La recaudación tuvo su peor caída en la gestión Cuccioli y desarma la meta del plan déficit cero

La recaudación tuvo su peor caída en la gestión Cuccioli y desarma la meta del plan déficit cero

En marzo, la contracción de los ingresos fue de 10,7% interanual real

La recesión volvió a pegar con fuerza durante marzo y provocó la peor caída de la recaudación tributaria de toda la gestión del actual director ejecutivo de Afip, Leandro Cuccioli: marcó una contracción real de 10,7% en la comparación interanual, si se toma una inflación de 4% para marzo. Además, la expectativa que manifestaron desde Afip es que en abril vuelva a registrarse una caída real en el IVA, que es el principal de los tributos.

De hecho, para Cuccioli la recaudación del impuesto al cheque es un buen predictor de lo que sucederá durante el mes siguiente con el IVA. Si bien en marzo ese tributo creció apenas 35%, eso fue porque marzo del 2019 tuvo dos días hábiles menos que el del 2018. Sin esa diferencia habría logrado una mejora del 50%. Y en torno a ese número debería estar la recaudación del IVA durante abril, aseguró Cuccioli. Ahí el problema será que, otra vez con una inflación esperada de 4% para el cuarto mes del año, la interanual de los precios llegará al 55,7%. Es decir que la contracción del IVA totalizaría el 3,7% en términos reales.

Desde Afip esperan que en abril vuelva a haber caída pero que ya no sea tan abultada

Compartir

Cuccioli reconoció que la recaudación de abril seguramente dará caída y afirmó: "La de marzo fue la brecha más pronunciada que tuvimos entre inflación y recaudación. Nos encantaría decir que abril va a dar una mejora de 60% pero no es creíble. Algunos tributos reaccionan antes que otros. Si el IVA de este mes diera 50% ya estaría mucho más cerca de la inflación y ya lo veríamos con mejores ojos". Y efectivamente, si se concreta la predicción de Cuccioli, en abril la recaudación seguirá en caída pero esa contracción mostrará una importante desaceleración.

La gran incógnita es cuánto logrará afectar el mal desempeño de la recaudación tributaria, efecto esperable de la recesión económica, a la meta de déficit fiscal primario cero. Entre analistas ya dan por descontado que este año no habrá cumplimiento, no sólo por el efecto de la contracción de la producción y el consumo, sino también porque el Gobierno sobrestimó los ingresos por derechos de exportaciones.

En la Afip son optimistas y consideran que las metas no están en riesgo aun, principalmente porque, según afirmó Cuccioli, el pésimo desempeño registrado durante el primer trimestre estaba dentro de lo esperado. "Respecto a la meta del año, nosotros teníamos proyectado un primer trimestre tal como lo vemos y luego terminar el año con un crecimiento real de la recaudación", afirmó. Ahí la complicación aparecerá cuando arranque el segundo trimestre, con un abril para el que ya se espera una nueva caída.

En marzo el IVA registró una caída extraordinaria: tuvo una mejora nominal de 35,6%, lo que implicó una merma real de 11,8% y confirmó que el consumo sigue de capa caída. La seguridad social registró una suba de 27,3%, lo que significó una caída real de 17,2%. Ahí hubo un mínimo efecto de la moderación de la alícuota, por la reforma tributaria. Pero la principal explicación aparece por el deterioro del empleo.

Por su parte, los derechos de exportación totalizaron $18.166 millones. Es decir: alrededor de la mitad de la meta mensual que se propuso el Ministerio de Hacienda.

Coment� la nota