Basterra califico de “falaz y sin asidero” dichos de Buryaile

Basterra califico de “falaz y sin asidero” dichos de Buryaile

Así expresó el reelecto diputado Luis Basterra, a quién Pomelo Ferreira quiere hacer renunciar para que asuma en un ministerio que apoyó a Jofré

El reelecto diputado nacional del FpV, Luis Basterra, apoyó incondicionalmente a Nando De Vido por orden de Antonio "Pomelo" Ferreira, y perdieron los dos en la capital formoseña donde se dirimió la sucesión gubernamental. Pero como el cítrico; eterno y poderoso funcionario de Gildo Insfrán, no se da por vencido ni vencido, ahora juega en la interna a desgastarlo a Jofré y debilitarlo sacándole un ministerio clave que jugo para Valores Ciudadanos y encima metió un concejal que superó a Blanca Denis.

Por ello la jugada interna de Ferreira, que maneja a su antojo al gobernador Gildo Insfrán, es ponerla en el IPV a la repudiada Blanca Denis, hacerlo renunciar a Basterra a su banca nacional para que asuma “Aquaman” Fernández Patri, y, hacerlo asumir a Basterra en el Ministerio de la Comunidad, y mandarlo a “Chiquito” Telésforo Villalba de castigo de vuelta al SITRAMF.

En ese marco y haciendo méritos para aceitar su ascenso al estratégico ministerio, Basterra salió a replicar a su par Ricardo Buryaile y califico de “falaz y sin asidero verificable” los dichos, quien aseverara que más de “70.000 productores dejaron la actividad agropecuaria en el país durante la última década”. Entiende que se trata de una apreciación “irresponsables producto de una campaña sustentada en mentiras y falacias que intentan confundir a la opinión pública”, dijo el legislador que aspira a reemplazar a Chiquito Villalba.

Aludió a que este tipo de “desatinos” no es algo nuevo, evocando justamente que tiempo atrás, la Mesa de Enlace daba las cifras del Censo Nacional Agropecuario de 2008 para reflejar la caída en el número de productores. Lo que omiten maliciosamente es decir que ese  censo, que se llevó a cabo en el año 2008 en pleno desarrollo del enfrentamiento de aquella mesa con el gobierno, fue explícitamente boicoteado por la Mesa de Enlace, de la que Buryaile era parte (antes de dedicarse a la política). Obviamente, con esta decisión, el número de productores censados fue menor (en un 17%), en alrededor de 50.000 establecimientos. No contento con ello, ahora Buryaile aumenta un 40% esa cifra, ya engañosa, y la lleva a 70.000, muy, pero muy poco serio”. Amplio señalando que “durante los años ´90, el pensamiento económico y las decisiones de gobierno que tomaron quienes aspiran hoy a conducir el país desde el espacio Cambiemos, esto es Melconián, Cavallo, Broda, Espert, con claridad decían que debían dejar la actividad aquellos productores “ineficiente”: el resultado fueron 120.000 productores expulsados. La política de retenciones cero que plantea Macri, y que tan fervientemente defiende Buryaile, tiene un solo resultado: la producción en gran escala derrotando a los pequeños y medianos productores, y en consecuencia, la profundización del modelo de concentración”. Marcó el contraste ante esto significando que “nuestro gobierno viene dando la batalla contra esta tendencia global. Nosotros creemos genuinamente en producción con productores. Y es por ello que en nuestra provincia el Gobernador Gildo Insfrán nos propuso el PAIPPA a contrapelo de lo que ocurría a nivel nacional en los ´90, jerarquizando a la familia agraria como sujeto principal de la política agropecuaria”. Desde el 2003 sobran ejemplos para demostrar la concordancia de esta convicción con el proyecto propuesto por Néstor Kirchner: “La producción en Argentina, aunque le pese a Buryaile, ha crecido de manera sostenida, superando holgadamente los 100 millones de toneladas en las últimas 3 campañas. El PBI Agropecuario en el período 2003-2014 (a precios constantes de 2004) mostró un crecimiento del 40%, teniendo en cuenta la producción primaria y la agroindustria". "El empleo agropecuario se incrementó entre 2004-2014 en un 19%, creando 50.564 nuevos puestos, mientras que el agroindustrial y de servicios, se incrementó un 30% creando 80.450 nuevos puestos de trabajo. El número de empresas agroindustriales paso de 64 mil en 2003 a 76 mil en 2014, un 17% más. Se alcanzó un record histórico de producción de 122,4 millones de toneladas en el año 2015 (campaña 2014/15), partiendo de 69 millones de toneladas en el 2003”. Sin embargo, admite Basterra que “este crecimiento no ha estado exento de dificultades, particularmente por las variaciones de los precios internacionales. Y es por ello que fue este proyecto el que propuso retenciones móviles, es decir, cuando el precio internacional aumenta, las retenciones suben, cuando las mismas bajas, las retenciones disminuyen. También propusimos retenciones diferenciales por tamaños de explotaciones agropecuarias, privilegiando a los pequeños y medianos productores, y fletes diferenciales para las regiones extrapampeanas”. Destaca incluso que “nuestro candidato a Presidente Daniel Scioli refuerza estos conceptos y propone la eliminación de las retenciones a las producciones de las regiones extrapampeanas, propone créditos accesibles y con tasas preferenciales para agregar valor en el lugar donde la materia prima se produce”. En la misma línea expuso propuestas concretas de Scioli en cuanto a mantener el precio del gasoil por un año, bajara un 10% retenciones soja (de 35 a 25%) y al mismo tiempo disponer aumentar del 30 al 50% el fondo sojero direccionado a los municipios. Ratifico Basterra que “nuestra prioridad es fortalecer a los pequeños y medianos productores agropecuarios de todo el país, así como la producción de alimentos, adoptando medidas responsables para garantizarles rentabilidad frente a un escenario internacional marcado por la baja de los precios de nuestros productos”, para clarificar que “la  eliminación de las retenciones a las economías regionales, al trigo, al maíz, al girasol y a la cebada se harán sin perjudicar el consumo popular, que es el motor del crecimiento con justicia social, pero también potenciando las exportaciones, incentivando con instrumentos fiscales a los tramos de las cadenas que agregan valor para seguir apoyando la producción nacional y el trabajo argentino”. “El impulso y la promoción de la producción de alimentos, financiando a tasa baja y amplio plazo a pequeños y medianos productores agroindustriales de las economías regionales que agreguen valor serán las claves del modelo de desarrollo argentino propuesto por Daniel Scioli”, pondero, para afirmar concluyente de que “esta transformación se alcanzará como lo hemos hecho en nuestra provincia, en el marco del diálogo agropecuario federal, con la fuerte participación de las provincias productivas, de los pequeños y medianos productores, así como de organizaciones técnicas y profesionales que trabajan por la innovación y la productividad”.

Coment� la nota