En veinte años, el 70% de la energía en América Latina será de fuente renovable

En veinte años, el 70% de la energía en América Latina será de fuente renovable

Según un informe especial elaborado por la agencia calificadora Moody´s sobre energías renovables y divulgado en los últimos días, “muchos países de América Latina serán cubiertos por ese tipo de energía”.

Según el estudio elaborado por la prestigiosa entidad internacional “los cambios en la matriz energética serán neutrales en términos crediticios para la mayoría de las empresas generadoras de energía, pero la transformación tendrá implicancias económicas y geopolíticas más amplias que van más allá del sector energético”.

Puntualmente, el informe precisó que “a medida que la demanda de electricidad se duplique en la región en las próximas décadas, los proyectos renovables representarán una proporción cada vez mayor del suministro de energía, mientras que la generación a base de carbón y petróleo dejará de ser utilizada”.

Para la agencia calificadora mencionada anteriormente, “esto tendrá un efecto crediticio neutro para la mayoría de las empresas generadoras de energía; sin embargo, las que tengan una mayor proporción de centrales eléctricas basadas en carbón podrían perder relevancia en algunos mercados, particularmente Chile, México y Argentina, donde existe una creciente presión para retirar centrales menos eficientes”.

Específicamente, América Latina doblará su consumo de energía eléctrica en los próximos veinte años pero gran parte de esa demanda será atendida por renovables, hasta el punto que un 70% de la generación en 2039 provendrá de las fuentes no contaminantes, según un estudio divulgado el jueves de la semana pasada por la calificadora Moody’s.

De acuerdo con el análisis de la agencia de calificación de riesgo divulgado en Brasil, la reducción de los costos de desarrollo de las fuentes renovables, principalmente eólica y solar, permitirá que gran parte de la demanda creciente por electricidad en América Latina en las próximas dos décadas sea atendida por estas fuentes.

“Mientras que las fuentes de energía solar y eólica responderán por una parte cada vez mayor del suministro de energía, las fuentes como carbón y petróleo perderán popularidad y demanda en la región”, indicó el estudio de Moody’s Investors Service.

Cierre de centrales a carbón en Chile

En este contexto, vale recordar que en las últimas jornadas el presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció este año el cierre de todas sus centrales a carbón en el país. Argentina, en tanto, cuenta con una sólo central a carbón, el cual no tiene fuerte representación en la matriz. El grueso de las centrales eléctricas del país se maneja a gas y en menor medida con energías renovables.

Al respecto, Bernardo Costa, vicepresidente de Moody’s, recordó que “19 de los 21 países de América Latina han establecido objetivos de energía renovable con diferentes alcances y plazos”. Y también precisaron que “los costos de desarrollo de energías renovables seguirán disminuyendo rápidamente a medida que se intensifican los avances tecnológicos en todo el mundo y la competencia entre los proveedores”. Según el estudio, “para muchos países de la región, los proyectos eólicos o solares son más baratos de desarrollar y operar que los proyectos tradicionales basados en carbón, incluso sin subsidios, y Chile y Brasil sobresalen con notables aumentos en energía eólica y solar”.

Al respecto, Moody’s explicó “que las generadoras de energía a base de carbón y petróleo necesitarán invertir más en energías renovables para permanecer activas. La energía basada en carbón perderá relevancia y se volverá poco rentable en algunos mercados, y las generadoras de este tipo de energía tendrán menos opciones de financiamiento que las de energía limpia, a medida que cambia la percepción del mercado hacia el cambio climático y se incrementa la demanda de inversiones sostenibles”.

Influencia en otras áreas

De acuerdo con Moody’s, la transformación del sector de energía en dirección a las fuentes renovables tendrá una implicación profunda en otras áreas, como en las balanzas comerciales, los costos de competitividad de los productos domésticos y el mapa del poder geopolítico.

Brasil, gracias a sus grandes hidroeléctricas, ya cuenta con una participación del 82% de las renovables en su matriz energética, porcentaje que es del 60 % para Perú, del 17% para México, del 15% para Chile y del 2% para Argentina.

Coment� la nota