Un tarifazo extra por "fallas de facturación"

Un tarifazo extra por

Cientos de clientes denuncian que reciben facturas con precios desmesurados e "incomprensibles". Otros miles serían perjudicados pero no lo detectaron. 

"Es un verdadero caos, muchas facturas son incomprensibles para el consumidor, las distribuidoras no te reciben los reclamos y el Ente regulador, a su vez, demora infinitamente la resolución del problema". Es apenas el encuadre que hace el dirigente de una de las asociaciones defensoras de usuarios que recibe, como tantas otras, 15 a 20 casos al mes de familias o comercios que recibieron una factura de luz con cifras que van de excesivas (5 a 7 veces el valor que pagaban pocos bimestres atrás con similar nivel de consumo) a directamente insólitas (factura por 267.000 pesos por un consumo imposible de alcanzar en el hogar del que se trata). "No es que hayamos convocado a los que tienen ese problema: se presentan los afectados por propia voluntad, porque reciben la factura y no saben qué hacer", se explaya Claudio Boada, titular de la Unión de Usuarios y Consumidores. La entidad ya detectó diversas maniobras e irregularidades en la facturación, que para un cliente común serían imposibles de detectar. Las organizaciones concentran los reclamos del área metropolitana, es decir de clientes de Edenor y Edesur, pero demandas similares se han planteados en varias provincias y también en el interior bonaerense. No hay respuestas claras, pero en los hechos está ocurriendo que muchos usuarios están recibiendo facturas con incrementos del 100 al 900 por ciento (entre el doble y diez veces) con respecto a lo que pagaban el año pasado, cuando ya habían recibido el impacto del tarifazo previo. 

LEER MÁSUn padrón que recibió correcciones | Desaparecidos no figuraban con la leyenda correspondienteLEER MÁSLos policías del arte robado | Cómo trabajan los carabinieri italianos dedicados al patrimonio cultural

"Hay que tener en cuenta que por cada reclamo que recibimos en las asociaciones, hay miles de personas que estan sufriendo por las mismas irregularidades y no reclaman; algunos pagarán y otros no. Lo que detectamos es que hay múltiples irregularidades en la facturación, no todos los casos son por lo mismo, y entonces el monto de facturación en exceso también varía. A muchos se les pasará desapercibido, otros que pueden pagar quizás ni reclamen, pero el sistema se convirtió en un verdadero caos y el ente regulador (ENRE) hace ya muchos meses que no resuelve ni un solo caso", describió el director de la Unión de Usuarios y Consumidores. Algunas de las irregularidades que la entidad ya denunció son las siguientes:

* Hubo clientes residenciales de las distribuidoras de CABA que recibieron facturas por 60 a 70 mil pesos, por supuesta deuda de bimestres anteriores. Según explicó Edesur a la Unión de Usuarios, según cita esta última, se trata de "errores de medición" en el consumo que fue subsanado reemplazando el medidor que tenían instalado. Al verificar el actual consumo, se procedió a calcular la diferencia por "lo facturado de menos" en períodos anteriores y se incluyó en la nueva boleta. "Edesur no está cumpliendo el procedimiento que corresponde", advirtió Boada. Señala que el retiro del medidor y su reemplazo por otro debería ser constatado con acta y aviso al usuario, y si hubo problemas de medición anterior, la instalación debería ser verificada en el INTI (organismo oficial de investigaciones tecnológicas industriales). Si se comprueban, proceder a la refacturación de los períodos respectivos. "Pero Edesur no cumplió con nada de eso, no facturó los períodos que corrige y simplemente reclama una deuda estimada por ellos". Sin buscarlo ni promocionarlo, la Unión de Usuarios recibió y sigue recibiendo casi a diario diversos casos de "reclamos de deudas" que no aparecían en boletas anteriores.

* Recategorización tarifaria. Usualmente, los cambios de categoría se hacían por el consumo anual del cliente del año anterior, pero la Unión de Usuarios detectó varios casos en los que el ajuste de categoría se hace mensualmente. "Así, en invierno, cuando el consumo de electricidad en un hogar sube significativamente, la distribuidora consideró que ese aumento del consumo era válido para recategorizar al cliente; un hogar que pasar de categoría R1 a la R8, como tenemos algunos casos, implica un aumento de unos 1500 pesos solamente en el cargo fijo, por una recategorización que no corresponde". 

* Cambios en el período de facturación. También se verificó que, entre bimestres, se dio un cambio en el lapso de facturación, por ejemplo de 58 días el anterior a 66 días en el siguiente. "Cuando esta diferencia se da entre un bimestre de otoño y el siguiente en invierno, el aumento de la demanda por tomar un período más prolongado en la medición amplía el salto de categoría, con el consecuente aumento del cargo fijo y el aumento en el precio de la energía consumida", apuntó Boada. 

Consumos imposibles de hacer en una vivienda familiar. Las empresas aducen "ajustes" sobre meses anteriores.

LEER MÁSCómo Macri copó la publicidad en You Tube, Google, Facebook y Twitter | La campaña en las redes está desregulada: solo pesa el dinero

Frente a este "complejo combo de posibilidades de cambio de facturación", la entidad hizo  varias presentaciones ante el ente regulador buscando un dictamen y resolución por lo que, interpreta, son serias irregularidades. Pero, paradójicamente, también es irregular el funcionamiento del regulador. "Hoy, a un usuario le es prácticamente imposible presentar un reclamo, porque le reclaman una serie de exigencias, comprobantes, documentación que difícilmente pueda reunir; si se presentan solos, no le reciben una denuncia por nota. Esto no tiene explicación", se quejó Boada. "El ENRE no está jugando un papel claro en su rol de control; por supuesto cuando nos presentamos como entidad de usuarios nos reciben todos los reclamos porque no les queda otra. De todos modos, toman nota del pedido y nada más, porque hace más de un año que el ENRE no toma una sola resolución", agregó. Boada citó el caso de una presentación ante el ENRE por el reclamo de una clienta de Edesur, con fecha 20 de diciembre de 2017, que frente a la consulta online del estado del trámite, se obtiene la respuesta "En análisis". Veinte meses después. 

"Lo único que se obtiene con el trámite ante el ENRE es la suspensión del derecho de corte del servicio mientras se haga periódicamente un pago a cuenta; pero esto es una complicación para el usuario, lo obliga a pagar cada bimestre en las oficinas de las distribuidoras, está pagando una cifra que no sabemos si es la correcta, si paga de más o está acumulando una deuda. Es una gran desprotección para el consumidor, por culpa de un sistema que es un caos, del cual ni quien presta el servicio ni el ente regulador se hacen cargo. Y lo estamos viendo todos los días", completó Boada.   

Coment� la nota