Termina la campaña y el Gobierno se ilusiona con San Martín

Termina la campaña y el Gobierno se ilusiona con San Martín

Allí, Cornejo y Suárez han apostado todo para que el médico y concejal Raúl Rufeil desbanque al intendente Giménez. El gobernador y la fórmula radical estuvieron anoche apuntalando a Raúl Rufeil. 

Este domingo, la guerra política entre el gobernador Alfredo Cornejo y los intendentes peronistas tendrá su primera batalla electoral en los cuatro municipios que adelantaron sus comicios. Uno de ellos es San Martín, el único de estos departamentos donde el oficialismo provincial tiene reales esperanzas de arrebatarle el gobierno al PJ. Aunque no lo digan públicamente, los radicales admiten por lo bajo que en San Rafael, Lavalle y Tunuyán no tienen chances de ganar

En el caso de San Martín están habilitados a votar unos 93.840 ciudadanos y aunque oficialmente la elección del domingo servirá para resolver internas en los tres partidos más tradicionales, en el fondo revelará cómo miden hoy los dos principales precandidatos: el actual mandatario, el Jorge Giménez (PJ), y el concejal y médico radical Raúl Rufeil.

En San Martín, el PJ, la UCR y también el PD tendrán internas, mientras que el FIT, Protectora, el PI y el PF llegan a esta instancia con candidato único y con el objetivo de superar el 3% mínimo de votos que se exige para participar de las elecciones generales del 1 de setiembre. 

Qué dicen las encuestas

Lo primero a tener en cuenta a la hora de evaluar el escenario que plantea San Martín es que el intendente Giménez, que busca su quinto mandato consecutivo, lejos de mostrar una figura desgastada tras casi 16 años de gobierno mantiene una imagen positiva en torno a los 50 puntos, según diversos sondeos.  

Si bien ese porcentaje no necesariamente se traslada a la intención de voto, el dato lleva cierta tranquilidad al búnker peronista, que arrancó la campaña hace apenas 15 días, apoyada exclusivamente en la figura del intendente, cuyos afiches minimalistas lo muestran solo, con alguna breve leyenda de su gestión y su nombre de pila: ‘Jorge intendente’.  

También sus actos de campaña han sido pocos: hubo uno de lanzamiento y otro donde juntó a 3.000 mujeres peronistas; el resto han sido reuniones esporádicas en distritos y barrios, como la que tuvo el miércoles con vecinos del Ramonot, una de las barriadas humildes de Palmira o ayer con estudiantes de escuelas secundarias.  

En la vereda de enfrente, Rufeil se lanzó al ruedo hace más de dos meses, y aunque el domingo tendrá internas con el enólogo Lorenzo Arnal, su objetivo final es vencer al intendente; el concejal ha hecho su campaña sabiendo que corre detrás de Giménez, un dato que el radicalismo admite pero que espera haber ido recortando. “Es probable que Giménez gane el domingo, pero lo importante no será tanto eso como la diferencia de votos con Rufeil”, dicen en su entorno: “Si esa diferencia es poca (hasta 7 puntos), remontar y ganar la general del 1 de setiembre es un objetivo alcanzable”.

Para sostener esa idea, los partidarios de Rufeil se entusiasman con sumar en la general la mayor parte de los votos independientes que el domingo no acompañen a Giménez: “La del 1 setiembre será una elección polarizada”, adelantan y por eso esperan del domingo y con especial atención, la performance de Cristian Etem, el profesor de gimnasia que le hace internas a Giménez, que tiene muy buena imagen y que casi sin recursos, basó su campaña en caminatas, pequeñas reuniones y presencia en las redes.

Pero así como Giménez ha centrado la campaña exclusivamente en su figura, de gran peso dentro y fuera del departamento, Rufeil se apoyó en Cornejo y Rodolfo Suárez, que visitaron el departamento en distintas oportunidades, y especialmente en la figura de Mario Abed, intendente de Junín y precandidato a vicegobernador, que tiene una imagen positiva en el este que ronda el 70% y con quien ha recorrido los distritos.

Anoche y con la presencia de ellos tres, Rufeil cerró su campaña con una caravana que arrancó en la ciudad de San Martín y terminó en Palmira.

En estas semanas hubo encuestas con números cambiantes según el momento y quien la encargara; en general ubican a Giménez con más de 30 puntos, a Rufeil cercano a los 30 y a Etem por arriba de los 10 puntos y creciendo. Pero habrá que ver si esos valores se confirman el domingo, ya que hay variables que pueden jugar en uno u otro sentido, como son los indecisos, que algunas encuestas ubican por arriba del 20%, la mayoría enojada o desencantada con la gestión nacional pero sin decidir el camino a tomar con la comuna.

Un cierre  con Cornejo, Suárez y Abed  

Para ratificar que la apuesta mayor es a San Martín, anoche el cierre de campaña del radicalismo no fue uno más: contó con la presencia del gobernador Alfredo Cornejo y de la fórmula provincial para las PASO, Rodolfo Suárez-Mario Abed. Los tres le levantaron las manos al precandidato a intendente Raúl Rufeil.

“Queremos que nos den una oportunidad. Rufeil se ha jugado por San Martín y por ustedes. Necesitamos que evalúen exclusivamente cómo se administró este departamento en los últimos años, por eso las elecciones son desdobladas”, dijo Cornejo. “Esto se tiene que ver reflejado el domingo para que se dé el cambio que necesitamos”, agregó Suarez.

Coment� la nota