Arden borradores para el gabinete de Garro: “indispensables”, “prescindibles” y presión peronista

Arden borradores para el gabinete de Garro: “indispensables”, “prescindibles” y presión peronista

El triunfo del Frente Cambiemos en La Plata y la llegada de Julio Garro al palacio municipal abrió todo tipo de especulaciones en torno a la conformación del futuro gabinete del ex diputado macrista: la danza de nombres ya comenzó y mientras proliferan los “autopostulados”, el flamante intendente puntea con sus más estrechos colaboradores los principales nombres, por ahora guardados “bajo siete llaves”.

Aunque todavía no se hizo oficial la formalización de ningún cargo, es de público conocimiento que el radicalismo -una de las columnas vertebrales de Cambiemos- tendrá lugares expectantes. En el organigrama que por estas horas “cranea” el dirigente que desplazó a Pablo Bruera de la conducción municipal, es fija la inclusión de quienes lo enfrentaron en primarias para luego aliarse en la general: el médico Claudio Pérez Irigoyen y el ex titular de la UCR local, Sergio Panella.

En la primera ronda de prensa brindada como alcalde electo -realizada en el local partidario de 7 y 59, festejos mediante-, Garro anunció que habría ofrecimientos para los “boina blancas” que lo ayudaron a fiscalizar en colegios y aportaron militancia a la causa antiperonista. Pero según supo REALPOLITIK, el profesional de la salud estaría más dispuesto a ocupar un cargo en provincia que en la estructura municipal –al igual que sucede con el massista José Arteaga, se menciona su posible desembarco en el IOMA-.

Con el bruerismo en pleno proceso de retirada, en los pasillos de la municipalidad ya retumban los cortocircuitos entre quienes quieren aferrarse a la nueva gestión y quienes reclaman gestos de militancia “hacia dentro”: un operativo repliegue que dejaría al bruerismo con designaciones clave en el plantel de planta permanente del ejecutivo -se habla de más de cien- y sobre todo en la bancada de siete ediles en el Concejo Deliberante, donde habrá equilibrio de fuerzas y una segura alianza entre Cambiemos y el Frente Renovador massista.

En paralelo, son muchos los dirigentes del peronismo histórico que “piden pista” para recalar en el municipio y adueñarse de espacios de poder; por aquí y por allá florecen los “autopostulados”. Casualmente en el búnker triunfante se pudo ver, eufórico y cerca del ganador, al ex intendente de Ensenada Adalberto “Beto” Del Negro.

En el “garrismo” se habla de tres listas integradas con nombres de diferentes colores partidarios en las que, “siempre a criterio de Julio”, habrá dirigentes y militantes “indispensables” y también “prescindibles”. “Todos se preguntan si su nombre figura o no en las listas de potenciales funcionarios, y lo más probablemente es que si alguien no sabe si su nombre está o no contemplado en estos borradores, es porque no lo tendrán en cuenta”, ilustró con singular ironía un observador de las tertulias políticas lugareñas.

Entre los extrapartidarios al macrismo, el ex senador y actual dirigente de Gimnasia Javier Mor Roig también sería una fija. El “lilito” fue una de las caras visibles en el búnker en el que el macrismo y el radicalismo festejaron la resonante victoria de Cambiemos. Allí, algo extraviado y con cara de “nuevos amigos” se lo vio al ex diputado Oscar Negrelli, quien a pesar de sus ácidas críticas al peronismo terminó trabajando en la Defensoría del Pueblo sciolista a cargo del ex alakista Carlos Bonicatto.

“Hay otros radicales, de paladar más negro, que estarían encantados con entrar al palacio pero como jugaron muy por abajo en la campaña para no quedar expuestos todavía no asomaron la cabeza”, completa un conocedor de las movidas subterráneas de la ciudad. Es el caso del concejal mandato cumplido Marcelo Viñes, aportante de fiscales en las primarias y las generales del 25 de octubre.

UN LLAMADO… (¿EN ESPERA?)

Al  dibujo del probable gabinete de Garro todavía le faltan trazos. Se supo que uno de los primeros contactos que realizó tras la lógica euforia posterior al domingo fue al dirigente massista -luego adherente tardío de la causa sciolista-, Marcelo “Chuby” Leguizamón, quien según trascendió no habría explicitado su confirmación para “colaborar” con la nueva gestión pero tampoco se habría negado de forma tajante.

EL CONCEJO, EN PILOTO AUTOMÁTICO

Sin demasiados temas importantes que tratar y tras la sorpresiva derrota del oficialismo el último domingo, el Concejo Deliberante volvió a sesionar y en un trámite parlamentario de 15 minutos sólo realizó un sentido homenaje al ex presidente Néstor Kirchner.

Por lo pronto y mientras Garro se reúne en estas horas con Bruera para encarar la “transición ordenada” que el segundo prometió en la sede del PJ tras la derrota, las especulaciones y conjeturas se dan en torno al tratamiento del presupuesto 2016, que ya ingresó al circuito parlamentario  para ser tratado en comisión.

“Lo lógico sería que lo apruebe el recinto con la nueva composición parlamentaria”, razonan en el segundo piso del palacio municipal quienes sostienen que de esa forma la próxima gestión no empezaría “condicionada”.

Coment� la nota