La candidatura de Ritondo, clave del nuevo acuerdo entre Macri y Vidal

La candidatura de Ritondo, clave del nuevo acuerdo entre Macri y Vidal

El ministro de Seguridad bonaerense encabezará la lista de diputados nacionales de la provincia de Buenos Aires

En la primera decisión electoral relevante de Cambiemos, el gobierno de Mauricio Macri le ofreció este jueves al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo ocupar el primer lugar de la lista de candidatos a diputados nacionales de la provincia de Buenos Aires para reemplazar desde diciembre próximo al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó

Tal como anticipó LA NACION en su edición del 15 de febrero último, este es el primer gran entendimiento político entre Macri y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal , luego de que hace tres semanas acordaron entre ambos unificar las elecciones nacionales y las provinciales entre disputas internas.

ADEMÁSCórdoba: los sondeos muestran un escenario difícil para CambiemosReelección, Cristina Kirchner y el FMI: 10 frases de Macri tras la gira en Asia

Vidal había quedado muy ofuscada porque su gobierno quería desdoblar las elecciones y anticipar los comicios bonaerenses para asegurar un triunfo de Cambiemos en el mayor distrito del país. Sin embargo, el jefe del Gabinete, Marcos Peña, y el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba, se opusieron y la tensión entre ambos sectores escaló.

Sin embargo, luego de apaciguadas esas tensiones, comenzaron los diálogos. Macri conversó con Vidal y Marcos Peña mantuvo contactos con el jefe del Gabinete bonaerense, Federico Salvai, operador político y mano derecha de la gobernadora. La inclusión de Ritondo en el plan de la Casa Rosada buscó ser un gesto de acercamiento tras aquellas disputas.

La decisión se iba a madurar hasta junio próximo, según fuentes provinciales. Pero la irrupción del apuro de Monzó por dejar la Cámara de Diputados obligó a acelerar las definiciones.

Por ejemplo, el propio Monzó y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, promovieron al secretario de Interior, Sebastián García de Luca, como posible candidato a diputado para que luego fuera presidente de la Cámara de Diputados. Pero al parecer el jefe del Estado no le quiso dar el gusto al renunciante Monzó.

Mientras que Macri estaba de viaje en Vietnam, donde conversó con Monzó que estaba presente en la comitiva, el jefe del Gabinete, Marcos Peña, recibió ayer en su despacho del primer piso de la Casa Rosada a Ritondo. Participó también el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, mano derecha del Presidente.

Peña le transmitió allí a Ritondo el deseo del Presidente, que lo había llamado previamente, y le confirmó el acuerdo con la gobernadora bonarense: el ministro de Seguridad provincial reemplaría a Monzó. Ello le garantizaría al Gobierno, señalaron, capacidad de negociación para aprobar leyes clave en el próximo mandato presidencial si Macri obtiene la reelección.

La aceleración de la propuesta a Ritondo busca evitar un vacío prematuro de poder en la Cámara de Diputados y asegurarse una respuesta positiva del ministro de Seguridad. Monzó podría renunciar antes de diciembre próximo para ocupar la embajada argentina en Madrid, hoy a cargo del peronista Ramón Puerta, íntimo amigo de Macri.

Si Monzó renunciara antes de diciembre, el cuerpo debería elegir a otro presidente de Cambiemos porque el vicepresidente primero es el sanjuanino José Luis Gioja, peronista y kirchnerista.

Monzó le pidió a Macri apurar el traslado porque no quiere participar de la campaña electoral de Cambiemos, de la que fue excluido por Peña y por Jaime Duran Barba, el asesor ecuatoriano, con quienes tiene una mala relación.

El presidente de la Cámara baja, de origen peronista, es partidario de ampliar la base de sustentación política de Cambiemos. Para ello propone alianzas peronistas o con acuerdos de gobernabilidad permanentes, algo que Duran Barba y Peña rechazan.

El dato llamativo es que Macri llevó a Monzó dentro de la comitiva presidencial que cubrió la gira del Presidente por Asia. Vidal considera que el acuerdo con Macri significa un reconocimiento del Presidente y de Peña a la gestión provincial y especialmente en materia de seguridad.

De hecho, Peña y De Andreis pusieron de relieve ayer ante Ritondo que el ofrecimiento de la candidatura respondía a un reconocimiento a la gestión del ministro en materia de seguridad y lucha contra el narcotráfico y al fenómeno de que hoy tenga mejor imagen pública que cuando asumió, a la inversa de la gestión de Macri. Uno de los aspectos valorados por el jefe del Gabinete, dijo, fue la comunicación de la gestión de la seguridad en la Provincia.

Según confiaron a La Nacion fuentes de la Casa Rosada, Macri y Peña evaluaron la capacidad de Ritondo para negociar con la oposición la aprobación de leyes en el Congreso.

El ministro provincial tiene buenos antecedentes sobre este aspecto: fue diputado nacional entre 2003 y 2007, luego fue jefe del bloque de legisladores porteños entre 2007 y 2011. Por último, presidió la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires entre 2011 y 2015. En ese período tenía 26 legisladores del Pro entre 60 bancas totales.

Sin embargo, en su gestión al frente del cuerpo legislativo porteño, Ritondo logró sancionar la ley de creación de la Policía de la Ciudad, mientras que como diputado nacional logro la derogación de la Ley Cafiero que prohibía la conformación de esa policía.

También Ritondo cuenta entre sus logros las leyes de protección de medios, la creación del distrito de los Juegos Olímpicos de la Juventud y la recuperación de los barrios del sur.

Con su designación como primer candidato a diputado nacional, se descarta ahora la posibilidad de que pudiera acompañar a Vidal como candidato a vicegobernador, en reemplazo del radical Daniel Salvador. En Pro aseguran que el compañero de fórmula de Vidal debería ser un hombre de la UCR, para fortalecer la coalición Cambiemos.

Coment� la nota