Blumberg: Alak admitió que fue un error lo de Vatayón Militante

Blumberg: Alak admitió que fue un error lo de Vatayón Militante
Por Nicolás Pizzi.

Lo aseguró luego de reunirse con el ministro de Justicia. Ponen la carga en Hortel.

Luego de reunirse con el ministro de Justicia, Julio Alak, Juan Carlos Blumberg afirmó ayer que el funcionario reconoció que el jefe del Servicio Penitenciario Federal, Víctor Hortel, “se había equivocado” con el proyecto de Vatayón Militante , la organización que, con su apoyo, se encargó de sacar a los presos de las cárceles para participar de supuestos actos culturales que en realidad eran políticos. Según Blumberg, el funcionario reveló además que había frenado la actividad de esa organización en las cárceles , pero confirmó en su cargo a Hortel, que finalmente se sumó a la reunión ocurrida en el despacho del ministro.

“Fue muy positiva y productiva. El ministro se comprometió a investigar si (los hermanos Díaz, condenados por el crimen de Axel) salieron o no de Ezeiza como ya lo está haciendo la Justicia”, contó Blumberg a Clarín . El papá de Axel –el joven secuestrado y asesinado en 2004– fue acompañado de dos abogados de la Fundación que lleva el nombre de su hijo, Arturo Stanic y Raúl Abraham.

Primero hubo una reunión a solas con el ministro que duró 45 minutos. Allí, relató Blumberg a este diario, Alak admitió que tenía “una instrucción” de la Presidenta, Cristina Kirchner, de “revisar el tema”. Blumberg repitió lo que había dicho en los medios: “Me preocupa que tengamos un jefe del Servicio Penitenciario Federal vestido de Hombre Araña y bailando en una murga”.

El ministro defendió la figura de Hortel, pero –reseñó Blumberg– dijo que “se había equivocado” y admitió que había “frenado” el ingreso de los militantes a las cárceles federales .

La semana pasada, Blumberg le pidió una entrevista a la Presidenta tras enterarse por una nota de Clarín que los hermanos Díaz formaban parte de Vatayón Militante y que habían obtenido diversos beneficios en su lugar de detención.

Tras el encuentro en privado con Alak, se sumaron diversos funcionarios con competencia en el área de cárceles, entre ellos el propio Hortel, investigado por la Justicia federal a raíz de las salidas de los presos. Blumberg lo increpó y dijo que era una “vergüenza” que haya participado de una murga. El funcionario se mantuvo todo el tiempo en silencio.

La actividad de la organización Vatayón Militante salió a la luz cuando Clarín reveló que Eduardo Vásquez –ex baterista de la banda Callejeros y preso por haber quemado y asesinado a su esposa Wanda Taddei– salió de la cárcel organizada por esa agrupación política.

Vásquez no fue el único preso “famoso” que dejó la cárcel de Ezeiza de la mano de la agrupación kirchnerista Vatayón Militante. El 24 de junio pasado, en el patio del Museo Penitenciario, en San Telmo, también estuvo Rubén “Oveja” Pintos, condenado junto a otros cuatro barrabravas de River por el homicidio de Gonzalo Acro, cabecilla de una facción contraria del grupo conocido como Los Borrachos del Tablón.

Coment� la nota