Revisarán la condena a Carrascosa, pero un fiscal se opone a que lo liberen

Revisarán la condena a Carrascosa, pero un fiscal se opone a que lo liberen

El crimen del country Carmel.La Corte Suprema ordenó que se analice la perpetua que le dictaron hace cinco años por el crimen de su mujer, María Marta García Belsunce. Su defensa pide que, entre tanto, salga de prisión.

Uno de los casos más resonantes de la historia criminal argentina dio ayer un nuevo giro. En una resolución de 16 páginas, la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó que se revise la condena a prisión perpetua contra Carlos Carrascosa como autor del crimen de su esposa, la socióloga María Marta García Belsunce. Esto podría implicar la liberación del viudo mientras se vuelve a analizar el expediente, aunque ayer un fiscal ya se opuso a que deje la cárcel.

El fallo, firmado el jueves y conocido ayer a primera hora, no hace ni más culpable ni más inocente al viudo a los ojos de la Justicia. Pero sí lo deja con más posibilidades de lograr la libertad mientras se resuelve su situación. También les da la razón a sus abogados, encabezados por Fernando Díaz Cantón, en un punto importante: la sentencia que en 2009 lo condenó por uno de los delitos más graves del Código Penal (homicidio agravado por el vinculo) no puede considerarse firme hasta tanto un segundo tribunal opine igual que el que firmó esa sentencia.

El proceso contra Carlos Carrascosa tuvo un devenir atípico dentro de los tribunales y por eso muchas veces las resoluciones requieren una explicación compleja. Por empezar, aunque en la etapa de juicio oral Carrascosa fue juzgado en 2007 tanto por el "encubrimiento" como por el "homicidio" de María Marta -ocurrido el 27 de octubre de 2002-, los jueces del Tribunal Oral N° 6 de San Isidro lo condenaron por el primer cargo a 5 años y medio de cárcel y lo absolvieron por el segundo.

Dos años más tarde se terminó de complicar el panorama, cuando la causa llegó apelada por todas las partes a la Cámara de Casación Bonaerense. Allí, los jueces de la Sala I -Benjamín Sal Llargues, Carlos Natiello y Horacio Piombo- consideraron que el viudo había sido coautor del crimen y por eso lo condenaron a prisión perpetua. De inmediato lo enviaron al penal de Campana, donde está ahora.Al firmar este fallo, la Sala I se convirtió en el tribunal de origen de la sentencia condenatoria. Con ese argumento, los defensores de Carrascosa apelaron a la siguiente instancia, la Suprema Corte Bonaerense, para que la revisara.

Pero en 2012 la Corte provincial rechazó la apelación por razones formales. Ante esto, los defensores fueron a la Corte nacional, con un argumento constitucional: en nuestro país todo acusado tiene derecho a una doble instancia para considerar que su condena está firme y a Carrascosa se la estaban negando. Ahora lograron que les dieran la razón.

La decisión de la Corte no afecta el fondo de la cuestión y por eso no tiene nada que ver con la culpabilidad o no de Carrascosa. Simplemente los ministros de la Corte que firmaron la resolución -Carlos Fayt, Juan Carlos Maqueda y Eugenio Zaffaroni- consideraron que el viudo tiene derecho, como cualquier ciudadano, a que se revise el fallo en su contra.

Los ministros fueron muy duros con la decisión que había tomado la Corte Bonaerense, sobre todo porque el motivo que tuvieron sus integrantes para rechazar el planteo de Carrascosa fue un error formal de su defensa, que planteo un recurso de "nulidad" cuando correspondía reclamar por "inaplicabilidad de ley".En su fallo, la Corte Suprema criticó el "rigor formal" que tuvo la Corte provincial al no revisar el fallo Carrascosa y dijo que su actitud "es incompatible con la necesidad de garantizar al condenado en autos el derecho a una revisión amplia de la sentencia que así lo declara".Los ministros se basaron en jurisprudencia propia y también hicieron referencia a un dictamen del procurador fiscal ante la Corte Suprema, Eduardo Casal, que en noviembre de 2013 había remarcado "la necesidad de que se le reconozca a la defensa ese derecho fundamental a la doble instancia".

Aunque la resolución de la Corte no cambió su situación de fondo, sí dejó a Carrascosa en una posición mucho más favorable para pedir su liberación. El viudo lleva 5 años detenido en el penal de Campana. A punto de cumplir 70 años -lo hará en diciembre- y con su condena no firme, Fernando Díaz Canton tiene ahora dos caminos para lograr que salga del penal.

"Tengo preparada toda una batería de planteos y recursos para lograr que el inocente quede en libertad y el verdadero culpable vaya preso", declaró ayer el abogado, que el lunes presentará un pedido de libertad (o en su defecto, de prisión domiciliaria) ante el Tribunal Oral N° 6 de San Isidro, el que llevó adelante el juicio por el homicidio. Ese mismo día espera obtener una respuesta favorable.En paralelo, por un planteo anterior de la defensa -pedía que le dieran la domiciliaria a Carrascosa por cuestiones de salud- el tema comenzó a ser tratado por la Sala IV de Casación.

Es en este expediente donde ayer a la tarde Jorge Roldán, fiscal adjunto de Casación, se opuso a la liberación por considerar que nada se ha modificado en la situación de Carrascosa como para cambiar su estatus de detenido. "Sigue siendo la de un condenado a prisión a prisión perpetua por homicidio calificado, con sentencia no firme, pendiente de revisión", sostuvo. Y agregó que se mantiene el "peligro de fuga" dados los medios económicos que tiene el viudo.

Lo que también resta definir ahora es quién revisará la condena, si la propia Corte provincial o si se designará una nueva Sala de Casación.

Coment� la nota