativa, que además también es el cierre de un ciclo porque es la última apertura del mandato que inició Capitanich en 2008, valoraríamos mucho que esa apertura y cierre este domingo lo haga Capitanich que fue quien de alguna manera el hombre que llevó adelante el proyecto y el frente político que ganó las elecciones y que viene gestionando desde 2008 hasta acá».

Coment� la nota