En la provincia hay más de 50 edificios públicos que usan energía solar

En la provincia hay más de 50 edificios públicos que usan energía solar

Desde 2014 empezaron a instalarse en diversos espacios, paneles y calefones. Son beneficiosos para el ambiente y permiten ahorrar costos.

Con sus tonos, entre azulados y negros, comenzaron a aparecer tímidamente en los techos de algunas construcciones de la provincia. Su objetivo siempre estuvo claro: absorber la luz del sol y transformarla en electricidad para cuidar el ambiente y además ahorrar dinero. Con el pasar de los años se fueron multiplicando hasta consolidar su presencia. Se trata de los paneles solares fotovoltaicos, que junto con calefones solares, permiten dotar de energía limpia a más de 50 edificios públicos y espacios verdes de la provincia.

La iniciativa para comenzar a utilizar este forma de energía renovable tuvo su puntapié inicial en 2014, cuando se inauguró la primera de las 18 bibliotecas populares que prometió el gobierno provincial -por entonces comandado por Francisco Paco Pérez- y que se terminaron de construir durante el actual mandato de Alfredo Cornejo.

Le siguieron la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y el Hospital Notti, con paneles de pequeñas proporciones que invitaban a la concientización, así como el Parque Menotti Pescarmona en Godoy Cruz. 

Desde entonces la cantidad se ha ido incrementando de forma exponencial, ya que la tecnología utilizada posibilita que los inmuebles utilicen durante el día la misma energía que producen y que además inyecten el sobrante a la red a través del sistema de generación distribuida. Esto permite ahorros de hasta 90%, dependiendo del equipo instalado, del espacio disponible y  del uso que se le dé, entre otros aspectos.

Con más de 26 espacios de uso público con energía solar, el departamento de Godoy Cruz es el más amigable con el medio ambiente en este sentido.Además del Menotti Pescarmona, desde la comuna avanzaron posteriormente con este tipo de energía en polideportivos y jardines maternales. También instalaron paneles solares en los jardines del Honorable Concejo Deliberante, así como en el edificio de Ambiente sobre calle Güemes y en la casa municipal. 

“Allí todas la dependencias cuentan con paneles, los que nos ha posibilitado un ahorro en el consumo de energía de los edificios municipales cercana al 35%”, detallaron desde la comuna. Más acá en el tiempo también avanzaron con la primera plaza solar, ubicada en el barrio Fusch y en el parque Margarita Malharro de Torres sumaron luminarias led con provisión de energía solar.

Desde el año pasado la municipalidad de Capital se sumó a esta “movida” de energía renovable y dotó de paneles solares al Gimnasio Municipal N°2 de la Sexta Sección. “Allí tenemos un medidor bidireccional que nos permite venderle energía al sistema, además de un contador del dióxido de carbono que se evita, árboles que no se cortan y ahorro en kilómetros de auto”, detalló Claudio Romano, secretario de Integración Institucional de la municipalidad de la Ciudad. 

El funcionario estima que esta instalación va a significar un ahorro del 30% y que se recuperará la inversión en tres años y medio o cuatro. “Es una tasa que siempre se tiene en cuenta, pero para colocarlos utilizamos un subsidio del gobierno nacional”, aclaró el funcionario, para quien no sólo se trata de un ahorro económico. “Vemos las ventajas asociadas que tienen en el gimnasio, ya que también generan conciencia en la gente”, manifestó.

Con el mismo subsidio próximamente instalarán paneles en la Nave Cultural. “En este caso los expertos del grupo Cliope (dedicado a la investigación en energía, ambiente y desarrollo sustentable de la UTN), desarrollaron un alternativa, que consiste en colocar los paneles a 30 grados sobre el vidrio para tomar el calor remanente de la parte posterior de los mismos y recircularlo mediante ventiladores, para que aporten a la calefacción en invierno”, precisó el funcionario.

Además de su biblioteca popular, el departamento de Lavalle cuenta con energía solar en la recientemente renovada terminal de ómnibus de Villa Tulumaya. “Se planteó un sistema de paneles solares que produce un ahorro del 75% de la energía y que está previsto para amortizarse en alrededor de cinco años”, comentó Rolando Romera, secretario de Ambiente y Obras Públicas de Lavalle. Para él, en la obra pública es muy bueno colocar este tipo de sistemas ya que en el valor global no representa un porcentaje alto y logra un importante ahorro. “En el corto plazo estaremos equipando la casa central municipal: ya tenemos los paneles y están por instalarlos con este mismo concepto. Allí prevemos un 60% de ahorro por la superficie disponible”, adelantó.

Recientemente en Junín también avanzaron en ese sentido, ya que desde la comuna pusieron en marcha la semana pasada el primer Parque Solar perteneciente a un municipio de Mendoza, con la intención de alimentar a todo el Centro Cívico, y en busca de un ahorro de hasta 90% de lo que hoy consume anualmente ese espacio. 

Además de los municipales hay otras instituciones públicas que han avanzado con la energía solar como la UTN, que fue una de las pioneras en instalar paneles solares y la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), que posee un calefón solar en el comedor universitario, que permite un ahorro energético del 40%.

También se suman a esta lista las otras 17 bibliotecas populares del resto de los departamentos, el edificio de Empresa Mendocina de Energía S.A. (Emesa) en Gutiérrez y España y el edificio de gobierno del Polo Tic de Godoy Cruz. 

En cuanto a inmuebles dedicados a la salud, figuran el hospital Notti con 8 paneles fotovoltaicos, el centro de salud de La Jaula en San Carlos, así como otro centro de salud en Alvear al que se le instaló un calefón solar. Además, claro está, de una gran cantidad de edificios privados.

Calefones: el costo puede recuperarse en cinco años

Desde la empresa local de energía solar Souk SRL, responsables de instalar calefones solares en siete de las bibliotecas populares de la provincia, dieron detalles de los precios y de los años de amortización.

En el caso de los calefones solares que ellos comercializan, el gerente de la empresa Guillermo Nadal detalló que arrancan desde $ 36.000 y hasta los $ 55.000, dependiendo de la cantidad de litros. A ello se suma la instalación, que no baja de los $9.000. “Teniendo en cuenta los valores actuales de gas, en el tercer año ya amortizaste el equipo y te dura 30 años”, apuntó.

En cuanto a los paneles solares el empresario recalcó que es un rubro bastante amplio, ya que el precio varía mucho. Por esa razón brindó el costo por vatio ya funcionando, e informó que en una instalación pequeño (hogareña) es de 1,60 dólares por vatio, y en el caso de una instalación industrial es de 0,90 dólares el vatio. “Cuanto más grande sea la instalación, los paneles son más baratos”, aseguró. A su vez informó que para dotar de energía una casa promedio alcanza con dos kilovatios, pero que las industriales, según el tamaño, pueden comenzar desde los 10 kilovatios. “Siempre desde el punto de vista económico, la inversión en fotovoltaico industrial puede recuperarse en entre cinco y seis años, mientras que en la hogareña se calcula entre 8 y 9”, estimó Nadal.

Según su opinión es muy buena idea colocar este tipo de artefactos en edificio públicos ya que tienen una actividad diurna, paralelo al momento en que se puede generar la energía.

Buen contexto

La influencia de Macri 

En su visita a Mendoza, el lunes, el presidente Mauricio Macri visitó las instalaciones de la empresa mendocina de energía solar Energe, sobre carril Rodríguez Peña. No es la primera vez que el mandatario brinda apoyo a los fabricantes de equipos de energía solar. De hecho en 2016 Macri colocó un calefón solar en la Quinta de Olivos, lo que popularizó a la empresa en todo el país.

Leyes para estimular el recurso 

La ley nacional 26.190 de 2015 “Régimen de Fomento Nacional para el uso de Fuentes Renovables de Energía destinada a la Producción de Energía Eléctrica” que modifica a la ley anterior 26.190, detalla: “Se establece como objetivo del presente régimen lograr una contribución de las fuentes de energía renovables hasta alcanzar el ocho por ciento (8 %) del consumo de energía eléctrica nacional, al 31 de diciembre de 2017”. 

En tanto la ley provincial 7.822 publicada en 2008 de “Declaración de interés provincial la generación de energía eléctrica de fuente al alternativa renovable “ adhiere a la ley 26.190, y en su artículo 2 sostiene: “Establézcase como objetivo del presente régimen, alcanzar una contribución de las fuentes de energías alternativas (renovables) del quince por ciento (15%), al consumo de energía eléctrica de la Provincia de Mendoza para los próximos quince (15) años a partir de la sanción de la presente ley”.

Coment� la nota