Aunque ART es un “retroceso”, Recalde se defiende de ataques

El diputado oficialista Héctor Recalde dijo que no hablaría de temas personales pero advirtió: “Ojo, no soy naif” al salir al cruce de la acusación de ser “servil al poder” que lanzó contra él el líder de la CGT, Hugo Moyano, el martes en la reunión de Comisión de Trabajo en Diputados.
Dijo en su defensa que presentó un proyecto alternativo –firmado en minoría– al del kirchnerismo para modificar la Ley de Accidentes de Trabajo y aunque señaló que “es un retroceso” para los trabajados negó cualquier posibilidad de renunciar al bloque del Frente para la Victoria.

Le respondieron en las redes sociales y en los medios muchos ex compañeros sindicalistas. El titular del gremio de empleados judiciales, Julio Piumato, sostuvo que Recalde “rifa” su “trayectoria” al apoyar el proyecto de ley oficial sobre Accidentes de Trabajo, al que consideró “el fin del rumbo del Gobierno”.

El ahora ex asesor legal de la CGT negó haber traicionado a esa central durante el debate donde se trató el proyecto. “Con Moyano tenemos diferencias políticas y partidarias, traté de que no se rompiera la alianza entre el Gobierno y la CGT pero fracasé”, remarcó Recalde.

mientras que Piumato criticó a quienes impulsan la ley al afirmar que “juegan con la sangre y la salud de los trabajadores” por lo que “no pueden decir que son peronistas”.

Piumato también acusó a Recalde de intentar “usar” a Moyano al invitarlo a la reunión cuando ya estaba firmado el dictamen pero el legislador retrucó: “Todos sabían que el dictamen fue firmado el martes pasado, Facundo Moyano discutió en la reunión” y destacó que esta participación “fue pedida por la CGT”.

Coment� la nota