La Ucip cruzó a Arroyo por su "falta de diálogo": "En 3 años, no nos reunimos nunca"

La Ucip cruzó a Arroyo por su

La entidad que nuclea al sector comercial marplatense renovó fuertes críticas contra el accionar del jefe comunal, ante el contexto de crisis.

La Unión del Comercio, la Industria y la Producción (Ucip) consideró que el Intendente Carlos Arroyo "no tiene diálogo" y lamentó que no haya promovido reuniones con el sector en los últimos años de su gestión.

"El Gobierno local es el que está en contacto directo con los problemas pero nuestro intendente no ha respondido a los sectores y no asistió a los problemas que existen en los sectores productivos de una manera adecuada y por eso no hay dialogo", sostuvo Raúl Lamacchia, el presidente de la entidad.

En diálogo con 0223 Radio, el máximo responsable de la Ucip insistió en que el titular del Estado municipal "no tiene diálogo con las entidades que pueden hacer un aporte en un trabajo conjunto" para revertir los índices de desocupación y otras problemáticas."Nosotros siempre estuvimos dispuestos a colaborar y discutir las cosas en espacios que sean positivos para eso", aclaró.

Lamacchia recordó que el jefe comunal promovió un encuentro "a 20 o 30 días de haber asumido" pero aseguró que después no hubo más cónclaves de diálogo. "En poco más de tres años, nunca más nos reunimos con él", afirmó, y apuntó: "Es muy difícil encerrarse en tomar las decisiones al margen de lo que piensa o necesita la gente".

Un presente "extremo" y "al límite"

El presidente de la entidad que reúne a los principales actores de la actividad comercial de Mar del Plata también mostró profunda preocupación por el estado en el que se encuentra el sector, después de la nueva devaluación que se produjo a partir del resultado de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso).

"Los comercios están mal y eso ya lo vemos recorriendo las principales arterias comerciales. Pero esto no es un problema de Mar del Plata, sino de la Provincia y el país; no es casualidad el resultado electoral sino que es fruto de que la gente está mal", analizó.

Lamacchia consideró que tanto el Gobierno nacional como provincial y municipal "han perdido la confianza de la gente y la esperanza que había de que algunas cosas cambiaran". "En este contexto, es muy difícil que el Gobierno pueda manejar esta situación", reconoció.

El empresario advirtió que la actividad comercial atraviesa una situación "límite y extrema" al tener en cuenta que el mercado interno está en una "recesión profunda" que deriva en una "tendencia a la baja permanente". "Esto es lo que crea un clima de incertidumbre, inseguridad y falta de confianza", remarcó.

"Acá lo más serio es el problema político que genera cuestiones económicas extremadamente difíciles de manejar en el ámbito electoral que estamos inmersos", concluyó.

Coment� la nota